Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

y del humanismo al trans humanismo

viernes, 20 de febrero de 2009

Dentro de unos días, en Tercera Cultura, publicaremos una fascinante entrevista con Eduard Punset. El tema que vamos a tratar es La Inmortalidad.

No queremos morirnos. Pero si nos preguntaran si queremos vivir para siempre, muchos no sabríamos que responder. “Para siempre” es mucho tiempo y suena tan condenatorio como saber que tenemos una fecha de caducidad irrevocable. Pero nadie le hace ascos, teniendo una razonable calidad de vida, a alargar su estancia en este planeta. Las drogas para la eterna juventud suelen ser noticia en la prensa y se dice que hay un mercado donde gente con dinero tiene el privilegio de ser los primeros en usarlas. Aparte de algunas fantasías la ciencia sí que está en condiciones para avanzar en solucionar las disfunciones de nuestro cuerpo y tratar enfermedades de manera “Alucinante” como se tituló en España a una maravillosa película precursora de otras igual de sugerentes que vendrían después.

Pero hay quien va mucho más allá. Existe un movimiento llamado Trans Humanista que pretende, no sólo avanzar en la lucha contra las enfermedades y la vejez, sino “mejorar” al ser humano. Uno de quienes más trabaja en este campo es Ray Kurzweil que también investiga sobre salud y alimentación. Kurzweil y gente como él sostiene que habrá muy pronto un momento o “singularidad” en la que la humanidad dará un salto adelante. Un salto a algo más allá del hombre. Estas ideas no gustan a todos y Francis Fukuyama escribió hace unos en años en Foreign Policy un artículo muy crítico donde definió esta idea como “una de las más peligrosas que puede pensar un humano”.

Como los autores de este post , creo que es el proyecto más estimulante e ilusionante posible. Y más cuando lo que nos rodea va en sentido escandalosamente contrario al progreso (pagado de nuestro bolsillo).

Ahora, ¿a alguien le parece que realmente se sobrevive “descargándose” en algo más resistente que un cuerpo humano?

9 comentarios:

Brian dijo...

Cuando dices que "estas ideas nos gustan a todos" te rogaría el beneficio de la duda para los chalados a los que estas ideas no nos fascinan.

Yo me siento muy a gusto con mi esperanza de vida, que es bastante modesta, y no sé donde íbamos a meternos si esta aumentara de un modo generalizado.

Abate Marchena dijo...

He llegado, -desde hace muchos años-, a la concepción de que pretender la inmortalidad es " de IMBÉCILES".

NO tiene el menor sentido común pretender tal estupidez.

Ahora bién, alargar un poquito nuestra existencia consciente, eso sí que es deseable por distintos motivos, todos ellos personales.

El mío es ver a toda mi generación fenecida.

Por perder la dignidad como ciudadanos, cada uno en mayor o menor medida.

Juan Poz dijo...

Yo les b romeo a mis hijos con que tengo un contrato hasta los 113, y que, a partir de ahí, todo lo que venga bienvenido sea, siempre que la lucidez me asista y la motricidad fina no me haya abandonado del todo. Por otro lado, la sed de inmortalidad, tan Unamuniana, me parece un rasgo constituyente de la especie. Supongo que habrá clonaciones humanas en un futuro relativamente próximo, y yo me ofreceré, si aún estoy de buen pensar, como conejillo de indias. ¡Qué vertigo el de adivinar qué recuerdos de mí puede llegar a tener un clon mío!
Me prorrogaría gustoso en ese artefacto, que conste. Pero aguardo la muerte sin temor y hasta con el alivio del descanso eterno, sin que suene ningún despertador. Eso sí, ¡nada de resurrecciones, por favor!, ¡menuda faena, que te resuciten!, ¡maldita broma macabra!

"el Primo" dijo...

Lo de "mejorar" la humanidad, que es la idea central del llamado transhumanismo, no es nuevo. Actualmente ya se hace. Hay miles de personas que se han "mejorado" a si mismas mediante la cirugía, por ejemplo. Sin ir más lejos, Belén Esteban (la ex-pareja del torero Jesulín). Por supuesto que "mejorar" es un concepto subjetivo. Desconozco que moto nos quieren vender los llamados transhumanistas. Una cosa es segura: con ese atajo de freaks que los representan no llegarán muy lejos. Por cierto, ¿qué tiene que ver la autodeterminación con todo esto? Otro misterio sin resolver.

Daniel dijo...

Me ha sorprendido mucho el tema este del transhumanismo y aunque habia oido campanas no sabia que se trabajara con tanta seriedad en lo de aumentar la expectativa de vida y con las ideas tan claras por parte de los cientificos. La verdad es que además de espectacular también me resulta muy ilusionante y después de seguir todos los enlaces de la entrada he llegado a lo de la criogenización. Lo más fuerte es que por casualidad he visto que esta justificada cientificamente lo que me ha impactado más si cabe. ¿Alguien de por aquí ha visto algunos de los contenidos de la página www.crionica.org ? Estoy sobrecogido también con lo del enfermo de cáncer que acaban de congelar. ¡¡Impresionante!! Y gracias por la entrada mujer-pez !!

Mujer-Pez dijo...

Gracias, Daniel. Pero ya ve que muchos consideran eso de "chalados". ¡será por chaladuras! por lo menos ésta anima a la ciencia.
Saludos afectuosos

Daniel dijo...

Muchas gracias por tu respuesta mujer-pez !

Gracias a tu entrada estoy haciendo descubrimientos y conexiones que no había podido imaginar: ¡¡es todo fascinante e increíblemnete coherente!!

En terceracultura.net veo que hay excelentes textos traducidos de Gregory Benford y Aubrey de Grey que son algunos de los científicos que firmaron una carta abierta en apoyo de la criónica:

http://www.crionica.org/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=56

También firman la carta otros muchos prestigiosos científicos como Kurzweil que precisamente Punset entrevistó en su programa si no recuerdo mal.

Por otro lado tampoco creo que tengan mucho valor algunas de las críticas que se hacen por aquí a la ciencia en su búsqueda por mejorar la condición humana. Por parte de algunos dogmáticos siempre ha existido la misma resistencia al avance científico, tecnológico y médico. ¡¡Que se mueran ellos!! :-))

Saludos cordiales y muchísimas gracias otra vez mujer-pez !!

Daniel dijo...

Hola otra vez mujer-pez! :-)

Ayer publicaron una noticia sobre la Singularity University (http://singularityu.org) en los periódicos "El Mundo" y "El País":

http://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/05/ciencia/1244228352.html

http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/supercerebro/futuro/elpeputec/20090606elpeputec_2/Tes

Y en http://www.crionica.org se puede descargar gratis el libro "La conquista científica de la muerte". El libro está editado por uno de los responsables de esta universidad, Bruce J. Klein y se pueden leer formidables ensayos, incluyendo capítulos de Kurzweil y de otros prestigiosos científicos que también participan en la Singularity University como son Aubrey de Grey y Robert Freitas.

Alucinante!!

Mujer-Pez dijo...

Hola, Daniel
Mejor me escribe a mujerpez@gmail.com

Y ¡gracias!