Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

expertos en humo

lunes, 30 de abril de 2007

Mi amigo Arcadi mencionó mi blog el pasado sábado. Yo también tengo alguna reflexión que hacer respecto a su post de ese día. Pero no sobre prostitución, que fue el motivo de su comentario. Quiero seguir sobre el interesante tema de “los expertos”. No porque yo esté (ni él, claro) en contra de una auténtica autoridad, fundamentada en la razón, el conocimiento y el método científico. Al contrario. Hoy en día, la autoridad tradicional está en crisis y ha sido sustituida por multitud de autoridades “alternativas” que no hacen más que crear confusión. La sugerencia del compañero Goti-goti (comentarista habitual y muy apreciado de este blog), un artículo de Frank Furedi, ha sido muy oportuna. Como dice este sociólogo “una sociedad civilizada e ilustrada requiere instituciones con legítima autoridad y del respeto público por ellas” y que “sin que ellas nos orienten, las personas no tenemos más elección que confiar en el Destino y sus representantes terrenales en la industria de la falsedad”. No. Me refiero, precisamente, a los expertos en humo y sus pretensiones. Esta ha sido la osadía de Richard Dawkins: poner en plano de igualdad y con la mayor decisión a los expertos en creencias incluyendo a los teólogos, y el motivo por el que le han criticado tanto . Su libro, “El espejismo de Dios”, avisa inmediatamente de que "No debería quedar sin discutir la idea que la religión es una disciplina en la que uno puede proclamarse experto." La reacción de esos expertos en Dios ha sido la de siempre: negar la capacidad de un lego para discutir sobre Él.

Como ocurre con cualquier área de “expertise” sin base auténtica de autoridad se impone una asimetría de relación entre la aceptación y la crítica. Para comprar homeopatía no se requiere información avanzada, pero para discutirla tienes que saber qué tonterías dijo cierta vez Benveniste. Para creer no hace falta el conocimiento. Al contrario: por eso se celebra “la fe del carbonero”. Eso sí para disentir hay que haber pasado por una iniciación. Todo para confirmar que la prueba de San Anselmo es realmente patética.

*


Estoy segura que, a día de hoy, con las ciencias adelantando una barbaridad, Carl Sagan ya no habría afirmado que : “cualquier especie lo suficientemente avanzada como para poder viajar por el espacio habrá superado los problemas de la guerra.”

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gusta mucho este blog porque sostiene una opinión independiente, actual y no necesariamente frívola. Y además porque es una mujer y yo, con los años, cada vez soy más feminista (al revés de lo que les pasa a la mayoría).
Ahora les escribo en mi condición de madre para recomendarles el blog de mi hijo. Es una delicia y conste que no es pasión de madre (nooooo!). El chiquitín tiene sólo 21 años pero escribe como los ángeles: ágil, divertido y directo al grano. Le da por el lenguaje.
http://cuidaesalengua.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Gotigoti dijo,
gracias M-P. Llevo ruborizado como una quinceañera de las de antes desde esta mañana.
Su frase"eso si para disentir hay que haber pasado por una iniciación. Todo para confirmar que la pruba de San Anselmo es realmente patética",me parece una de las frasea más agudas que he leído en años. Pero ¿no cree usted que las armas de la religión cristiana están romas desde hace mucho tiempo?, ¿no hay un peligro mayor en el multiculturalísmo,el relativísmo y la superstición que hoy dominan las mentes de las así llamadas élites culturales?
El verano pasado visité el mercadillo hippy de Guardamar y ví unas de las cosas más deprimentes que haya visto en mi vida. Una serpenteante cola de gentes de todas las edades,sobre todo jóvenes,delante del puesto de ángeles y hadas,todos esperando a que la gurú de turno les bendijese sus monigotes.
Vuelvo a Frank Furedi que escribió sobre este tema un esclarecedor ensayo:Do they know it´s Christmas?
14 diciembre 2006.

Bil dijo...

Pececita:

Voy a prepararte una trampa racional. No sé muy bien cómo atiendes los comentarios que se escriben por aquí pero para el mío solicito una respuesta para poder proseguir el debate. Espero que tu curiosidad científica venza al miedo, pues todos distinguimos a los que buscan la verdad de los que defienden su interés.

Se trata del siguiente argumento *sananselmiano*:

"Si la perfección de Dios, en oposición a la imperfección de Dios, propicia la creencia en un Dios perfecto, es una explicación suficiente para que Dios sea perfecto."

¿Te parece una melonada patética?

schelling dijo...

Interesante asunto. Ud. se centra en la autoridad, digamos, epistémica. La de los expertos.

Como sé que estas cosas le interesan le dejo un enlace a un trabajo de Alan Fiske, que ha defendido que las relaciones de autoridad son un universal antropológico, una de las 4 formas de sociabilidad incorporadas en el software de nuestra especie. De ser así, como tiene pinta, la cacareada crisis de la autoridad se quedaría en crisis de ciertas formas de autoridad. Como su comentario apunta, por otra parte.

Aquí le dejo el enlace.

Anónimo dijo...

Bil dijo...



¿Te parece una melonada patética?


Pues no sé qué decirle. Cuando tengo este tipo de dilema, cambio los nombres y todo parece como más claro. Es que la palabra "Dios", más bien oscurece (o intimida).


"Si la perfección de Gran Pitufo, en oposición a la imperfección de Gran Pitufo, propicia la creencia en un Gran Pitufo perfecto, es una explicación suficiente para que Gran Pitufo sea perfecto."

¿Cómo lo ve usted de melón?

M-P

Anónimo dijo...

gracias Schelling y goti-goti :-)

M-P

Bil dijo...

Lo veo supermelón. :)

El esquema argumental es de Dawkins, del Gen egoísta, pag. 56. Dice Así:

“Si la reproducción sexual, en oposición a la reproducción no sexual, beneficia a un gen para la reproducción sexual, es una explicación suficiente para la existencia de la reproducción sexual.”

La lógica es la ciencia de los argumentos correctos, no de las premisas verdaderas.

Tenemos tendencia a *creer* lo que nos suena bien y además los intelectuales tenemos un defecto de lo más intelectual, considerar nuestras creencias como hechos. Como somos capaces de argumentar, en el sentido de hilvanar frases tras la palabra "porque", dotamos de superior estatus a nuestras opiniones pero ,como ves, no es más que una ilusión.

Ya sin trampas, te diré que el argumento de Dawkins es incorrecto aunque fueran verdaderas las premisas y la prueba ontológica es correcta aunque hubiera manejado premisas falsas. Es la ventaja que tiene San Anselmo, que estudió lógica, frente a Dawkins que ha estudiado bichos.