Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

Desmond Tutu y el apartheid (israelí)

martes, 25 de marzo de 2008

Simon Aban Deng


“Mi nombre es Simon Aban Deng. Soy de Sudán. Pertenezco a la tribu Shiluk. Soy cristiano. Mi gente ha sido víctima de asesinatos en masa, esclavitud, violación sistemática, persecución religiosa, hambrunas forzadas, desplazamiento y exilio. Somos victimas de genocidio, físico y cultural. Somos objetivo de aniquilación como seres humanos y miembros de una cultura. Esas miserias no nos han caído del cielo; hemos sido y seguimos siendo victimas del régimen yijhadista radical de Khartoum.”


Así se expresaba este exiliado en el seno de la Internacional Humanist and Ethical Union , organización internacional que reúne a las principales asociaciones de humanistas. Creo que es momento para que cambiemos de héroes y seamos más exigentes con los que lo han sido oficialmente hasta ahora. Como hace el propio Aban Deng con Desmond Tutu , a quien dirige esa carta tras haber asistido, perplejo, a una conferencia del famoso obispo en la Boston's Old South Church donde acusaba a Israel de ser un “apartheid." Dice que esta conferencia le dejó muy perturbado. Y le perturba porque él ha visto a “ mamás árabes paseando con sus cochecitos de bebé pacíficamente en Jerusalén a pesar de que las carreteras por donde él circulaba estaban protegidas de las balas y piedras de los árabes por vallas y separaciones". Porque conoce perfectamente que los árabes Israelíes van a buenas escuelas en Israel y que reciben la mejor atención médica “en el mundo”. Le dice a Tutu que recuerde que nada de lo que sufren los palestinos ni remotamente se parece a lo que sufre el pueblo de Sudán, ese olvidado por los políticamente estereotipados.

4 comentarios:

Jorge dijo...

Es que se adoptan causas y se agitan banderas sin saber absolutamente nada acerca de ellas. La causa palestina es en España un tic, sólo eso: un gesto chic. ¿cuantas personas de las que se enrollan al cuello pañuelos palestinos saben algo sobre Israel y sobre el origen de ese conflicto? Repito ¿cuántos? Por cierto que la costumbre entre gente muy joven a portar pañuelos palestinos está al alza. ¿Qué significa para estas personas? Es el símbolo de una rebelión. Ignoran estos memos que en Oriente Medio sólo se puede ser rebelde en Israel. En Palestina, hasta el momento sólo se puede ser esclavo. Pero no esclavo de los israelíes sino del fanatismo y de la corrupción de una causa idealizada.
Enhorabuena por el blog.

Huno dijo...

Perdón por aludir a otra cosa, pero la noticia del hombre embarazado debe de ser de las que hacen la delicia de María Teresa. ¡Qué barbaridad! Ese hombre prodigioso había sido mujer y conservaba el útero! Es como si un travesti engendra un niño con una mujer, pero el redactor de El País no cabe en sí de entusiasmo por el avance de la ciencia y tal vez de la bioética.

Anónimo dijo...

Gracias, Jorge, bienvenido.
mujer-pez

Anónimo dijo...

La Barbat ya lo ha hecho. La pela es la pela.

Barbat ha borrado de su blog todos los comentarios que hablaban de CdC,y de los gastos que Barbat realiza cuando va a Madrid. Cuenca y San Sebastian; Tren, Hotel, Desayuno, merienda y cenas.

¿Lo paga la Barbat de su bolsillo? O ¿lo paga con dienro de la asociación CdC?

La persona que lo tiene que saber es Almudena Semur , cuya fotografia sale en la web de CdC como responsable de las cuentas de CdC.

Almudena Semur, ¿quién paga los gastos de Maria Teresa Giménez Barbat ?

María Teresa Giménez Barbat, usted ha suprimido el comentario que denunciaba que usted esta conduciendio la asociación CdC hacía el escepticismo y el ateismo, en vez de ser fiel al primer y el segundo manifiesto de CdC, motivo y fin de CdC.
En vez de eso, usted está reconduciendo la asociación, junto a March, y otros, hacía la lucha reivindicativa del movimiento ESCÉPTICO, y está engañando a los socios de CdC.
CdC no nació para que usted reivindicara el movimiento esceptico,o para su promoción personal como escéptica y atea.O como trampolín para su ascenso en política, al mejor estilo Catherin Deneve (fria, distante, altiva), pero a la española, o a la catalana, que será más de su gusto.


Es usted un chanquete-hembra.


María Teresa Giménez Barbat, se dice, se comenta, que era la única de los promotores que cobraba un sueldo cada mes hasta que CdC se convirtio en C's. Y que casualidad que al poco tiempo, escasos 3 meses sin sueldo. La Teresa retoma la marca CdC. Y ahora sabemos porque.

Nuevamente la señora Almudena Semur, tiene la respuesta de si, o si no cobraba un sueldo mensual María Teresa Giménez Barbat,ya que Almudena _Semur también era la responsable de las cuentas en CdC anterior a C's.

Almudena deje usted de ser un pulpo de roca santanderino, que ya estamos más que cansados de pulpos y chanquetes...A usted también ya le hemos visto todo lo que hay que ver, porque usted muy casualmente siempre está cerca de la Barbat, y usted sabe toda la verdad económica del primer CdC y del actual CdC.
¿Va a seguir callando?
¿Va usted a ser trigo limpio por una vez en su corta, pero densa trayectoría política?


Almudena, usted sigue la máxima que dice que en política, vales más por lo que sabes (y callas), que por lo que eres.

Mire como se lo está pagando ahora su amiga, la escéptica.