Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

una mujer es una mujer es una mujer

jueves, 27 de marzo de 2008

“Mi barriga crece día tras día, pero yo me siento hombre y cuando nazca mi hija, que está previsto para el mes de julio, yo ejerceré de padre y Nancy de madre", añade.”



No se siente hombre, se siente mujer. Todo lo que describe son emociones propias de mujer. Es lo mismo que si un vegetariano decidiera, por un tiempo y disfrutando de ello, volver al filete e insistiera en que se “siente” igualmente vegetariano. Nonsense. Lo que determina las diferencias de sexo es químico. Él fue hombre mientras (por motivos psicológicos, sociales o ideológicos) se quiso inundar de testosterona; dejó de serlo cuando simplemente suprimió la medicación que le mantenía más o menos en un sexo que no era con el que había nacido. Y en el plazo de… ¡cuatro meses! Un pedazo de tía, sí señor. Me dirán que la psicología también tiene que ver con la química. Es verdad. Pero yo me refiero a los mismos mecanismos psicológicos que le permiten a uno ponerle un paréntesis a su naturaleza de animal omnívoro con un gusto irresistible por la grasa tostadita y dedicarse a las lechugas. O los mismos que actúan en un individuo que, sin supresores hormonales, decide ser célibe y hacer ver como que no existe esa “trempera matinera” tan inconveniente (o no).

Yo no tengo nada que decir en contra de que una pareja de mujeres tenga un bebé. Un niño necesita atención y amor y ellas pueden dárselo. Otra cosa sería si en su momento se comprobara que estas novedades comportan algún perjuicio para el niño o para la sociedad. El ser humano es una criatura que experimenta y prueba. Siempre empuja los límites más allá y eso tiene consecuencias buenas y malas, como todo lo que es potente y efectivo. Pero lo que no se puede aceptar es que los conceptos se difuminen y las cosas tengan la entidad que cada sujeto les supone a partir de sus propios intereses. Hay una definición de lo que es un hombre y de lo que es una mujer. Y tiene que ver con factores objetivos, aunque los límites puedan ser borrosos y algunos casos difíciles de determinar. Por cierto, cosa que no ocurre con esa mujer que tan sólo dejando de tomar sus hormonas y en 4 meses la naturaleza le pasa el rodillo sobre esas tonterías suyas del tipo “me siento X”.

Hace un tiempo escribí aquí mismo ciertos reparos a esa Ley de Identidad Sexual que nos hemos sacado de la manga. No podemos permitirnos una institución que determine que uno está preparado para una operación de cambio de sexo sólo porque la persona en cuestión lleve una vida similar a los estereotipos del sexo deseado, dé más o menos el pego y diga que es así es como se siente. Y no tiene nada que ver con que yo esté en contra de que cada uno haga lo que quiera con su vida o con su cuerpo. Estoy a favor de que los homosexuales se casen y de que los niños sin familia puedan hacerse con una, aunque sea experimental. Mis reparos tienen que ver con la verdad y con el establecimiento de la razón y de lo objetivo como base de consenso social. Todo lo demás nos acerca hacia territorios demagógicos o fascistoides.

(Gracias, Huno, por avisarme de la noticia)

16 comentarios:

Oriana dijo...

Durante siglos, y en distintas sociedades humanas, se consideró que ser zurdo era una maldición, una desviación o una incorrección. Se desarrollaron, según el momento histórico, diversas estrategias y tratamientos para corregir esa lateralidad "anormal". Hice un pequeño trabajo en la facultad durante los años 80 sobre la valoración de los programas psicopedagógicos para "reconducir" a los niños zurdos que habían estado en boga 20 o 30 años antes. Todos habían sido un fracaso. Solo habían provocado, en los mejores casos, falsos diestros que nunca alcanzaron un uso de la escritura espontáneo y que habían acabado siendo carne de fracaso escolar. Una vez constatada científicamente la dominancia hemisférica y tras quedarle a todo el mundo claro que ser zurdo no era una "mal hábito" sino que la lateralidad venía programada genéticamente, la comunidad educativa fue abandonando ese propósito de convertir a los zurdos en diestros. Hoy todos nos indignaríamos si supiéramos de una escuela o un maestro que fuerza a los zurdos a usar la derecha.

Hay parte de la comunidad homosexual que prefiere hablar de su condición como una "opción", algo elegido. Pero, paradójicamente, solo oigo hablar a gente que dice que desde la infancia se sintieron atraidos por niños de su mismo sexo. Era algo que les sucedía de manera espontánea, en la que la voluntad poco tenía que decir. Yo a los 7 años estaba enamorada de Cruyff, y a los 11 del barbudo de los Bee Gees (como ven, a mi solo me ha gustado, desde niña, el macho macho). También se ha hablado en los últimos años de esos programas terapéuticos que consiguen revertir la ¿opción? sexual. Supuestos tratamientos que transforman al homosexual en heterosexual. Al parecer, todos son un fracaso. Y además, el tema ha estado aderezado con los sofocos del buenismo bienpensante que no ha dudado en denunciar (justamente) el asunto, aceptando, implícitamente, que la orientación sexual es innata. De acuerdo.

Hace tres días se detuvo al asesino de Mari Luz. Un sujeto reincidente, casado con una mujer adulta, sí, pero con diagnóstico de retraso mental ligero (lo que supone una edad mental de una niña de 10 u 11 años, ojo al dato). He oido y leído que, además de cumplir pena en la cárcel, este señor debe ponerse en tratamiento. ¿En tratamiento para qué? En tratamiento para reorientar su deseo sexual y que deje de ser pederasta. Y todo el mundo lo escribe y lo dice con gesto circunspecto. Que haga terapia. Que se ponga en tratamiento. ¿Como los zurdos? ¿como los homosexuales?

Creo que Sarkozy hizo algún comentario durante su campaña presidencial acerca de la pederastia y el innatismo, ya no lo recuerdo bien. Y los guardianes de lo políticamente correcto se le echaron encima.

Aunque quede un poco tangencial con el asunto principal del post quería reflexionar por escrito sobre el tema. Y ya está.

alberto dijo...

En los ejemplos que da se entiende que no hay otra posibilidad que tener una inclinación innata al gusto por la carne (tanto desde el punto de vista culinario como sexual). Ahora bien, creo que no son ejemplos comparables al de la autoasignación de la identidad sexual, ya que ésta podría ser adquirida en cualquiera de sus dos formas (masculina o femenina) mediante determinación biológica –entiéndase determinación biológica como exclusivamente dependiente de factores genéticos, bioquímicos, fisiológicos, anatómicos,… ajenos a la voluntad de la persona- sin mantener una correlación con el sexo genético, cromosómico, gonadal o genital que también le sea propio. Creo que podría existir la posibilidad de que los factores, nuevamente biológicos, que determinan la autopercepción sexual no fueran exactamente los mismos que determinan el resto de identidades sexuales de una persona, pudiendo aparecer mezclados en algunos pocos casos. El hecho de sentirse hombre o mujer podría ser, por tanto, resultado de un determinado estado de funcionamiento de alguno de los módulos de su cerebro ajeno, como puede ser la lateralidad (zurdo-diestro), a la voluntad de la persona o a mecanismos psicológicos del tipo "vegetariano" o "célibe".Hay un artículo que apoya esta hipótesis: NATURE, 378: 68-70 (1995).

Gracias por su estupendo blog. Un saludo.

Oriana dijo...

No sé si el comentario de Alberto va dirigido a mí o a mujer-pez.

Por mi parte, solo quería mostrar el ingenuismo hipócrita de una sociedad que se resiste a reconocer que determinados comportamientos de alta peligrosidad (la orientación pederasta), tienen un componente hormonal o genético (no sé precisarlo) no susceptibles de ser corregidos mediante terapia conductual, cognitivista o psicoterapia. Que lo único que ha dado resultado ha sido el tratamiento químico (la mal llamada castración química) mientras se ha aplicado, porque una vez suspendido el tratamiento los sujetos vuelven a las andadas. Pero que los sumos sacerdotes de la tabla rasa lo ven fatal. Y que tenemos un problema gordo. O a estos sujetos se les encierra de por vida o aceptamos el riesgo de tener en libertad gente con el impulso innato de buscar niños para su satisfacción sexual.

Sobre lo que comenta de la identidad sexual, estoy de acuerdo con usted. Considero que solo un impulso bioquímico innato puede hacer que una persona gonadalmente hombre o mujer llegue a provocarse la violencia (con anestesia, desde luego) de arrancarse mamas y hacerse en ocasiones cirugía genital, y de someterse a tratamientos hormonales tan duros para que su cuerpo sea lo más verosímilmente posible el propio del que tienen en su cabeza (nunca mejor dicho). Me provoca admiración y respeto porque siempre han tenido un camino dificilísimo de recorrer, y creo que nadie lo hace desde la frivolidad.

Y en el caso del post creo que suspender el tratamiento para recuperar la función reproductiva gonadal con la que se nació, para poder tener un hijo con tu pareja, no entra dentro de lo innato, sino dentro de la capacidad de sublimación del ser humano. Anular o evitar las tendencias naturales o innatas por amor, por una idea política, por un credo religioso. Los suicidios colectivos tipo Numancia, los cristianos ante los leones o los huelguistas de hambre del IRA. Esa es mi visión del caso. Ahora hay que esperar a ver si cuando dé a luz (¿lo hará vaginalmente o mediante cesárea?) volverá a los chutes de testosterona o no. Yo apuesto que sí. ;)

alberto dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo, Oriana.

Mi comentario iba dirigido a mujer-pez, y es que ni siquiera había leido el tuyo todavía. La coincidencia en el ejemplo de la lateralidad ha sido eso, simple coincidencia.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Gracias por sus intresantes comentarios, Oriana y Alberto.
estoy de acuerdo con Oriana en el error de pensar que ciertos comportamientos pueden ser corregidos simplmente con terapia psicológica o con algun tipo de reeducación. Sobre esta cuestión que aborda de las tendencias sexuales que ya se perfilan en la infancia me parece más borroso. Yo se de muchas niñas que han jugado "a novios" con otra niñas y han tenido vínculos vagamente eróticos con compañeras y todo esto se quedó borrado al empezar a tontear con los chicos. Y muchos chicos cuentan casos de urgencias solucionadas entre amigos en la primera etapa de la adolescencia (no digamos los famosos internados etc) y luego deslumbrase con las chicas y borrón y cuenta nueva. Quiero decir que, cuando uno echa una mirada atrás a veces puede justificar cualquier cosa, puesto que puede encontrar indicios para una cosa o la otra. La capacidad de justificarnos que tenemos es muy grande. Y convencidos.

Muy interesante el enlace que me envía, Alberto. Lo guardo y luego lo leo.

Sobre eso de "Considero que solo un impulso bioquímico innato puede hacer que una persona gonadalmente hombre o mujer..." Pero ¿se ha demostrado que hay esta substancia química? No sé si un transexual o alguien que desea cambiar de sexo tiene una química distinta de la de una persona sin antagonismo entre sexo gonadal y compartamiento esperado...Imagino que esto sería precisamnete lo más fácil de resolver ¿no?
En fin que este debate es apasionante y ustedes unos interlocutores estupendos
mujerpez

Brian dijo...

Interesante el primer comentario de Oriana, yo también me inclino por el innatismo. Pero el intercambio que sigue luego más bien me parece un juego de despropósitos; no pasa nada por no estar de acuerdo...

Oriana dijo...

Que nada, que sale un catedrático de psicología en las noticias de la tele diciendo que aún no han encontrado la manera de reeducar a los pederastas. Pues cuando la encuentren que avisen, por fa.

Oriana dijo...

Y siguiendo con nuestras comeduras de tarro sobre nature/nurture. Comenta usted, m-p, lo de los juegos homoeróticos en la infancia o pubertad en gente que luego se decanta hetero. Mmmm, supongo que no todo lo innato se manifiesta de golpe. Son muchos los niños que en etapa preescolar no tienen una lateralidad decantada, pero hacia los 5 o 6 años la cosa queda fijada y ya es irreversible. También muchos bebés nacen con un color de ojos indeterminado y al cabo de unos meses queda fijada una tonalidad. Yo creo que algo de eso ocurre con la orientación sexual, pero no es más que una opinión. Y reconozco, por supuesto, esas etapas de duda en la adolescencia, o las situaciones especiales que pueden llevar a un deseo o práctica homosexual en cárceles o internados. Y la orientación bisexual, desde luego. También existen los ambidiestros, que por cierto son los más problemáticos, porque no son los que escriben bien con cualquiera de las dos manos, sino los que no escriben bien con ninguna.;)

Oriana dijo...

Y ya, en plan comentarista pesada, ¿por qué los colectivos gays/lesbianas no quieren que su condición pueda tener base genética o congénita? ¿Qué pasó con las investigaciones de Le Vay (homosexual él)?

Pero si precisamente una explicación así libera de toda culpa y desasosiego, ¿no? Como los zurdos a quienes se les dijo que usaban la mano del Diablo y luego descubrieron que el respondable era un hemisferio derecho mandón.

Sobre la orientación transexual, y desde la más atrevida ignorancia, si hay un impulso bioquímico u hormonal que lleve a contrariarse con lo que ordenan las gónadas podría proceder del eje hipotálamo-hipófisis y zonas relacionadas. Es un eje con muchísimo poder. A veces, el eje del mal.

Huno dijo...

Mi inquietud tenía que ver con el hecho de que la prensa descarte la condición de mujer del "padre", pero es algo que ya se explicó bastante en el post de hace un año sobre el tema (muy recomendable para los que han dejado comentarios al post actual).

En todo caso encuentro muy problemático ese supuesto "justo medio" y objetividad que hay al distanciarse por igual de los demagogos (que conceden certificados de feminidad o masculinidad a quien lo pida) y de los "fascistoides" (ansiosos de perseguir a las que se cambian de sexo). Creo que ese supuesto contraste, muy frecuente, es un malentendido fatal.

Los creadores de derechos y proveedores de protección no son unos ingenuos ni unos liberales excesivamente generosos, sino propiamente los mismos totalitarios del siglo pasado encontrando pretextos para ensanchar el poder estatal (por ejemplo, para reformar la naturaleza: si mañana conocemos a un matón barbudo que se llama "Silvia" estaremos atentando contra la autoridad al sorprendernos, pues hay una realidad más grande que nuestra percepción que determina que esa persona es mujer; o para forzar el lenguaje, como ya se vio en tiempos del blog de Arcadi Espada con el término "matrimonio" aplicado a la unión de personas del mismo sexo, respecto de lo cual vale la pena repasar lo que decía Sowell).

La prensa socialdemócrata hace presión (la etimología termina correspondiendo a la realidad) para imponer ese elemento ideológico, y yo me pregunto, ¿por qué a nadie le llama la atención que los promotores de la ley que concede cambios de sexo en los documentos sean los mismos que defienden el régimen cubano y muchos otros del mismo jaez? Creer que uno es lo que se siente resulta muy útil para que se haga cliente de ciertos grupos políticos cuyo programa no es propiamente libertario.

Huno dijo...

Por cierto, los colectivos de gays y lesbianas, etc., no quieren que el ser homosexual sea una cuestión innata porque se trata de buscadores de rentas y no de personas angustiadas por su condición. Cuanto más se subjetivice la condición sexual más terreno hay para conquistar a costa de la derechona, más se hacen necesarias las oficinas de atención y la organización de los diversos agraviados por las prohibiciones judeocristianas para que finalmente apoyen a Zerolo y compañía.

(Aparte, lo de ser homosexual puede ser sólo una cuestión cultural y en últimas ideológica, en la antigüedad mediterránea, por lo que se sabe, no había tanto problema por la afición a las personas del mismo sexo, nadie "construía su identidad" en torno a algo así, y el hecho de ser sodomita no comportaba la exclusión automática del matrimonio y otras instituciones.)

Juan Poz dijo...

"Mis reparos tienen que ver con la verdad y con el establecimiento de la razón y de lo objetivo como base de consenso social. Todo lo demás nos acerca hacia territorios demagógicos o fascistoides."

Eso me suena a algo así como "el imperio de la verdad", que no deja de ser un programa totalitario de aúpa. Hay campos donde la verdad no es una medida aceptable: el de la autodefinición sexual, por ejemplo, que es el caso que nos ocupa.
A mí me ha encantado la noticia: lo propio de los humanos es traspasar límites, negar la naturaleza o jugar con ella, entre otros divertimentos más o menos aceptables.
Me parece, la reivindicación de la razón, muy encomiable, pero ella no da cuenta de todo, en esta vida. E incluso a veces, actuamos contra ella y reivindicamos nuestra actuación como un signo de humanidad, precisamente.
A mí me parece que el buen hombre que dará a luz por necesidad seguirá siendo lo que se siente: un hombre, y veo bien que utilice cuantos medios la ciencia ponga a su alcance para realizar su deseo. Me siento identificadísimo con él: ¡nada le he envidiado tanto a mi mujer como haber llevado dentro de ella nuestros dos hijos y haberlos alumbrado! Y si la ciencia, es un suponer, hubiera puesto a mi alcance ser padre-madre, me hubiera ofrecido de inmediato como candidato, ¡sin dudarlo!
Noticias así ponen de manifiesto la estrechez de miras de muchos. Y se vuelven incomprensibles cosas que lo son absolutamente, y sin gran esfuerzo.
Tema, haylo, desde luego...

Sr. Cabeza dijo...

Creo que viene muy a cuento este sketch:

http://www.youtube.com/watch?v=sFBOQzSk14c

en que los Monty Python se descojonaban de la verborrea seudoprogre.

Machambreitor dijo...

Ta dadic aquesta canço,..tere

http://www.youtube.com/watch?v=sFBOQzSk14c

Anónimo dijo...

La Barbat ya lo ha hecho. La pela es la pela.

Barbat ha borrado de su blog todos los comentarios que hablaban de CdC,y de los gastos que Barbat realiza cuando va a Madrid. Cuenca y San Sebastian; Tren, Hotel, Desayuno, merienda y cenas.

¿Lo paga la Barbat de su bolsillo? O ¿lo paga con dienro de la asociación CdC?

La persona que lo tiene que saber es Almudena Semur , cuya fotografia sale en la web de CdC como responsable de las cuentas de CdC.

Almudena Semur, ¿quién paga los gastos de Maria Teresa Giménez Barbat ?

María Teresa Giménez Barbat, usted ha suprimido el comentario que denunciaba que usted esta conduciendio la asociación CdC hacía el escepticismo y el ateismo, en vez de ser fiel al primer y el segundo manifiesto de CdC, motivo y fin de CdC.
En vez de eso, usted está reconduciendo la asociación, junto a March, y otros, hacía la lucha reivindicativa del movimiento ESCÉPTICO, y está engañando a los socios de CdC.
CdC no nació para que usted reivindicara el movimiento esceptico,o para su promoción personal como escéptica y atea.O como trampolín para su ascenso en política, al mejor estilo Catherin Deneve (fria, distante, altiva), pero a la española, o a la catalana, que será más de su gusto.


Es usted un chanquete-hembra.


María Teresa Giménez Barbat, se dice, se comenta, que era la única de los promotores que cobraba un sueldo cada mes hasta que CdC se convirtio en C's. Y que casualidad que al poco tiempo, escasos 3 meses sin sueldo. La Teresa retoma la marca CdC. Y ahora sabemos porque.

Nuevamente la señora Almudena Semur, tiene la respuesta de si, o si no cobraba un sueldo mensual María Teresa Giménez Barbat,ya que Almudena _Semur también era la responsable de las cuentas en CdC anterior a C's.

Almudena deje usted de ser un pulpo de roca santanderino, que ya estamos más que cansados de pulpos y chanquetes...A usted también ya le hemos visto todo lo que hay que ver, porque usted muy casualmente siempre está cerca de la Barbat, y usted sabe toda la verdad económica del primer CdC y del actual CdC.
¿Va a seguir callando?
¿Va usted a ser trigo limpio por una vez en su corta, pero densa trayectoría política?


Almudena, usted sigue la máxima que dice que en política, vales más por lo que sabes (y callas), que por lo que eres.

Mire como se lo está pagando ahora su amiga, la escéptica.

Anónimo dijo...

COMO EN LOS COMENTARIOS QUE PRECEDEN SE HACE REFERENCIA AL GALLINÁCEO SANDALIO DEL RÍO, ESE QUE PONE SUS HUEVOS EN LOS NIDOS MÁS INSOSPECHADOS, OS ADJUNTO UNA CARTA QUE UNA SIMPATIZANTE DE UPYD LE HA DIRIGIDO HACE UNOS DÍAS.

***********************************

Estimado Sandalio, miembro de la Coordinadora de UPyD – Cataluña,


Te dirijo este nuevo correo, que envío también a todos los militantes y simpatizantes de UPyD, cuyas direcciones poseo, para recordarte, una vez más, mis pretensiones y los hechos que las justifican.

1. En la pasada campaña electoral, el Comité Electoral del Vallés realizó una serie de gastos, que yo sufragué y que tú, Sandilio del Río, como Coordinador del Comité Electoral de la Provincia de Barcelona, te comprometiste a pagar, ya “que había dinero para estos menesteres”, como afirmaste en una reunión del Comité Electoral del Vallès (ver anexo-1: extracto del acta de la reunión).

2. Reiteradamente te he reclamado a ti, Sandalio del Río, el reembolso de dichos gastos, pero tú no te has dado por enterado.

3. Varias semanas han pasado ya y la deuda está aún viva y tú, Sandalio del Río, no has dado señales de vida.

4. Acabo de recibir un correo de un miembro de la Coordinadora en el que se afirma que has comunicado en una reunión de la misma que el “asunto está arreglado”. Esta información me sorprendió, ya que el asunto no está arreglado. Por lo tanto, estás mintiendo y confundiendo, como es tu costumbre, a los militantes y simpatizantes de UPyD.

5. Lo que sí es cierto es que, finalmente, has respondido a mis correos (ver anexo – 2). Pero, con tu respuesta, Sandalio del Río, reconoces que mentiste cuando nos confesaste (ver punto 1.) que había dinero para pequeños gastos de campaña, ya que dilatas en el tiempo y subordinas el reembolso de los gastos precitados, que yo sufragué, al cobro de la financiación oficial por los resultados electorales obtenidos por UPyD (2,06 euros por cada voto recibido: unos 600.000 euros).

6. En una de las reuniones del Comité Local del Vallés, tú, Sandalio del Río, nos estuviste repitiendo la cantinela de que “no había problemas de material, sólo había que pedirlo”. Como el prometido maná no acababa de llegar, como la precampaña y la campaña avanzaban inexorablemente y como no podíamos quedarnos con los brazos cruzados, los militantes del Comité Local del Vallés confeccionamos octavillas, pasquines, carteles, etc., que yo imprimí gastando unos cuantos cartuchos de tinta con mi impresora y que fotocopiamos en una copistería económica. Por eso, soy tu acreedora, Sandalio del Río, como dirigente y responsable del Comité Electoral de Barcelona Provincia que eras.

7. Cuando, en otra reunión, te comenté a ti, Sandalio del Río, lo de los cartuchos de tinta consumidos con mi impresora, me miraste a los ojos, con ojos de avaro y de asombro, y me dijiste: “los cartuchos son muy caros. Con 100 euros, en mi imprenta, podría haber impreso el material en color en vez de en blanco y negro”. Esta reacción tuya, Sandalio del Río, te desenmascara y pone al descubierto tus motivaciones e intereses. Mientras que los militantes y simpatizantes del Vallés invertíamos parte de nuestro peculio en la ejecución artesanal de material de propaganda electoral, tú, Sandalio del Río, no estabas dispuesto a poner en marcha las máquinas de tu imprenta, no estabas dispuesto a mover ni un dedo, si antes no se pasaba por caja. ¡¡¡Hay que tener bemoles!!!

8. Lo dicho en el punto 7 no es todo. Hay más cosas, comprensibles en un personaje como tú, Sandalio del Río, que no sólo pone los huevos en todos los nidos que encuentra a su paso (ver explicación de esto en el punto 9) sino que además hace lo necesario para que otras gallinas cluecas se los encuben. “Quina barra!”. Quiero añadir, además, una última cosa: el escaso maná llegó, ya muy avanzada la campaña, bajo la forma de una caja de cartón, procedente no del cielo sino de tu imprenta. ¡Qué generosidad, la tuya! Cuando abrimos la citada caja, constatamos que lo que nos habías enviado, Sandalio del Río, era material de desecho, era basura maloliente que, en vez de tirarla en un estercolero, habías reciclado (¡Qué ecologista eres!) para imprimir el material de UPyD y así perfumar y difundir su mensaje. Nuestra sorpresa llegó al paroxismo cuando constatamos que la cara del material estaba dedicado a UPyD y el reverso a nuestros hermanastros de C’S. Este material fue inservible y lo hemos guardo en el museo de los horrores del Comité Electoral del Vallés, para que sirva de ejemplo de lo que nunca se debe hacer. He aquí una nueva prueba de tu irrefrenable querencia a depositar tus huevos en distintos nidos.

Cuando te comunicamos nuestro decepcionante descubrimiento, tú, Sandalio del Río, sólo fuiste capaz de susurrar: “es un favor que me han pedido”. Con tu comportamiento, has dado la medida de tu profesionalidad en el campo de la imprenta, retratándote con tus peores harapos. Y esto dice mucho de ti como responsable de UPyD. ¿Dónde podemos ir con personajes como tú?

9. Sandalio del Río, ya lo cantó Antonio Machín en uno de sus inolvidables y memorables boleros, titulado “Corazón Loco”. Te lo cito porque te va como anillo al dedo: “ Yo no me puedo explicar, cómo las puedes amar tranquilamente, yo no puedo comprender, cómo se pueden querer, dos mujeres a la vez, y no estar loco”. Sandalio del Río, quieres estar al mismo tiempo en Pinto (UPyD) y en Valdemoro (C’S), en misa (UPyD) y repicando (C’S); quieres nadar (UPyD) y guardar la ropa (C’S); quieres servir a dos señores, a Dios (UPyD) y a Satanas (C’S). El renuncio de la “propaganda bipartidista”, en el que te hemos cogido, ha sido un gran avance para la ciencia política. Pero no ha sido ésta tu única contribución al acervo de la ciencia de la “res pública” de la “polis”. En el congreso fundacional de C’s de Bellaterra estabas en las dos candidaturas para Ejecutiva. Ahora, en UPyD, desde un principio, has estado ansioso y expectante, como la fea solterona de las bodas que, cuando el ministro del Señor pregunta a uno de los contrayentes: “María, aceptas como marido y esposo a Francisco, en la riqueza, en la pobreza,...”, ella responde invariablemente, rauda y veloz: “Y SI NO PA MÍ”. Este ha sido tu sino, en nuestra casa común, UPyD, pero con más éxito que la solterona: has ido ocupando los puestos que otros, por honestidad, por coherencia, por ética, han ido abandonando.

10. Sandalio del Río, podría seguir desgranando la mazorca de tu incoherencia y de tu irresponsabilidad política, profesional y personal, pero no quiero ponerme por encima del Moisés de los 10 mandamientos. Estos 9 puntos se resumen en dos:

- todavía no me han sido reembolsados los gatos de la campaña del Vallès, que yo sufragué, y no estoy dispuesta a esperar más tiempo; y si adopto esta actitud no es por el dinero que se me adeuda (que, en el fondo, me trae sin cuidado), sino porque me parece indecente la gestión que se has hecho de la campaña electoral.

- tú, Sandalio del Río, espero que no hayas pasado ni pases la factura de la basura que nos enviaste al Comité Electoral del Vallés y que no exigirás el pago de tus servicios no prestados. ¿O pasarás la factura a tus amigos de Ciutadans para los que hiciste campaña en el Vallés?

Sin acritud, Sandalio del Río, te mereces un coscorrón y un estirón de orejas, siendo muy, muy, muy... benevolente contigo, ya que “no has progresado adecuadamente”,



Simpatizante por UPyD
Cerdanyola del Vallès