Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

ojo con Italia

miércoles, 2 de mayo de 2007

Maragall piensa ahora que la reforma del Estatut catalán «no valía la pena». Maragall la defendió durante años y estaba en el programa del PSC. El cuatribarrío está que trina. Todo lo que tiene relación con el nacionalismo lo tiene con la fe: ellos “creían” en su necesidad. No era un dogma, como que Cataluña es una nación, pero durante la época más caliente, la época de su elaboración, los beatos y los guerrilleros podían hacerte pasar un mal rato. Poca broma. Eso lo comprendieron el resto de los partidos que compiten en el mercado de la creencia, los del PUC. Por eso se apuntaron tantos, hasta el PP. Fuera de Ella (la Nación) no hay salvación. Ahora, con la autoridad del Sumo Sacerdote, Maragall actúa como Benedicto XVI cuando decidió abolir el limbo , otro quasi-dogma que, de tan importante como era, de un día para otro pudieron pasar si él. Dawkins, en El espejismo de Dios, habla del “característico y presuntuoso aplomo” del Papa, que decide abolirlo y aquí no ha pasado nada. ¿Significa eso que todos los niños que habían estado ahí languideciendo todos esos siglos han ascendido repentinamente al cielo?, dice ¿O que no eran infalibles los Papas anteriores y estaban equivocados? Algo así nos ha pasado en Cataluña. Era anatema y ser mal catalán defender el sentido común. Con su característico y presuntuoso aplomo de enlace privilegiado con la Nación Maragall volvió con una Verdad distinta. Algo debe tener Italia cuando se reciben allí tan importantes revelaciones.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Maragall no es que esté contra el estatuto, es que está a favor de la independencia de Catalunya.

Iluso él, creyó que Zapatero le agradecería el haberle encumbrado hasta la Moncloa.

Vista la poca honradez de ZP, Maragall plega velas desengañado del falso federalismo zapateril, y colaborará para la llegada de la soberanía a Catalunya.

¡ Independencia yá !


Abate Marchena

schelling dijo...

De Maragall cabe esperar cualquier cosa, incluso que alguna vez diga algo con sentido común. Pero no se fíe, que éste sigue siendo un iluminado y a lo mejor no se conforma con seguir en el limbo. Sobre todo ahora que lo van a cerrar.

Con su permiso, estimada amiga, un poco de autopromoción:

La subasta del euro en el nickjournal arcadiano.

Rigor Mortis dijo...

Parece que Italia es algo así como el camino de Damasco de Maragall. Cada vez que se marcha allí, se cae de la vespa y se da un trompazo(Maragall me parece un personaje de vespa), padeciendo alguna epifanía. Podía quedarse allí hasta que las vespas tengan capota.

Por lo demás, el personaje es la perfecta demostración de que en España cualquiera puede llegar a cualquier puesto, con la condición fundamental de que sea, en efecto, un auténtico cualquiera.

el chico subliminal dijo...

Maragall lo único que creía es que en España encontraría apoyo para su proyecto federalista, cuando todo el mundo sabe que en España el nacionalismo español imperante no lo permitirá nunca. Realmente, ingenuo era. Ahora estoy hablando a nivel elemental, claro. Quiero decir que siempre hay que tener en cuenta al público al cual te diriges.

Rigor Mortis dijo...

Subliminal, si el proyecto de Maragall era o es federalista, entonces el de Erdogan es laico y progresista. Sí, ya sé que mucho creen en ambas cosas. Como en los ovnis y la combustión espontánea. Depende del público, claro.

el chico subliminal dijo...

Que Maragall es federalista no lo digo yo, lo dice él. Está publicado y es algo que nunca ha ocultado. Ahora, si tu crees que sabes mejor que pretende Maragall mejor que el propio Maragall, entonces te ruego que me expliques como has adquirido este conocimiento, porque siempre me ha interesado el mundo de los poderes sobrenaturales.