Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

Católicos, judíos y ciudadanos

lunes, 7 de abril de 2008

“Recemos por los judíos. Que Dios Nuestro Señor ilumine sus corazones para que reconozcan a Jesucristo, Salvador de todos los hombres. Dios, omnipotente y eterno, tú que quieres que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad, concede, propicio, que, entrando la plenitud de los pueblos en tu Iglesia, todo Israel sea salvado".

Benedicto XVI, el pasado 5 de febrero, decidió que esta oración fuera formulada en la celebración litúrgica del Triduo Pascual -el Viernes Santo. Esto ha causado considerable revuelo entre las comunidades judías . Como dice el autor del artículo , Julio María Sanguinetti, si el Papa “ singulariza su prédica en los fieles de otra religión específica y reclama que se haga lo necesario para "salvarlos" estamos entrando ya en el camino de la intolerancia.” Sin el discurso difamatorio antijudío que tuvo una vez la Iglesia, esta plegaria es discriminatoria y vuelve a poner el foco en un judío que ya no es “perfido” pero poco oportuno de señalar, entre otros motivos, por el antisemitismo renacido y el fundamentalismo islámico que tiene como publicitado objetivo destruir el Estado de Israel y la nación judía.

3 comentarios:

Comentario suprimido dijo...

El administrador del blog ha eliminado esta entrada.

Anónimo dijo...

Ahora resulta que hay una nación judía. ¿En qué quedamos, hay naciones o no las hay? ¿O sólo las hay cuando nos interesa?

Anónimo dijo...

¿Qué tal la reunión de ayer, y la cenorra con el Gorrino?

Se las chupaste un poquito, qué tal sabe su lechita?

La Barbat ya lo ha hecho. La pela es la pela.

Barbat ha borrado de su blog todos los comentarios que hablaban de CdC,y de los gastos que Barbat realiza cuando va a Madrid. Cuenca y San Sebastian; Tren, Hotel, Desayuno, merienda y cenas.

¿Lo paga la Barbat de su bolsillo? O ¿lo paga con dienro de la asociación CdC?

La persona que lo tiene que saber es Almudena Semur , cuya fotografia sale en la web de CdC como responsable de las cuentas de CdC.

Almudena Semur, ¿quién paga los gastos de Maria Teresa Giménez Barbat ?

María Teresa Giménez Barbat, usted ha suprimido el comentario que denunciaba que usted esta conduciendio la asociación CdC hacía el escepticismo y el ateismo, en vez de ser fiel al primer y el segundo manifiesto de CdC, motivo y fin de CdC.
En vez de eso, usted está reconduciendo la asociación, junto a March, y otros, hacía la lucha reivindicativa del movimiento ESCÉPTICO, y está engañando a los socios de CdC.
CdC no nació para que usted reivindicara el movimiento esceptico,o para su promoción personal como escéptica y atea.O como trampolín para su ascenso en política, al mejor estilo Catherin Deneve (fria, distante, altiva), pero a la española, o a la catalana, que será más de su gusto.


Es usted un chanquete-hembra.


María Teresa Giménez Barbat, se dice, se comenta, que era la única de los promotores que cobraba un sueldo cada mes hasta que CdC se convirtio en C's. Y que casualidad que al poco tiempo, escasos 3 meses sin sueldo. La Teresa retoma la marca CdC. Y ahora sabemos porque.

Nuevamente la señora Almudena Semur, tiene la respuesta de si, o si no cobraba un sueldo mensual María Teresa Giménez Barbat,ya que Almudena _Semur también era la responsable de las cuentas en CdC anterior a C's.

Almudena deje usted de ser un pulpo de roca santanderino, que ya estamos más que cansados de pulpos y chanquetes...A usted también ya le hemos visto todo lo que hay que ver, porque usted muy casualmente siempre está cerca de la Barbat, y usted sabe toda la verdad económica del primer CdC y del actual CdC.
¿Va a seguir callando?
¿Va usted a ser trigo limpio por una vez en su corta, pero densa trayectoría política?


Almudena, usted sigue la máxima que dice que en política, vales más por lo que sabes (y callas), que por lo que eres.

Mire como se lo está pagando ahora su amiga, la escéptica.