Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

¿lengua materna o paterna?

jueves, 15 de septiembre de 2011

He leído el artículo “Mother Tongue and Y Chromosomes” de Forster y Colin Renfrew en Sciencemagazine. En el mundo se hablan unas 6000 lenguas distintas y el estudio de la prehistoria del lenguaje y de sus cambios se lleva a cabo hoy en día en distintos laboratorios de investigación por medio de marcadores genéticos. Por lo que parece, un cambio de lengua en una población requiere una mínima proporción de inmigrantes masculinos como se ve reflejado en el cromosoma Y de los ADN estudiados. Por otro lado, los linajes femeninos que se trazan por el ADN mitocondrial no suelen reflejar el lenguaje que sobrevive.

Esto me choca porque por algunas antiguas lecturas antropológicas, tenía entendido que eran las madres las que solían transmitir la lengua. Recuerdo vagamente el caso de un grupo de mujeres raptadas e importadas a otro pueblo que en una generación lograron eliminar la lengua de sus raptores. Es más, si la experiencia personal vale para algo, que no vale, lo que he visto a mi alrededor en el caso del catalán es que los niños que tienen madre castellanohablante suelen tener tendencia a hablar castellano como primera lengua.

Pero parece que los datos van en dirección contraria. Los mapas lingüísticos de todo el mundo están más asociados a variaciones detectables del CY y no del DNAmt. La lengua la imponen los inmigrantes masculinos que se acuestan, como dice un amigo mío, con “pubillas” tal como sospecharon la Sra. Ferrussola o el Abad de Montserrat.

4 comentarios:

Manuel dijo...

Aquí más sobre la paternidad: http://manuelalvarezlopez.blogspot.com/2011/09/instinto-paternal-jorge-alcalde.html

Juan Luis Calbarro dijo...

Sospecho que se trata de un enfoque parcial, que deja fuera del estudio fenómenos como la aparición de las linguas francas, que no tienen que ver estrictamente con la inmigración, ni con lenguas maternas o invasoras, sino con la pura conveniencia de los hablantes para entenderse en un contexto concreto. Así nació el swahili, que hoy es oficial en Kenia y Tanzania al menos. Con lo que más tiene que ver es con la naturaleza del lenguaje: es una herramienta de comunicación, y ante esto, creo, la influencia de los cromosomas actuará pero no predominará. Saludos.

Anónimo dijo...

Gracias, Manuel. Lo colgamos también. besosteresa

Mujer-Pez dijo...

Juan Luis, me alegra verte por aquí. Y felicidades.

Teresa