Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

no seamos a goreros

sábado, 3 de noviembre de 2007

¿Por qué no se le cae a más gente la cara de vergüenza viendo a ese tele predicador ufano y, ese sí, imperialista, viniendo a España a crear un ejército de profetas (de profetas, exacto) que alarmen a la sociedad con una visión del cambio climático demagógica, acientífica y profundamente catastrofista? Nos gastamos un pastón en vídeos de dudosa ciencia y nos quedaremos como los paletos de Villar del Río, compuestos, sin novio, con los farolillos y las guirnaldas, la carita apesadumbrada de Adolfo Dominguez y la nube tóxica del jet de Gore encima de la cabeza. Los científicos
que no se dejan embaucar y defienden el rigor de un método de eficacia incontestable denuncian la prepotencia y falta de humildad de ese Pat Robertson del ecologismo pop y rechazan lo que se ha convertido en un regalo griego: el premio Nobel de la Paz, compartido o no. Es indispensable que los partidos políticos apoyen la verdadera ciencia y se basen en ella para elaborar propuestas, programas y para saber dar respuesta en situaciones comprometidas. Tener un primo físico no es suficiente, como se ha visto. La mayoría de los dilemas realmente importantes que se plantean hoy en día en nuestra sociedad son de carácter científico. Necesitamos un partido en el que el respeto por la formación científica y el conocimiento sea una pieza estructural del mismo.

32 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Le ha traicionado el subsconciente? Contrarrestar a Gore con un link a los patrobertsonianos del libelo ese (¡qué vergüenza de 'periodismo'!) es como acudir a la Biblia para combatir a Darwin: ridículo.
Ya le contaré más adelante. Porque la aprecio, que si no no volvería por aquí. Muy mal.

Anónimo dijo...

Pues la verdad, yo estoy de acuerdo con lo que expone Dª Teresa. Y no es que me resista a cambiar la nevera, que me resisto porque no tengo pasta, así que está entre los aparatos más ineficientes del planeta y ya la guardia civil me la ha precintado, con lo cual echo de menos el calorcillo que me daba ahora ya en otoño.
Me parece que lo del cambio climático puede ser verdad, pero solo desde que el hombre existe, ya ha convivido con hielos y selvas lujuriantes, que echan un montón de CO2 esas plantas, y no se había inventado el Cadillac de Al Gore.
En cuanto al subconsciente, sabemos que Freud fue un buen artista, pero no un científico. Resulta curioso cómo al parecer, Gore ha logrado impresionar en un pais como el nuestro, de tan bajo nivel científico y técnico que no creo aquí quepa hablar de contaminación en sentido industrial, sino de guarrería, que es otro tema a corregir, eso nadie lo niega, así como una gran afición por lo fantasmagórico, y donde para remate de fiesta, han venido a recalar no solo inmigrantes de trabajo manual, sino todos los psicoanalistas, echadores de cartas y truchimanes que había en el cono Sur de América. Para echar una mano, porque eso sí, contaminaciones las hay de muchos tipos y algunas sí que son plenamente reconocibles como obra humana. Lo otro, puede, o puede que no.

Un saludo, Carlos

Lois dijo...

Supongo que es bastante conocido, pero a mí me gusta mucho, en climatología escéptica, el blog de Antón Uriarte. Datos para contrastar.

Muy bueno lo de a goreros ;-)

Sergio dijo...

Qué demagogia, Dios mío. No es Al Gore: es la comunidad científica y política en su inmensa mayoría. Si usted cree que se trata de una Conspiración Mundial (¿con qué fines?), denúncielo y arriésguese al ridículo, que se nos han acabado los peones negros.

Anónimo dijo...

Ya lo dice Sergio pero bueno, más calmado, le debo una explicación. Créame, hay consenso, todo el que puede haber en ciencia, en que hay cambio climático y en que éste parece estar producido por acción humana. En mi área de estudio (soy biólogo evolutivo), la temperatura media del mes de mayo de 2006 fue exactamente el doble de la idem en 1984. Las consecuencias sobre el bichito que estudio yo han sido duras, pero no la aburriré con detalles, que están disponibles en Global Change Biology y otros lugares.
Dicho esto, no me gusta el rollo mesiánico/evangelizador/catastrófico de Gore, considerado, por otra parte, como uno de los pocos políticos que han escrito algo relevante sobre medio ambiente (sí, tiene un libro celebrado en Trends in Ecology and Evolution). Pero eso no invalida su mensaje, al igual que las fascistadas de Losantos no invalidan la crítica a los excesos del nacionalismo.

Anónimo dijo...

¿Y esas diferencias de temperatura en qué día y a qué hora se tomaron? ¿A las 13h13m GMT o fue por la hora de Oceanía? Esto es relevante. Ignoraba que existiese el título de Biólogo Evolutivo (no es ninguna crítica, pero ya se sabe que en España, si no hay título no se es nada aunque se sepa mucho de un tema).
Pero en fin, dudo mucho que "la matyoría de la comunidad científica se incline por las tesis de Al Gore", porque los cintíficos suelen inclinarse poco. Lo suyo es la duda y la especulación, no la cruda decisión que caracteriza a banqueros y políticos.
Y en fin, esto es lo que pasa por leer "Esclavitud Analógica" o el Chafardero Indomable y otros diarios afines. No sé si a estas horas el AVE Madrid-Barcelona ha sido sustituido por un dirigible de la marca Zeppelin, compañía que estaba intentando poner una linea Rotterdam- Londres, pero la dura práctica -meteorológica sobre todo- parece ha desaconsejado ese intento aun con aparatos mejorados desde 1930.

Un saludo, Carlos

Anónimo dijo...

¿Y esas diferencias de temperatura en qué día y a qué hora se tomaron?
------------------
¿Bromea, Carlos, o pretende ser un libelodigitaliforme más? Las tiene ud disponibles en los observatorios meteorológicos: son las temperaturas medias del mes de mayo. Por cierto, Cataluña es pionera en esos tipos de análisis, gracias a la paciente labor de...un cura (y delos observatorios meteorológicos). Busque ud en la web de GBC y verá (los abstracts puede verlos todo el mundo)el rigor con el que se han hecho, rigor que echo en falta en las chanzas y chistes al-goreros.
En cuanto a lo otro, tiene ud razón, no existe tal título. Mi título es de biólogo a secas; otra cosa es mi actividad.

Anónimo dijo...

Hombre D. Anónimo, pues claro que bromeo, porque si no esto es muy aburrido, pero de todas formas me pregunto si con esas medidas que toman vds. y el resto de centros que hay por el mundo, ya consideran que tienen suficientes datos para opinar -no solo que pasa algo, sino por qué- considerando que el planeta siempre está cambiando. Ya antes de que se hablara de esto, había la sensación popular de que los inviernos eran más largos, lluviosos y fríos y yo también pienso así, pero la memoria gasta malas pasadas y sé que solo puede uno fiarse cuando hay datos en cantidad y calidad suficiente. Y francamente, no creo que vds puedan obtenerlos. En cambio sé que la gente ama las explicaciones espectaculares y lo que sí creo es que políticamente se ha llegado en la Tierra a un callejón sin aparente salida, que antes era la guerra, claro. Tenemos una prolongación de la edad que no sabemos a qué nos lleva realmente ni si queremos vivir tanto, ni para qué nos privamos de fumar y comer, mientras la mayoría se mueren de hambre, ni para qué se hace tanta vivienda donde no se puede vivir.
En estas condiciones no es raro que la gente vea un chivo expiatorio, pero falso: uno fueron los judíos. Ahora ¿no le estará tocando al cambio climático? ¿Y qué hacemos? ¿Realmente cree que con coches menos contaminates se arregla ese asunto o es solo mercadotecnia para vendernos otra moto? (Nunca mejor dicho). Este es un juego demasiado serio para dejarselo a los políticos. No lo critico a vd, pero examine para quién está trabajando.
Pero en fin, admito que puedo estar equivocado y a lo mejor hay que parar mañana mismo todo el desarrollo de China y de General Motors. No me parece que Al Gore vaya a asumir esto, pero ya que se ha metido en el fregao, que apechugue con lo que dice.

Un saludo, Carlos

Anónimo dijo...

Estimado Carlos, bueno,yo opino de lo que sé, que es un estudio minucioso de 20 años de la biología de un bichito. Cuando se empezó se estudiaron otras cosas, como puede imaginar. Cuando se analizaron los datos desde la perspectiva del calentamiento (primaveras 8º C más cálidas en los 90 que a principios de los 80), pues mal.....Hay muchos estudios así, y otros no muchos abarcan medio siglo. Otros recientes, con técnicas moleculares, abarcan varios siglos. Ninguno se hizo para corroborar cambio climático alguno. Esto les da un valor añadido, ninguno se hizo para corroborar hipótesis preconcebida alguna, no fueron financiados para eso (en muchos casos, no fueron financiados, a secas) y no estaban sesgados por hipótesis apriorísticas tan típicas de agujeros negros y bazofias similares. Simplemente, se analizaron y salió lo que salió...que no da datos buenos sobre lo que está pasando.
Por otra parte, tiene ud un concepto muy raro de lo que hacen los científicos, al menos en su parte visible (publicable) Afortunadamente, pues se habría convertido en algo tan ...como el ‘periodismo’, en las ciencias de las que hablamos, no publicará jamás usted nada que no vaya sustentado con una probabilidad menor que 0,05 (lo que significa que estamos dispuestos a equivocarnos solo 5 de cada 100 veces que repitiéramos el estudio). El editor será implacable y los referees le mandarán a la mierda, condenándole a opinar, si quiere, en medios tan prestigiosos como el libelo digital. No la ciencia no especula: imagina, registra (si puede), contrasta y refuta. Eso es lo que hacen los científicos del IPPP.
En cuanto a Gore, coincido con usted en que no me gusta. ¡Soy un científico, detesto las exageraciones! Pero es un tipo listo, rodeados de asesores enterados (no sé, si también interesados, sospecho que sí) y...es político. Dudoso cuando menos, como todos.
No, no creo que sirvan de mucho las medidas demagógicas que usted menciona. Eso sí es política. Pero alabo el apostolado, ¡mierda de palabra! de este dudoso personaje porque el medio ambiente no anda sobrado de gente con poder que lo defienda. En mi opinión el cambio climático es un problema casi ridículo, comparado con otros que asolan el planeta. ¿El mayor? La destrucción desbocada de los hábitats de los seres vivos, y de ellos mismos. Sobre ello hay muchos datos, también se discuten: con ciencia, como el clima. Lo que sabemos no es bueno. No creo que el sistema capitalista pueda detenerla. Pero de eso hablaremos otro día, si nos lo permite la anfitriona.

Un anónimo y cordial saludo

Anónimo dijo...

Si claro, D. Anónimo. No sé por qué, los datos que registra la ciencia -al menos los que divulga al público- casi siempre tienen un carácter de amenaza. En esto la Biología se parece a la Economía.
Lo que pasa es que nadie ha dicho que estemos aquí para quedarnos para siempre. Esto no creo sea una mala noticia, ni siquiera es una noticia, otra cosa es que alguno no quiera enterarse o le parezca escandaloso en los tiempos de corrección política que corren, pero me temo alguna vez tendremos que desaparecer. En el intervalo, puede que alguien termine viviendo en Marte, a ver si allí la vivienda está más barata.

Un saludo, Carlos

Sergio dijo...

O sea, que el hecho de que la Humanidad desaparezca traumáticamente es algo natural, que hay que aceptar sin aspavientos, pero que un político exagere (¡o imprima a su discurso un tono de amenaza!) para tratar de evitarlo... eso es escandaloso.

Anónimo dijo...

Delibes lo dice mejor que yo:
Advertencias y predicciones
VENTANA DE OTROS OJOS // MIGUEL DELIBES DE CASTRO

Cuando un padre ruega a su hijo adolescente que tenga cuidado con lo que hace y, sobre todo, con cómo lo hace, porque pudiera contraer el sida, no está ejerciendo ante él de profeta de desventuras, sino advirtiéndole de un peligro en forma prudente, cariñosa y, seguramente, imprescindible. En los asuntos ambientales se confunden a menudo las bienintencionadas advertencias con las oscuras predicciones. Hablando, una vez más, del cambio climático, en las últimas semanas se ha repetido hasta la saciedad que no está mal preocuparse del problema, pero que deberían evitarse las lúgubres previsiones, las visiones catastrofistas, los mensajes apocalípticos… ¿Acaso es apocalíptico aleccionar a una quinceañera sobre los riesgos del sexo sin precauciones? Lo sería, por supuesto, y además de apocalíptico, lúgubre y catastrófico, que llegara a enfermar, pero la advertencia trata, precisamente, de evitarlo.

Al exhortar a cambiar nuestro modelo de desarrollo, porque es insostenible, los científicos ambientales tratan de rehuir el temido colapso, están deseando que no llegue nunca. Por eso es tramposo contraatacarles argumentando que tal o cual advertencia se quedó en nada, sin tener en cuenta las medidas tomadas para evitar que se hiciera realidad. Estos días ha ocurrido con la debilidad de la capa de ozono. Retador, convencido de sus razones, un participante en una tertulia radiofónica preguntaba al mundo: “A ver, ¿dónde está el agujero de ozono?, ¿acaso no nos íbamos a achicharrar todos? ¡Pamplinas!”. El tertuliano confundía de forma grave las advertencias de los científicos con predicciones, y al hacerlo, generaba confusión, de paso, a sus oyentes. A mediados de la década de 1980 los investigadores advirtieron de la extrema gravedad de la radiación ultravioleta si el ozono estratosférico seguía destruyéndose y, conscientes de ello, los países más desarrollados del mundo firmaron ya en 1987 el Protocolo de Montreal, que en poco tiempo fue corregido al alza, para limitar o evitar el uso de gases de cloro. Las normativas se aplicaron y, en líneas generales, se cumplieron, de manera que hoy el problema parece controlado.

Pero, de no haber hecho nada, claro que nos habríamos quemado. Que se lo pregunten, si no, a los pacientes de cáncer de piel del sur de Chile, donde esta enfermedad aumentó a finales del siglo XX más que en ningún otro lugar del mundo. Los científicos generan modelos predictivos sobre la dinámica social, pese a su complejidad, pero las salidas de esos modelos deben introducirse de nuevo como datos, pues nos enseñan y, en virtud de ellos, modificamos nuestros comportamientos. Ese bucle, que incluye la capacidad humana de reaccionar e innovar, no puede modelarse. El deterioro ambiental es muy serio, pero lo que haya de ocurrir depende de nosotros, está en nuestras manos.

Anónimo dijo...

Son dos intervenciones diferentes porque el señor Anónimo tiene muchas cabezas. Eludiré lo del SIDA porque hombre, uno ya no está como para ilusionar a Miss Universo y me temo además que nunca lo estuve, y salvo que me corte o algo así, pues veo ese peligro lejano.
No digo tampoco que haya que aguardar el extermiinio de la humanidad sin hacer aspavientos. sseguramente habrá que hacer alguno, pero es un hecho que ha habido colectivos humanos que han desaparecido pese a todos los aspavientos del mundo, a veces por la acción de otros humanos que han hecho más aspavientos, como los nazis con los judíos. Otros, como el hombre de Neandertal, no sabemos qué pasó.
Ahora, pienso que lo que podemos hacer son eso, aspavientos y quizá algo más, pero no mucho, y que nuestra acción es muy débil comparada con lo que se les ocurra a las fuerzas naturales, si bien nosotros somos parte de esas fuerzas, pero una parte pequeña, creo. Hay quien opina que la raza humana constituye una fuerza grande y eso es lo que no creo: un simple cometa como sale tantas veces en el cine, puede chocar y acabar con nosotros en unos minutos. Ha pasado pocas veces en términos de tiempo humano, pero ha pasado, por poner solo un ejemplo espectacular más que probable, pero al fin y al cabo, no imposible.

Un saludo, Carlos

Anónimo dijo...

http://www.abc.es/20071106/sociedad-medio-ambiente/consecuencias-cambio-climatico-llegan_200711060302.html

Las consecuencias del cambio climático llegan al terreno de la seguridad nacional

Lois dijo...

Pues para ser científicos, anda que no nos gusta mezclar peras con manzanas. ¿Por que va a ser lo mismo, y tener los mismos remedios, un aumento de la temperatura, hasta el momento nada dramático ni desconocido, con el deterioro medioambiental, francamente nuevo en la historia de la tierra?

Por otra parte un científico es un científico, bien cierto, pero eso no quiere decir que un "biólogo evolutivo" sepa una papa de climatología, por mucho que sepa de las circunstancias de una determinada especie durante 20, o incluso 50 años. O sea que eso de la "mayoría científica" incluyendo en ella a científicos como nuestro "biólogo evolutivo", poco valor tiene.

¿Que tal si pasaos de mayorías, que puede ser un valor político, pero no científico, y nos dedicamos a los argumentos y los datos, que sí es un enfoque definitivamente científico. Datos relevantes, si es posible. O sea, globales, de largo plazo, etc, etc.

Anónimo dijo...

Lois said...
…Por otra parte un científico es un científico, bien cierto, pero eso no quiere decir que un "biólogo evolutivo" sepa una papa de climatología, por mucho que sepa de las circunstancias de una determinada especie durante 20, o incluso 50 años. O sea que eso de la "mayoría científica" incluyendo en ella a científicos como nuestro "biólogo evolutivo", poco valor tiene.

¿Que tal si pasaos de mayorías, que puede ser un valor político, pero no científico, y nos dedicamos a los argumentos y los datos, que sí es un enfoque definitivamente científico. Datos relevantes, si es posible. O sea, globales, de largo plazo, etc, etc.
Pero que tontería dice usted, Lois: yo no sé una papa de climatología, pero sí sé analizar los datos meteorológicos, como cualquiera que sepa lo que es una media, una varianza y un coeficiente de regresión. Ése es el contexto, el climático, sobre el que se analizan las tendencias poblacionales o de otro tipo
-------------
¿Que tal si pasaos de mayorías, que puede ser un valor político, pero no científico, y nos dedicamos a los argumentos y los datos, que sí es un enfoque definitivamente científico. Datos relevantes, si es posible. O sea, globales, de largo plazo, etc, etc. ------------
Yo paso de mayorías, pero no puedo evitar que se formen. Los argumentos y datos relevantes están al alcance del que los quiera buscar. Vaya, p. ej, a http://www.blackwell-synergy.com/loi/GCB y descárguese todo el volumen de January 2007. Verá que hay de todo, desde confirmaciones de efectos (Vulnerability of South African animal taxa to climate change Barend F. N. Erasmus, Albert S. Van Jaarsveld, Steven L. Chown, Mrigesh Kshatriya and Konrad J. Wessels. Global Change Biology, Volume 8, Issue 7, Page 679-693, Jul 2002, doi: 10.1046/j.1365-2486.2002.00502.x)

a refutaciones de idem (Patterns and uncertainties of species' range shifts under climate change. Wilfried Thuiller. Global Change Biology, Volume 10, Issue 12, Page 2020-2027, Dec 2004, doi: 10.1111/j.1365-2486.2004.00859.x

Hay que saber algo antes de opinar, si habláramos de teoría de cuerdas o de expansión o contracción del universo la gente no se arriesgaría al blablabla, pero del ‘tiempo’ opinan todos los primos, con gran conocimiento de causa

tineo dijo...

My experience as a missionary teacher in Africa opened my eyes to this simple fact: Without access to energy, life is brutal and short. The uncertain impacts of global warming far in the future must be weighed against disasters at our doorsteps today. Bjorn Lomborg’s Copenhagen Consensus 2004, a cost-benefit analysis of health issues by leading economists (including three Nobelists), calculated that spending on health issues such as micronutrients for children, HIV/AIDS and water purification has benefits 50 to 200 times those of attempting to marginally limit “global warming.”

Mr. Christy is director of the Earth System Science Center at the University of Alabama in Huntsville and a participant in the U.N.’s Intergovernmental Panel on Climate Change, co-recipient of this year’s Nobel Peace Prize.

Lois dijo...

Esto de los Anónimos es un poco incómodo, porque es difícil ver qué trata de decir un anónimo en concreto por la vía de estudiar el histórico.

Pero este último anónimo que me cita, ¿que me está queriendo decir?


Me enlaza una revista, que no me interesa especialmente, por lo que intuyo. ¿Que quiere que haga con, por ejemplo, "Vulnerability of South African animal taxa to climate change"? ¿Creerme que hay un cambio climático, o creerme que ese cambio produce a su vez cambios en las circunstancias de la biosfera? Pues no lo leeré porque las dos cosas ya las creía de antemano. El clima cambia, eso es lo que dice la historia del clima. Y las especies biológicas también.


Vale, ya me has convencido, y sin necesidad de leerme ni "Consequences of Mediterranean warming events in seagrass", ni "Little evidence for climate effects on local-scale structure and dynamics of California kelp forest communities", ni "Upward range extension of Andean anurans and chytridiomycosis to extreme elevations in response to tropical deglaciation". Todos ellos muy interesantes, sin dudarlo.

Pero ahora haz el favor de ahorrarme tiempo, y decirme en cual de los artículos se demuestra que a) el cambio se debe a la actividad humana, b) el cambio es un cambio desconocido en la historia climática del planeta, y c) hay algo razonable que podamos hacer al respecto.

O mejor, casi te pediría que te pongas en plan científico, y me hagas un resumencillo del argumentario, y abajo, al final, me pones las citas oportunas. Ya sabes, se supone que es el que propone el que debe de hacer el esfuerzo de la presentación, y no vale eso de decir que coja tal revista y que me entere de ... ¿de que en concreto?

Lois dijo...

O por ponernos manos a la obra, y saber de qué estamos hablando, ¿podría mi anónimo favorito decirme en cuánto estima la medida del calentamiento global de la Tierra durante el último siglo? ¿Y de donde saca el dato?

Y asi, nos situamos, sin necesidad de ponernos a leer revistas sin ton ni son.

Lois dijo...

Para que te hagas una idea del sistema que propongo:

La temperatura media de la superficie de la Tierra durante el siglo XX, medida con termómetros en superficie, subió aproximadamente unos 0,6 ºC. De aquí

Respecto al último milenio, y al mar, las temperaturas en sitios tan distantes como las costas de Mauritania, Bermudas, y Groenlandia, fueron superiores (del orden de 1º C) durante el período cálido medieval que en la actualidad. (de unos gráficos de Peter de Menocal -2000 en la página de arriba)

Ninguno de ambos parece un dato excesivamente alarmante. Lo que son alarmantes son las predicciones que algunos hacen sobre las temperaturas en los próximos 1 - 3 siglos. Y aquí el dilema está en que hay climatólogos que se toman esas predicciones con gran seriedad, hay climatólogos que se mueren de la risa (ver --> Climate is too complex for accurate predictions-), y hay climatólogos con grandes dudas, como el que te pone Tineo un poco más arriba.

Habrá, digo yo, que escuchar los argumentos de unos y de otros, para tratar de hacerse una idea de por donde andamos. A mí, hasta el momento, y de lo que he podido ver, me convencen unas 20 veces más los argumentos expuestos por aquellos que dicen que la complejidad del problema hace que las predicciones sean inútiles de partida. Podemos hablar de ello. Lo que no vale es la jugada de los a goreros de que es un problema que ya está resuelto y discutido, porque hay "una mayoría" (que incluye biólogos evolucionistas al parecer) que así lo estima. Jamás he visto un argumento menos científico en mi vida.

Anónimo dijo...

Hombre, yo no leo sin ton ni son, otros hablan así. Como comprenderá, no voy a perder el inmenso tiempo que me pide (imlícitamente)con desconocidos en un blog, ni cv se resentiría.
Pero,dada su vagancia, le haré un favor. Pille esto, y hablamos algún día:

http://www.csic.es/documentos/colecciones/portadas/cambioGlobal.pdf - 99.68 kB

P.D. Usted es tan anónim@ como yo, no se engañe. Sólo sabemos quién es la dueña de esto.

Anónimo dijo...

Al parecer ser biólogo evolucionista es cosa de mucha risa. No como ser psicólogo evolucionista, desde luego, o columnista de libelos digitales, profesiones serias.

Albert Einstein dijo un día que “es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”.
Buenos días y Adiós. Infórmense.

tineo dijo...

anonimo.
presentar un estudio del consejo como arma de convicción, es el mejor chiste que me han contado ultimamente.
no sea ud cachondo.

El Primo de Rajoy dijo...

estos del CSIC qué coño sabrán de ciencia. No hagan caso a ese ‘biólogo evolutivo’, valiente mamarracho. Para informarse sobre todo, pero es que todo, vayan a Libertad Digital, El Mundo, La COPE y a la Iglesia.
Ellos sí que saben.

Anónimo dijo...

Más caro que un click, pero menos que una cena, con este libro de próxima aparición los opinatodo que moran por aquí podrán decir algo coherente, por una vez, con conocimiento de causa:

The Atlas of Climate Change - Mapping the World's Greatest Challenge

Kirstin Dow and Thomas E Downing
112 pages, maps, colour illus.
Earthscan
Softcover | Edition 2 | not yet published due November 2007 , approx. $27/€19
#160430 | ISBN-10: 1844073769

#168872 | ISBN-13: 9781844075225
Today's headlines and recent events reflect the seriousness of climate change. Heat waves, droughts, and flooding are causing deaths among vulnerable populations, destroying livelihoods, and driving people from their homes. Rigorous in its science and insightful in its message, this atlas examines the possible impact of climate change on our ability to feed the world's people, avoid water shortages, conserve biodiversity, improve health, and preserve cities and cultural treasures. It also reviews historical contributions to greenhouse gas levels, progress in meeting Kyoto commitments, and local efforts to meet the challenge of climate change.

The atlas covers a wide range of topics, including warning signals, future scenarios, vulnerable populations, health impacts, renewable energy and emissions reduction. With more than 50 full-colour maps and graphics, this is an essential resource for policy makers, environmentalists, students, and everyone concerned with this pressing subject.
-----------
De nada, para eso estamos.

Lois dijo...

A ver, anónimo favorito (supongo que sigues siendo el biólogo evolutivo), no saquemos las cosas de quicio. Claro que somos anónimos, no pongo pega con ello, solo comento que si, en nuestro anonimato, todos tenemos el mismo nick, es más difícil distinguir lo que ha dicho cada uno.

No pongas a las cosas la intención que no tienen. Como con lo de "biólogo evolutivo", a lo que si le pongo comillas irónicas no es por supuesto a lo de que seas biólogo evolutivo, sino por que ¿que más me da que seas biólogo evolutivo, y me vengas a hablar de un minucioso estudio de ¡20 años! sobre no se qué bichito, si estamos hablando de clima?

¿No lees, ni propones leer sin ton ni son? Y que hay de lo de "Vaya, p. ej, a http://www.blackwell-synergy.com/loi/GCB y descárguese todo el volumen de January 2007." ¿Es una propuesta de lectura, o no es una propuesta de lectura? ¿Me vas a decir, en esa propuesta, en cual de los artículos se avanza sobre si a) el cambio se debe a la actividad humana, b) el cambio es un cambio desconocido en la historia climática del planeta, y c) hay algo razonable que podamos hacer al respecto?

¿Que no? Pues entonces me temo que sí has hecho una propuesta de lectura sin ton ni son. Te hayas dado cuenta, o no.

Y sobre tu amable postura de -"¡leete esto!" y la chorrada de tu importante tiempo, te diré que si no tienes tiempo de discutir, no lo hagas, pero si discutes, trata de hacerlo según normas razonables. Y la norma razonable en este caso dice que si tienes algo que proponer, lo propongas y defiendas, pero lo de -"léete esto", no, majo. Dime lo que defiendes, si quieres decir algo, y dí por qué. Y si no quieres decir nada, ¿para que nos haces perder el tiempo?

Lo de que muchos estudiosos del clima creen lo mismo que tú, ya lo sabíamos. Bueno, lo que suponemos que crees, que tampoco está muy claro. Que otros muchos creen lo contrario, también. La chorrada de las mayorías, como argumento científico, ya está superado. ¿Y ahora qué?

Por cierto, supongo que será un error, pero ¿eres consciente de que el documento que me mandas para leer es la portada y la contraportada de una publicación? Sí, digo bien. Portada, contraportada, y ... nada más. No hay tesis.

Espero que no sea una metáfora de lo sustanciosa que es la tesis que no defiendes.

Y ahora viene otro, un tal primo de Rajoy, que no sé si será pariente de Rajoy, pero que bien primo sí parece, con lo de "saber de ciencia". ¡Hala!, aquí el colega, "sabe de ciencia", así que no hay nada que discutir. Resulta que ahora la ciencia es como la madre, ¡solo hay una! Conocida una, conocidas todas. Palabrita de Gore. Anda que ...

Anónimo dijo...

De la falta de cordura nace la hermosura, no cabe duda. ¿Será que mi coche contamina tantísimo porque lo he llevado a un Mecánico Evolucionista? En fin, es broma, pero sigo creyendo que los artículos son muchos para lo que el estudio humano y las ganas de leer dan de sí, pero aun y con eso, insuficientes y parciales para la magnitud del problema. Hay en estas miserias hmanas con atisbos de poesía una grandeza extraña que no necesita el éxito para ser apreciada. Pero claro esas facetas no son asequibles a los políticos.

Un saludo, Carlos

tineo dijo...

en el consejo no hay cientificos.
solo hay funcionarios.
y con franco servian a la ciencia, osea se iban a otro sitio a investigar y con el psoe igual.
en serrano o en la cu solo hay funcionarios que quieren seguir cobrando.
y por lo que parece, ya hasta tienen que salir en un blog para mantener el cargo.
jo que tiempos.
claro que siempre se puede poner en marcha otra vez la censura.
vaya panda de primos somos lo que les pagamos el sueldo.

Lois dijo...

Ah, ¿que se trata de hacer una colección de publicaciones a favor y en contra? ¿Esa es tu idea de una discusión? Es una forma curiosa de discutir. ¿Lanzarse libros sin hablar sobre ellos?

Lois dijo...

Coño, no se si será biólogo evolutivo, pero lo que sí es es un gamberro integral. Eso si que está bien. Me has vacilado. ¡Chapeau!

Primero nos manda un documento que tiene solo la portada y la contraportada, y luego nos manda otro ¡pendiente de publicar! not yet published due November 2007 , approx. $27/€19

Vale, todo muy divertido, pero paso, tengo otras cosas mejores que hacer que dejarme vacilar. Un ratillo está bien, pero más no.

Simon dijo...

Es que sobre el asunto este del cambio climático parece un pack de razones de por qué sería tan malo que a poco que se profundice empieza a desmoronarse:

1º Se dice que perjudicará a las cosechas y traerá más desertización. Y resulta que las épocas de mayor temperatura que la actual si por algo se caracterizaban era por ser un vergel. Las Cosechas en la Edad Media (con mayor temperatura) eran mayores que cuando hubo una bajada de temperaturas en el siglo XVI, que trajeron hambrunas. Y si nos remontamos al Jurásico, con temperaturas mucho mayores que ahora (y nivel de CO2 diez veces mayore que el actual), pues más de lo mismo.

2ª Gore (y otros) hablaron del peligro del cambio climático cuando una ola de calor en Francia causó no se cuantas mil muertes de ancianos. Pero luego resulta que las muertes debido al frio (Uriarte tiene una estadística en su blog al respecto) SON MAYORES.

3º La Antártida no se está derritiendo, al contrario. Y se supone que el co2 se distribuye por la atmósfera de manera homogénea.

4º Los huracanes como el que adornan el cartelito del dichoso documental no han aumentado ni en número ni en intensidad en las últimas décadas. Pero parece que eso da igual, se vende la doctrina ecológica como un elixir universal que evitará hasta los terremotos.

Y en conclusión, de acuero a las gráficas de aumento de temperaturas, empezaron a aumentar desde 1977. ¿Por qué antes no, ni siquiera un poquito?, ¿No había fábricas contaminantes? De hecho en los 70 el apocalipsis climático tenía forma de próxima glaciación.

Anónimo dijo...

Cuando se juega con las ideas, como con la comida, que se hace tan sofisticada que ya sirve para todo menos para alimentarse, es que no hay necesidad real de ninguna de las dos cosas, ni corporal ni mentalmente. Se trata de comida y pensamiento ostentoso, pero solo decorativo, y tanto ideas como comida han pervertido su sentido. Y este asunto comienza a afectar a algunas personas de modo directo, porque veo que una mujer que vive en La Manga de Mar Menor se empieza a preocupar por lo que le pasará a ella y a su familia debido a estos temas. Cierto que no he me he enterado a fondo de esa noticia, pero si bien nunca me gustaron esas aglomeraciones del Mediterraneo, otra cosa es que cunda el pánico porque claro, la gente oye cosas que no puede asimilar ni calibrar.
Cuando esto pasa, lo mejor es el ayuno y si acaso una purga. En el pasado, esta última solía tener un cariz bélico, de modo que era una sangría. Esperemos que ahora baste con algo de frugalidad para que no se produzcan estos excesos.

Un saludo, Carlos