Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

violencia milenarista

sábado, 13 de octubre de 2012








Es un profundo error llamarle "terrorismo" a cualquier hecho que tenga capacidad para perjudicar a los demás. Un ejemplo sería denominar "terrorismo machista" a la violencia doméstica protagonizada por el hombre. O un supuesto "terrorismo bancario". Etc. Después de mil muertos en España, hay que colocar calificativos con gran respeto y proporción. Con la palabra "violencia" ocurre algo parecido.

En una entrevista a Steven Pinker que publica El Mundo, puede leerse lo siguiente:

P: España ha sufrido durante muchos años la ideología violenta de la banda terrorista ETA. ¿Cómo podemos defendernos de las ideas asesinas?
R: La teoría comúnmente citada de que un cambio social progresivo sólo puede alcanzarse mediante la violencia es verdaderamente una idea criminal, y no responde a los hechos. La inmensa mayoría de los movimientos terroristas no logran ni uno solo de sus objetivos. Que no haya un estado vasco independiente es uno de tantos ejemplos (tampoco hay en Quebec, Palestina, Kurdistán, Tamil, Eelam...). Además, un reciente estudio ha mostrado que los movimientos de resistencia no violenta, como los de Filipinas, Suráfrica y Egipto, tienen el triple de posibilidades de conducir a cambios de régimen que los movimientos de resistencia violenta. Me gusta pensar que, si estos hechos fuesen más conocidos, habría menos movimientos violentos.


El goteo insistente, irrespetuoso, soberbio y descerebrado de adoctrinamiento independentista que durante décadas han practicado millares de maestros y profesores en Cataluña desde la guardería  hasta la universidad, pasando por crudezas como la de este afortunadamente muy diseminado vídeo, ¿qué clase de agresión constituye?

Que los maestros y profesores han tenido y tienen ideología, es una obviedad. La cara luminosa ha sido la de todos esos enseñantes progresistas que han sacado a los alumnos de un mundo de aislamiento y de atraso, de ignorancia y superstición. Todos estos profesores que han sabido cultivar con humildad personal y sin estridencias ideológicas el sentido crítico de sus alumnos.
Pero otros muchos no se han privado de martillear sus dogmas favoritos a su indefenso público cautivo. Desde la Falange, la Formación del Espíritu Nacional, el Nazismo, el Comunismo...Todos.  Ideologías de corte milenarista que venían a decir que si tomábamos la senda implacable de un objetivo grandioso y convenientemente impreciso, requeridor de sacrificios como la separación o la eliminación de los indispensables enemigos llegaríamos a un paraíso en la tierra donde todos los problemas se resolverían y nadaríamos en leche y miel.
Las imágenes del vídeo anterior nos muestran cómo opera el adoctrinamiento. La diferencia entre la educación y el adoctrinamiento es que el segundo es milenarista. Como  sus ventajas no son evidentes por si mismas (nadie adoctrina sobre la utilidad de la rueda, de que dos y dos son cuatro o de la necesidad del alcantarillado) y se basan en la pura creencia, se ha de suplir con ferocidad, aunque sea disfrazada de las suaves palabras de una profesora que corrige tiernamente a unos niños a los que debe llevar por el camino adecuado. El camino al Mundo Mejor del separatismo.

2 comentarios:

Francisco García Gómez de Mercado dijo...

La educación en Caraluña ha sido un adoctrinamiento nacionalista insoportable.
Hemos llegado al punto que el partido de la corrupción (tresporciento, palau) y de los recortes en Sanidad antes que en "embajadas" y subvenciones a sus amiguetes y correligionarios , llega se envuelve en la bandera y se plantea ganar las elecciones. Pues cómo nos han engañado y cómo siguen engañando.

Miquel dijo...

El video del cole y el video del escritor tan valiente que, pistola en mano dice que la violencia es una opción. El panorama es peor de lo que parece. Un saludo, y enhorabuena por tu blog