Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

ni perros, ni judíos

viernes, 25 de junio de 2010

Eso es lo que llevan escritos unos carteles que han colgado en la entrada de algunos mercados y oficinas en Turquía durante los días de junio, así como en otros lugares de Jordania. Hace unos días mi amigo Carlos M. Gorriarán publicó un interesante post en su blog titulado "Escucha, oh Israel" . En él discutía que la flotilla Mavi Marmara mereciera el ataque sufrido y ponía en duda que se tratase de un acto de defensa. También decía que había tenido lugar en aguas internacionales y que convertiría esa supuesta defensa en ilegal. Todo esto se puede entender. Pero que a estas alturas uno crea que no hay motivos para sospechar que pudieran transportar "armas o terroristas" roza lo naïf. También le parece una garantía que Turquía, "un país de mayoría islámica y democracia imperfecta de excelentes relaciones con Israel" apadrine esas flotillas. Bueno, a mí no me lo parece. Para empezar, si Zapatero escoge a Erdogan como interlocutor a la altura de una alianza entre civilizaciones ya hay que desconfiar porque no da una. Y esto cada vez está más claro en el caso de Erdogan, que precisamente con estas flotillas hace algo parecido a echarse al monte de lo anti-civilizado.

Le pide a Israel que sea el adalid en la región del Derecho Internacional, por ser "uno de los primeros Estados del mundo surgido de la aplicación positiva de ese Derecho, concretamente de la votación de Naciones Unidas que sancionó en 1947 la división del mandato británico de Palestina en dos zonas diferentes, una de ellas el germen del actual Israel." Todo perfecto si obvia que al día siguiente de este mandato ya había sido atacada por todos los países árabes del alrededor sin poder contar con la ayuda de nadie. Y esto siguió siendo así hasta bien entrados los 70 cuando por fin EEUU se decidió a dar un apoyo algo más que moral. Ahora tiene todo un estado, poderoso en petrodólares, declarando que lo va a borrar del mapa. Sin contar con que Siria y varios países árabes financian a Hamas y Hezbollah. No parece que tenga vecinos demasiado cumplidores de contratos.

Dice también que, a su juicio " Israel carece de Constitución por la dificultad de conciliar la identidad étnico-religiosa del judaísmo con el concepto liberal de ciudadanía: si este se aplicara como en la mayoría de democracias, de modo que la condición de ciudadano se otorgara automáticamente al nacido en el país o al que la pide tras unos años de residencia legal, podría haberse dado la paradoja –otra más- de que los judíos por fe o por ascendencia fueran una minoría dentro de una ciudadanía de mayoría musulmana o árabe (también hay una comunidad árabe cristiana, entre otras). Situación totalmente contradictoria con el proyecto sionista de Israel como hogar nacional de los judíos donde pueden tolerarse minorías –aunque tampoco eso, para la boyante minoría ortodoxa- como algunos árabes y drusos o samaritanos, pero no que los judíos por fe o por origen sean ellos mismos una minoría más, aunque fuera la mayor. En definitiva, el problema de Israel desde una perspectiva democrática es que, tal como está concebido, no pueda ser un estado laico sin dejar de ser Israel tal como lo concibieron no sólo sus fundadores, sino también sus actuales gobernantes." Y tiene razón. A mí tampoco me parecen progresistas ni meramente viables los estados fundamentados en premisas de este tipo. Pero es que nos encontramos con un colectivo con características excepcionales. Ni Stephen Zweig ni Mihail Sebastian habían caído nunca en la cuenta de que eran otra cosa que alemanes o rumanos hasta que la realidad de la mirada del otro les hizo poner a uno pies en polvorosa y al otro confiar en la suerte o la benevolencia de algún amigo poderoso. Y ellos tuvieron suerte. La mayoría, practicante o no, con conciencia de pertenecer a un grupo o no murió en abominables condiciones por ser quienes los demás decidían que eran. Y eso no terminó allí. Mi amigo Carlos parece que olvida que la emigración a Israel aún en épocas reciente se debe mayoritariamente a las dificultades de ser judío y vivir en entornos hostiles. Y como entorno hostil no me refiero sólo a los lugares donde los judíos han estado asentados durante generaciones (Marruecos, Túnez, otros paises árabes empezando por esa misma Turquía imperfectamente democrática) y de donde han ido saliendo en forma masiva estos últimos 30 años sin que haya llamado gran cosa la atención de los medios . Estuve una vez como turista en Israel. Por poner un ejemplo de lo que digo: conocí a una pareja judía que había huido de Túnez en los 60. En el momento del que hablo vivían en Francia. Había habido una oleada de ataques a a los judíos en este país, supuesto corazón de la tolerancia y el respeto occidental. Se estaban planteando también una nueva emigración . Esta vez a Israel.

Entiendo que a Carlos le afectase la anécdota final que cita. Pero no me parece tan extraño que un israelí crea que es incomparable la Shoa con el terrorismo de Eta por terrible que haya sido y pueda seguir siendo. Otra cosa es que tenga muy poca gracia a la hora de hacerlo comprender.

14 comentarios:

neike dijo...

Si Israel piensa que un barco puede llevar armas, pues lo normal sería registrarlo, no matar a los pasajeros. En el barco iba gente de diversas nacionalidades y religiones, incluyendo ciudadanos israelíes, víctimas del holocausto, premios nobel, eurodiputados e incluso niños. Por supuesto ningun rastro de armas, ahora dicen que llevaban palos y tirachinas, en fin, que para justifican una masacre así hay que tener el corazón de piedra.

Juan Poz dijo...

Me pregunto por qué tantos países que apoyan la causa palestina no han tomado ya la decisión de reconocer, de facto, el Estado Palestino, de abrir sedes diplomáticas, de plantear la entrada del nuevo estado en la ONU y de habilitar cuantas medidas sean necesarias para ese loable fin. ¿Tendrá que ver con el hecho de que los propios palestinos están enfrentados en una suerte de guerra civil sobre la que todos sus defensores pasan como sobre ascuas? ¿Cuándo, alguno de todos esos defensores de la causa palestina ha levantado la voz de la protesta contra los asesinatos selectivos llevados a cabo contra palestinos en los dominios de Hamás, sin acusaciones, sin juicios, sin garantías de ninguna clase?
Insisto: los militares que asaltaron a sangre y fuego la flotilla deberían ser puestos a disposición judicial, y seguir la cadena de mando hasta el verdadero responsable de tan aciaga iniciativa. Sigo recomendando la película "Los limoneros", porque explica con claridad el descerebramiento de unos y de otros, y, sobre todo, el atavismo de todos ellos.

Mujer-Pez dijo...

“Deben regresar a Auschwitz”, le dijo el operador del barco turco a los militares israelíes.


4/6/2010
itongadol/AJN.- El vocero de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés) difundió una grabación con el audio del momento en que la Armada israelí trataba de frenar al buque turco Mármara Mavi y el operador enviaba un fuerte mensaje antisemita. "Cállate, vuelve a Auschwitz", dijo el operador del buque que supuestamente llevaba ayuda humanitaria a la Franja de Gaza, según un audio enviado a la Agencia Judía de Noticias.


Pueden leerlo aquí:

http://www.itongadol.com.ar/shop/detallenot.asp?notid=31173

neike dijo...

mujer-pez, creerte esa grabación no solo "roza lo naïf" sino que es naif total

J dijo...

Claro, hombre. ¿A quién va a creer ud., a sus propios ojos, o a los islamistas?

En cualquier caso, a ver si dejan de dar el coñazo con lo de las aguas internacionales, porque parece que, un mes después, el personal sigue sin enterarse de que:

a) no estaban en AI sino en Zona Económica Exclusiva.

b) aunque hubieran estado en AI, daría exactamente igual, porque el país que ejerce un bloqueo puede actuar en ellas legalmente. ¿O dónde interceptan las fragatas españolas a los piratas somalíes, en el estanque del Retiro?

Txomin Goitibera dijo...

"En definitiva, el problema de Israel desde una perspectiva democrática es que, tal como está concebido, no pueda ser un estado laico sin dejar de ser Israel tal como lo concibieron no sólo sus fundadores, sino también sus actuales gobernantes." Y tiene razón. A mí tampoco me parecen progresistas ni meramente viables los estados fundamentados en premisas de este tipo."

hasta ahí estoy completamente de acuerdo con usted. Con lo que sigue después lamento no estarlo.

Txomin Goitibera dijo...

Disculpe usted J.

Es justo al contrario. Eran los israelíes los que ejercían de piratas en este caso.

Carlos Fernández Ocón dijo...

Amiga mujer-pez, los tontiprogres del mundo necesitan sus ángeles y sus demonios. A Israel le ha tocado demonio y va para largo. Si yo tuviera que vivir allí (o un tontiprogre cualquiera) rogaríamos que el ejército alejara las fronteras unos cuantos cientos de kilómetros más, que no permitieran pasar ni el aire y que no levantaran un muro sino tres, por lo menos.

J dijo...

Txomin:

Aquí te explican por qué, con la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar en la mano, es imposible considerar piratería la interceptación de la flotilla.

http://liceodemoinelos.blogspot.com/2010/06/los-israelies-no-son-piratas.html

También te puedes revisar el Manual de San Remo:

http://www.icrc.org/WEB/SPA/sitespa0.nsf/html/5TDLGL#5

Es decir, uno tiene el perfecto derecho de sentir más simpatía por los islamistas que por Israel. Pero si va a escudarse en argumentos legales, conviene tener algún conocimiento de la materia o un mínimo de honradez. Si se quiere jugar al juego del Derecho, hay que aceptar sus reglas.

Txomin Goitibera dijo...

Querido J.

El Mavi Marmara no se dirigía a Israel, sino a Gaza cuyo bloqueo por otra parte no se ajusta a Derecho.

Israel no reconoce como vinculante al Manual de San Remo, así que difícilmete puede recurrir a él como argumento.

Otro día hablaremos de las autopsias y los disparos en la cabeza a 45 cm de distancia.

Un saludo cordial.

Juan Poz dijo...

¿Nada que decir sobre el Fallo del Constitucional o es que está esperando a leer los fundamentos de la sentencia..., como persona prudente y assenyada? Sigo a la espera.

Juan Poz dijo...

Entre los libros y "la caló" no sale usted de las undosas aguas del Leteo...

Mujer-Pez dijo...

pues hoy he colgado algo.

¿Sabe que tiene un ojo muy interesante?

Anónimo dijo...

No entiendo... ¿por qué los perros?