Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

los españolistas son mayormente taxistas. O asín.

jueves, 5 de marzo de 2009

Seguimos con e- noticias . Esto es una mina. Ahora resulta que la Fundación Cercle d’Estudis Sobiranistes, del que es presidente Alfons López Tena, ha presentado la segunda parte de un estudio, elaborado por ellos mismos, titulado “Suport Social a la independència de Catalunya (1991-2008) – perfils sociològics” y ha concluido que "L'independentista té feines més qualificades i més estudis" y que "Els unionistes es concentren en feines menys qualificades, com les tasques de la llar".

Ahora les ha dado por llamar “unionistas” a todos aquellos que no están trastornados y saben leer sin problemas su carné de identidad. Los “unionistas” van por la calle vestidos de Escarla O´Hara o de Rhett Butler. Bueno, podría ser peor. Una amiga mía, también “ojara” y reputada profesional, emocionada con eso de “la llar” (el hogar) dice que ahora resulta que lo que ella sabe hacer realmente bien son las natillas.


En Ciutadans de Catalunya, asociación desvinculada del partido al que dió luz en el 2006, no hemos tenido nunca pasta para hacer estudios. Pero no nos hizo falta para saber quién era nuestro potencial votante (otra cosa es que quienes venían con anteojeras ideológicas periclitadas quisieran aceptarlo). Y gustosos les hubiéramos pasado a los de esa Fundación una información del todo fidedigna e incontestable: la relación de profesiones de los 9000 afiliados que consiguió la asociación en un mero año y medio de existencia. Lo difícil, y me sabe mal decirlo, es encontrar esos perfiles “menys qualificats”. Abogados, arquitectos, notarios, músicos o profesores de universidad firmaron abrumadoramente el manifiesto. Y los mayores éxitos en las primeras elecciones se cosecharon un poco más arriba de la Diagonal y en barrios y localidades de clase media-alta.

Como esto es lo que hay no tengo más remedio que pensar que en el Cercle d’Estudis Sobiranistes se han esforzado en encontrar lo que más le convenía a su narcisismo mágico: “Espejito, espejito ¿quién es el más cualificado y con estudios?”

10 comentarios:

Apostata dijo...

Querida mujer pez,

El independentismo es efectivamente una forma superior de inteligencia que echa cuentas con el Estado y le sale a devolver un 200% de lo ingresado. ¡Cráneo privilegiado! Que diría Max Estrella.

No hay más que verlos en los “aplecs” alternativos que montan en la adorable campiña catalana, donde al ritmo de fabulosas orquestas de cámara, sus talentosas y formadas juventudes debaten sosegadamente sobre la esencia última del catalanismo, y los pacíficos modos en que esta peculiar naturaleza puede ser derramada sobre aquellos que se apegan incomprensiblemente a la decadencia del constitucionalismo democrático.

Estos universitarios de espíritu noble y patriótico son la flor y nata mejor peinada de la intelectualidad catalana, y a poco que les dejen, les va acabar floreciendo un siglo de oro, que ya se intuyó en la pléyade de insignes paniaguados que inundó de cánoras voces la pasada feria de Frankfurt. ¡Cuánto espacio se pierde en las bibliotecas catalanas con el discurso vacío de esos estériles clásicos invasores, pudiendo rellenar las estanterías con el aliento inefable de los Sostres y las Claras Simones que tanto engalanan el orbe literario de nuestra pequeña e irredenta patria catalana!

Contemplo con envidia la magnífica labor educativa y de difusión cultural que los sucesivos gobiernos nacionalistas han realizado a lo largo y ancho de Cataluña, e imagino cuanta eficacia imprimiría a este ímprobo esfuerzo la existencia de un estado catalán independiente. ¡No habría informe de Pisa que se resistiese a la acción libre de nuestra querida Esquerra Republicana sobre la educación de nuestros escolares! ¡Coño! ¡Cuánto sabio y cuanto premio Nobel se está perdiendo Cataluña por culpa de la opresión española!

En fin, las cosas hay que reconocerlas. Cuando veo en la entrada del Liceo a un tipo guapo y elegante abriéndole la puerta del taxi a una dama, digo para mis adentros: “ahí va todo un señor independentista camino de la ópera”. Luego miro al taxista casposo que se hurga la napia bajo el soniquete insufrible de Radio Olé, y concluyo que vaya razón que tienen los del “cercle”. Y es que si te sale un hijo españolazo, ya le puedes ir comprando el “tasis”, porque no te lo arreglan ni en las madrasas del señor Maragall.

Juan Poz dijo...

¡Y yo que estoy deseando que se abra la veda del apadrinamiento en la Casa Gran! Me presentaré voluntario, a ver si me admiten y me "madrasean" y me enseñan el Virolai, y me invitan a pan con tomate y ¡a lo mejor! hasta me catequizan. Puede ser el comienzo de una gran amistad, según con quién me toque, claro... Pero predisposición a ser apadrinado, ¡inmejorable! la que yo tengo. ¡Ay, si pudiera vivirlo para contarlo!

elbosquefantasma dijo...

"més qualificades y més estudis". Gente con Bup o FP con grados de Técnicos municipales, o directores generales de la generalitat. Les pasará igual que con la obra y la construcción, La crisis nos va a poner a todos en nuestro lugar, No era posible que los paletas y albañiles ganaran con un diplomado, o estos figurines autonómicos ya se les caerá el chiringuito.

elbosquefantasma dijo...

"més qualificades y més estudis". Gente con Bup o FP con grados de Técnicos municipales, o directores generales de la generalitat. Les pasará igual que con la obra y la construcción, La crisis nos va a poner a todos en nuestro lugar, No era posible que los paletas y albañiles ganaran con un diplomado, o estos figurines autonómicos ya se les caerá el chiringuito.

Apostata dijo...

Estimado Juan Poz,

No quisiera perturbar su admirable afán de superación, pero ¿Ha tenido usted en cuenta las complejas evoluciones del “virulai”, y el efecto que su proporcionada armonía podría suponer en el primitivo y nada cultivado organismo de un españolista? ¿Acaso ignore usted que a las gentes de boina perenne y rudo entrecejo nos están vedados los sutiles y exquisitos matices que tan levemente dibuja el ajo al ser refregado sobre una hogaza pringosa de tomate y aceite?

A veces, amigo Poz, siendo como soy testigo diario del grave atrevimiento en que de continuo incurrimos los olivaristas, me percato de cuanta bondad tienen los legítimos amos de esta tierra en no echarnos a elegantes puntapiés de sus dominios, donde tan perezosamente y sin beneficio vivimos entregados a la ignorancia y a los vicios más execrables. ¡Maldigo el día en que me alisté a las huestes de Anjou! Tan borracho estaba que ni siquiera lo recuerdo.


Estimado Elbosquefantasma,

El problema que usted plantea es una cuestión de oferta y demanda. Si una generación se empeña en que sus hijos estudien carrera, por poca salida que tenga, aumenta el número de profesores de latín y disminuye el número de fontaneros. De manera que es más fácil dar con alguien que te enseñe las declinaciones, que encontrar a quien te pueda desatacar el lavabo. Eso se compensa en parte con la llegada de inmigrantes. De manera que llega un momento en el que vuelves a tener un importante contingente de fontaneros baratos, capaces de sostener a una gran población de profesores de latín en paro.

De manera que ahora mismo son necesarias dos medidas urgentes para reequilibrar el sistema. La primera es volver a crear la ficción de que los hijos de los fontaneros necesitan aprender latín, creando ciclos de formación profesional para “técnicos elementales de lenguas muertas”. Y el segundo crear una carrera universitaria de siete años para ingenieros en fontanería.

Saludos

Huno dijo...

Creo que el argumento de los afiliados a la Associación Ciutadans de Catalunya no contradice lo que dice el estudio: esas 9.000 personas de todos modos son representativas de una minoría, más o menos tan significativa como la proporción de votos de CDs.

¿Que el no independentismo sea cosa de taxistas y gente pobre? Seguramente. Gente que no se mete en política y que en caso de votar le perdona al PSC el catalanismo porque no conoce sus veleidades independentistas, o vota por el PP.

Sencillamente, la gente con arraigo en Cataluña tiene más oportunidades de ir a la universidad y más probabilidades de acoger la propaganda independentista. Más si se tiene en cuenta el papel de la educación.

Más bien valdría la pena que se pensara por qué la gente menos favorecida, es decir, sobre todo los descendientes de inmigrantes del sur de España, no se ponen de parte del "unionismo". Savater decía en una ocasión que ETA vive de mitos del franquismo, y lo mismo pasa con el independentismo catalán. El principal mito es el relativo desarrollo superior de Cataluña, cosa que cada día es menos cierta. La gente desvalida se avergüenza de hablar español y a toda costa busca que sus hijos se "integren", es decir, se asimilen a la mayoría nacionalista.

Muchos sociólogos y economistas se han obsesionado con "las trampas de la pobreza". Los inmigrantes del sur de España han caído en una de las peores, el complejo de inferioridad, la certeza generalizada de que el castellano es algo que hay que limpiarse.

Apostata dijo...

Si 9.000 personas no son representativas me gustaría saber cual ha sido el campo del estudio realizado por el Cercle.

El topicazo de que la gran mayoría de los no nacionalistas somos algo así como charnegos resentidos venidos de zonas meridionales apenas se sostiene en pleno siglo XXI. Han pasado dos generaciones desde la llegada masiva de trabajadores "murcianos" a Cataluña, y tengo la sensación de que entre sus hijos y nietos existe ya una proporción de nacionalistas tan alta como entre los descendientes de la población "autóctona". Y entrecomillo autóctona por que la población de Cataluña se multiplicó por cinco a lo largo del siglo XX, y no creo que ello fuese debido a la frenética actividad sexual de los nativos.

En cualquier caso hay que prestar atención al dato que ofrece la anfitriona del blog sobre los resultados electorales de Ciutadans, que sitúan el origen de los votos constitucionalistas lejos de los tradicionales caladeros "xarnegos" del PSC. Y creo que 90.000 votos ya empiezan a ser significativos.

Puede que en determinados casos (y tanto Ciudadanos como UPyD son un buen ejemplo) se estén utilizando argumentos un pelín trasnochados para aprovecharse electoralmente de algunos grupos sociales inadaptados o resentidos, no ya con el catalanismo sino con los catalanes en general. Pero en mi opinión esto es un lamentable error que está convirtiendo a estos partidos en opciones marginales dentro del panorama político catalán.

En Cataluña hay muchos catalanes que independientemente de sus orígenes, formación o extracción social, se sienten españoles y apoyan el marco político establecido en la constitución del 78. Puede que precisamente sea esa absurda idea de la dialéctica entre el "xarneguismo disidente" frente al nacionalismo la que impide que estas personas encuentren un ámbito político en el que sentirse cómodos. Lo cierto es que la mitad de los ciudadanos de Cataluña no acudieron a los últimos comicios municipales, ni al referendum del estatut, y eso evidencia que una gran parte de la población no se siente representada por ninguna opción dentro del actual espectro político de Cataluña.

Yo diría que hay un amplio hueco político constitucionalista y "no-xarneguista", esperando a que alguna formación con sentido común se decida a ocuparlo. Otra cosa es que la miopía de los llamados partids constitucionalistas les lleve a ignorar la realidad social, y prefieran compartir con el nacionalismo el tópico de que la Cataluña constitucional está conformada por un puñado de emigrantes inadaptados con un pauperrimo nivel educativo.

"el Primo" dijo...

El problema es que las leyes de la probabilidad sólo permiten hacer inferencia si la muestra ha sido seleccionada de forma aleatoria, es decir, de tal modo que todos los elementos de la población tienen la misma probabilidad de ser seleccionados. El conjunto de afiliados a un partido político no constituyen una muestra aleatoria, puesto que los no afiliados tienen una probabilidad cero de formar parte de la muestra, por tanto no es una muestra representativa de nada.

En cuanto al orígen de los votos que consiguió el partido Ciutadanos en 2006, de los aproximadamente 90.000 votos que consiguieron, 78.525 (el 87,4%) fueron en la provincia de Barcelona, y 65.851 (el 73,3%) en tres comarcas: el baix llobregat, el barcelonès y el vallès occidental. Esto permite pensar que efectivamente provienen mayormente de los "caladeros xarnegos" de que habla el señor Apostata, aunque él esté convencido de lo contrario.

Apostata dijo...

Estimado Primo,

Resulta extraño que si lo que se trata de comprobar es el extracto social de los “españolistas”, le parezca a usted poco representativo que se tome como base poblacional de referencia a los votantes de un partido “españolista”. No se, tal vez le parecería más ortodoxo que se estudiase la procedencia del voto constitucional a partir de los votantes de Esquerra.

Pero en lo que resulta usted del todo genial, y digno de los esmerados procederes estadísticos del Cercle, es su forma de computar los resultados electorales de las pasadas autonómicas. De manera que le parece a usted significativo que Ciutadans obtuviera un 87,54% de los votos en la provincia de Barcelona (donde centro la casi totalidad de sus esfuerzos en campaña) que tiene un censo de más del 75% del conjunto de Cataluña. Desde luego lo difícil es que hubiese obtenido esos 75.000 votos en el término municipal de Gandessa. Pero es que para rematar la faena me dice que donde ha conseguido una mayor cantidad de votos es en las comarcas de baix llobregat, el barcelonès y el vallès occidental, ¡Que són las tres comarcas con más población de Cataluña!

Si en lugar de tomar tan malintencionadamente las cifras en términos absolutos, las hubiese promediado de acuerdo a la población, se hubiese dado cuenta de que en el Tarragonés Ciudadanos obtuvo un 4,29% frente al 3,55% del Vallés Occidental o el 3,96% del Baix Llobregat. O al menos podría haber reconocido que usted ignora cuantos de los 41.000 votos que Ciudadanos obtuvo en el Barcelonés se dieron en barrios de una extracción social más modesta, y cuantos en barrios de mayor poder adquisitivo, que era en definitiva lo que la anfitriona del blog y yo pretendíamos señalar con conocimiento de causa.

De todas formas, de sus prejuicios sobre los tres núcleos poblacionales más importantes de Cataluña, se deduce que para usted las principales áreas urbanas Barcelona están infestadas de xarnegos, taxistas y analfabetos, lo cual sería un hecho diferencial a tener en cuenta para solicitar el derecho de autodeterminación de la provincia de Barcelona respecto a la muy culta y refinada Cataluña rural.

Saludos

"el Primo" dijo...

Señor Apostata,

Yo no estaba hablando de votantes sino de afiliados, pero ya que lo menciona los votantes tampoco son representativos, aunque a usted de forma "intuitiva" le pueda parecer que lo son. No es una cuestión de intuiciones, es pura matemática.

Por otro lado tiene razón en que las cifras en términos absolutos normalmente conducen a engaños. De todos modos, si observamos los resultados por comarcas ordenados de mayor a menor porcentaje de votos tenemos:

Barcelonès 4,49%
Tarragonès 4,27%
Baix llobregat 3,94%
Vallès occidental 3,54%
Garraf 3,12%
Otros < 3%

Cuando usted decía que habían obtenido los votos "lejos de los caladeros xarnegos", yo había interpretado que se refería a que habían obtenido los votos en sitios como Girona, Vic, Olot, etc., es decir en sitios donde la inmigración española tiene poco peso, demográficamente hablando. Los datos indican que no es el caso.

En cuanto al tema de la auto-determinación estoy de acuerdo con usted.