Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

la tienen corta

miércoles, 27 de junio de 2007

Tanto en el blog de Arcadi Espada como en el de Josep Mª Fábregas está colgado el spot con el que el gobierno australiano pretende reducir la mortalidad en las carreteras. La idea es que las mujeres manifiesten de forma inconfundible su baja consideración respecto a la virilidad de los conductores agresivos. Y tiene el mayor sentido. Es un spot “darvinista”. Los machos han competido durante milenos por un bien escaso: las hembras. Quedarse sin descendencia es un coste tan alto que esta competencia tiene tintes feroces. En todas las culturas los hombres son los originarios de la mayor parte de la agresividad e, incluso, del crimen. Según David Buss, en 1972 en Detroit, el 69% de las víctimas y el 73% de los asesinos eran hombres solteros. Un hombre soltero de 24 a 35 años tiene tres veces más posibilidades de matar a otro que un casado de su misma edad. La obsesión del hombre por el status es un reflejo de la necesidad de respeto ancestral que garantizaba un acceso preferente al sexo. Los conductores agresivos, a los que se dirige la campaña, o bien carecen de pareja, o desean tener más chicas. Hay quien recomienda soluciones darvinistas, que se alían con el tradicional sentido común. El investigador Robert Wright, aboga por una revaloración de la monogamia, y también están de acuerdo con ello Martin Daly y Margo Wilson, que consideran “pacificador” al matrimonio monógamo. No sólo el asesinato es más probable en un mundo con parejas inestables, donde los hombres poderosos (o con coches más veloces) controlan un mayor número de mujeres; también lo es la violación, la vida criminal en general y el abuso de alcohol y de drogas. Y la velocidad “autopublicitaria”. En una dinámica sexual ligeramente poligínica como la humana, esta competencia ancestral entre machos “es la responsable de la evolución de las tendencias masculinas a arriesgarse que llevan a tener éxito en el emparejamiento a costa de vivir menos”.

12 comentarios:

Bremaneur dijo...

Los machos han competido durante milenos por un bien escaso: las hembras.
***
Meeeeec, meeeeec. Error de precisión. Las hembras han elegido durante milenios al macho que les ha salido de ahí. Los machos no compiten por las hembras, sino que las hembras dejan que los machos compitan para ella poder elegir al más fuerte. Marionetas, simples marionetas en manos de la perfidia natural.

Pérfida natural dijo...

Lo lamentable es que muchos se pasen el día compitiendo cuando no tienen ninguna posibilidad por falta de requisitos mínimos. ¿Qué solución darvinista hay para evitar las molestias ocasionadas por este tipo de desechos?

Bremaneur dijo...

Pérfida natural dijo...
¿Qué solución darvinista hay para evitar las molestias ocasionadas por este tipo de deshechos?
***
Elegir bien. Por ejemplo, un macho soriano de 31 años no me parece mala elección.

"el Primo" dijo...

"La obsesión del hombre por el status es un reflejo de la necesidad de respeto ancestral a los que se dirige la campaña, o bien carecen de pareja, o, como desean tener más chicas."

Supongo que la sintaxis de esta frase será algo como lo de el partido de Ciudadanos que es de "centro-izquierda no anti-liberal", un poco difícil de digerir.

Oscar dijo...

Las hembras un bien escaso????
Pero no somos, aproximadamente, mitad y mitad?
Cuando salgo a la calle no me parece que las mujeres sean un bien escaso. Por supuesto, hablo de paises donde existe libertad...

Anónimo dijo...

Buenos días, Teresa. Una pregunta. Este fin de semana hay congreso de Ciutadans, verdad? Nos puedes contar un poco como está la situación del partido. Es que estoy oyendo por los medios -los pocos que hablan de ciutadans- que hay conflictos internos, que igual Albert Rivera no sigue, que Antonio Robles se va, y la verdad estoy un poco preocupada ya que tengo esperanzas dipositadas en vuestro partido. Gracias y saludos

Isabel

Celestina dijo...

Está bien, Bremaneur, preguntaré por ahí a ver qué encuentro en la franja de edad solicitada. Pero primero habría que cambiar la foto, porque con esa pinta de buitre...

Anónimo dijo...

Primo, tiene razón: falta un trozo. Lo he arreglado, creo que está más o menos como lo pensé, aunque en el original también tengo este agujero. Gracias
M-P

Anónimo dijo...

Isabel: el proyecto está más vivo que nunca. Un poco de confusión, por otro lado nada extraoridinario en un partido con un año de vida. Pero el pronóstico no puede ser mejor: el partido nacional con la incorporación de Basta Ya. Necesitamos gente con experiencia para dar este paso y la vamos a tener. La mejor.Lo importante no es el vehículo, sino el proyecto.

Un saludo y no se desanime que yo no lo estoy en absoluto.
Un beso

Teresa

Anónimo dijo...

Veo numerosos bestias muy machos que ante su pequeña mujercita tienen un comportamiento de los más servil que puedas imaginar.

El propio general Franco ante su Carmen, palidecía y era incapaz de hacerle la más mínima afrenta.



Abate Marchena

Bremaneur dijo...

Abate, hazme tuyo. Soy un buitre, como dice mi Celestina, pero al revés de como ella piensa, digo que los buitres son aves de alma noble. Pese a todo, te prometo sumisión. Seré servil, azótame.

Por cierto, curioso que precisamente en este post no aparezca mi amigo Leve.

Mujer-pez, póstreme ante usted y ante PPPez.

Anónimo dijo...

"En todas las culturas los hombres son los originarios de la mayor parte de la agresividad e, incluso, del crimen."

Es cierto. Y también de la mayor parte de la mejor literatura, ciencia y filosofía.