Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

bullshit versus patriciashit

jueves, 6 de diciembre de 2007

Según esta notícia la progresía bienpensante nos va a proteger a los españoles de ese arcaísmo reaccionario que son las corridas de toros. Entre otros motivos, las corridas pierden dinero. Sólo van los turistas, dicen. Yo reconozco que el tema de los toros me da más bien repelús. La última vez que vi una corrida, el toro, tras una estocada, empezó a vomitar sangre, y sangre, y sangre que parecía que toda la plaza se iba a llenar con ella. No volví a poner los pies en ninguna. Me debe faltar el gen de las corridas. Pero detesto esa hipocresía. ¿Cuánta gente va a ver la última exposición del último modernísimo, que has de leer la interpretación de algún exégeta para tener una idea de lo que allí se muestra? ¿Y eso, no sale carísimo?

La televisión quiere evitar que trafiquemos con el dolor de un rumiante, pero no tengo notícias de que supriman programas como el de Patrícia cuyos invitados son expuestos por sorpresa a situaciones profundamente perturbadoras que pueden desencadenar desenlaces no tan insospechables pero colaterales para la empresa. Aún recuerdo una vez en la que asistí atónita a una de esas crueles mascaradas. Una madre, que era invitada a ese programa con un pretexto falso, se encontró con su amante hijo que le informaba en directo y que se entere toda España de que era homosexual y que, aquel chico italiano tan mono y tan finito sentado a su lado, era su novio y que se iban a vivir juntos. La madre mostraba todos los síntomas del infarto y miraba al niño como si le estuviera clavando un estoque. Y no sigo, no vaya a ser que me den arcadas como al toro que me traumatizó.





12 comentarios:

Anónimo dijo...

A propósito del post algorero, sorry:

«Los 'negacionistas' tienen intereses comerciales»

La directora del Centro para la Población Biológica del Imperial College, Georgina M. Mace, critica los «grupos organizados» que niegan el calentamiento global

No vino a Madrid a dar buenas noticias. Desde su puesto de directora del Centro para la Población Biológica del Imperial College de Londres (Reino Unido), Georgina M. Mace se ha especializado en el análisis de la biodiversidad. Y en su conferencia, organizada por la Obra Social La Caixa y titulada Pérdida de Biodiversidad y Cambios en los Ecosistemas, esta experta en medio ambiente dejó claro que los 160 países firmantes del Convenio de Diversidad Biológica tienen muy pocas posibilidades de cumplir sus objetivos para 2010, referentes a frenar la velocidad a la que están desapareciendo las especies en la Tierra.

¿De verdad es demasiado tarde?

Creo que es demasiado tarde para conseguirlo en 2010. Los objetivos de reducir la pérdida de biodiversidad se establecieron en 2002 y suponían la puesta en marcha de unos proyectos que necesitan mucho tiempo para desarrollarse. Pero no creo que sea tarde para emprender acciones que nos permitan conseguirlos en 2020 o 2030. En Europa hemos progresado muchísimo en los últimos 20 años, recuperando algunos bosques y humedales que estaban destrozados para algunas especies. Pero a nivel global, será más tarde.

¿Cómo miden los índices de recuperación o pérdida?

Por las pruebas que recibimos a través de tres tipos de mediciones: una, el tamaño de algunas poblaciones naturales y de algunas especies concretas que habitan en ellas; dos, la cantidad de especies y de la tasa de extinción de algunas, y tres, la cobertura de los grandes ecosistemas. Y existen pruebas de que sigue habiendopérdidas a una velocidad creciente. Estamos perdiendo cada vez más. La última serie de datos que hemos recibido se refiere a los procesos provocados por la pérdida de biodiversidad, que aumentan también y tienen un impacto cada vez mayor. Y no podremos reducir la velocidad a la que estamos perdiendo la biodiversidad hasta que reduzcamos también sus impactos, la modificación en los hábitats producida por la agricultura, desarrollo de infraestructuras, carreteras, puentes y demás.


Usted contribuyó a establecer los criterios que deben tomarse en cuenta para determinar si una especie está o no en peligro...


Lo que medimos es hasta qué punto una población desciende, se fragmenta o pierde su hábitat natural cuándo pasa a vivir en poblaciones de un tamaño tan reducido como para resultar preocupante. Son medidas de tipo cuantitativo. Una especie tiene que llegar a cierto umbral mínimo de población para que pueda sobrevivir. Utilizamos esos criterios cuantitativos de una manera sistemática, para analizar la situación de todas las especies, por eso sabemos que la cantidad de especies amenazadas está aumentando.


¿Tiene cifras?


Dentro del grupo de los vertebrados, alrededor del 24% de los mamíferos del mundo están amenazados de extinción, además del 12% de los pájaros. En otros grupos, como los anfibios, de los cuales hay unas 5.000 especies diferentes, sabemos mucho menos, pero de aquellos que sí conocemos datos, estimamos que un tercio también está amenazado.


En España se ha conocido el informe sobre cambio climático que 17 expertos en medio ambiente han presentado al presidente del Gobierno. Hablan de una pérdida del 50% de las especies vegetales y hasta un 97% de anfibios y reptiles para finales de siglo. ¿Estas cifras le parecen exageradas?


¿En España? ¿De verdad? No lo sé (examina el informe). Bueno, es posible hacer estimaciones sobre la vida de una especie. Y muchos informes de este tipo parten de la base de que el hábitat en el que vive ha desaparecido, y por eso se extingue. Pero hay que tener en cuenta que una extinción no se produce de un día para otro. Es fácil decir que el hábitat se habrá perdido a finales de este siglo, pero eso no quiere decir que las especies que viven en él también hayan desaparecido. Me parece un poco exagerado, pero quizá es que no han especificado claramente el factor temporal, en cuánto tiempo puede ocurrir esta extinción. Tampoco conozco a quienes lo han hecho...

Las noticias medioambientales ocupan cada vez más espacio en los medios de comunicación. El ciudadano medio, ¿puede verse abrumado por tanta cantidad de datos, no siempre coincidentes?

Creo que sí; quizá estemos hablando demasiado del cambio climático y no tanto de otras alteraciones medioambientales. Porque muchos de los impactos del cambio climático han venido originados por otros tipos de cambios. Por ejemplo, creo que podríamos enfrentarnos mejor al cambio climático si no hubiéramos realizado tantas agresiones al entorno natural... Otra cosa es que tendemos muchas veces a hablar de los problemas, pero quizá no tanto de las soluciones, y yo soy parte de ello, así que también tengo parte de la culpa. Y las soluciones al cambio climático dependen también de los Gobiernos, de sus políticas, de sus objetivos, de la investigación en nuevas tecnologías y demás. Pero en otros tipos de cambios hay mucho que podemos hacer nosotros dentro de nuestros entornos.

Entonces, ¿podemos contribuir a nivel individual?


Sí; a nivel individual podemos afectar directamente el ambiente con nuestros hábitos de comportamiento. Pero también podemos crear lobbies que influyan en nuestras autoridades a nivel local, para que aumenten sus esfuerzos para proteger los hábitats que nos rodean. Mire lo que ocurrió en las elecciones en Australia. Han tenido que modificar el rumbo de su política por la presión que han recibido para tomar en serio los temas medioambientales. Y es una presión democrática la que hace que puedan modificarse esas políticas.


¿Hay fuentes interesadas en crear confusión sobre los temas medioambientales?


Sin duda ninguna. Muchos de los grupos que están negando la existencia del cambio climático están motivados por intereses comerciales a muy corto plazo. Hay grupos de presión muy bien remunerados que están organizados para negar la evidencia.


¿Y tienen éxito?


Por lo menos, están creando confusión. Y tengo la impresión de que también lo han conseguido en el ámbito del alto funcionariado... pero incluso en este ámbito también se reconoce que el cambio climático es una realidad.

Anónimo dijo...

MENSAJE A TERESA GIMÉNEZ BARBAT:

La coordinadora de UPyD en Cataluña de la que usted es la portavoz,

debería, en mí opinión:

1º) Dimitir en bloque por su nulo poder de convocatoria;

2º) Dar entrada a otros componentes que, sobradamente, han dado pruebas de su saber organizativo (ej. en Ciutadans de Catalunya y Ciutadans-Partido de la Ciudadanía)

3º) Desvincularse de "personajes relevantes en la sombra" que, en la práctica, mueven los hilos; y, por último,

4º) Propiciar un último intento de colaboración UPyD - C's.

SOBRAN LOS PERSONALISMOS EN LA LUCHA CONTRA EL NACIONALISMO

Teresa, da ejemplo y dimite.

Juan Poz dijo...

Pruebe, Teresa, con "La música callada del toreo", de José Bergamín, el gran olvidado del 27. El arte de los toros, como otras artes, requiere un asentimiento que nace de muy adentro y que, como en el caso de Bergamín, puede evidenciarse a través del dominio de la expresión, o como diría Marichal, de la voluntad de estilo.
Es un atavismo, sin duda, imposible negarlo; una caída en lo irracional, en efecto. Pero con estas últimas palabras definía el bizqueante Sartre nada menos que la imaginación.
La teoría del toreo es casi tan apasionante como el propio rito mítico que se representa en el albero.
Un saludo cordial.

Eulalia dijo...

No soy taurina. Creo que porque no tengo conquién haberlo sido. Con los años el malestar que sentía hacia el sufrimiento del animal se me ha disipado y ahora soy capaz de mirar sin apartar la vista, excepto en las cogidas a los toreros.
Salir sola a tomar unas cañas no es lo mismo que plantarte sola en una plaza y por eso no voy a los toros.

A cambio leo con pasión las crónicas y empleo siempre que puedo expresiones del mundo del arte taurino que me resultan de una precisión poética excepcional. A diferencia de los refranes (que nombran casi siempre sucesos acabados y alardean declamando verdades como puños sin escapatoria), las expresiones taurinas modulan, mediante las palabras, el movimiento, la acción, el deseo. Cuando se usan en el lenguaje corriente aportan delicadeza, ondulación, ternura, sensualidad.



Por cierto, hablando de sensualidad, a todos los que lean esto, les recomiendo una película que se estrenó el año pasado y que ahora por fin la han distribuído en España, aunque me temo que no durará mucho en cartel:

Lady Chatterley - de Pacuale Ferran
Una maravillosa adaptación de la novela, de una parte de la novela, y lo hace sin estrangularla. Cine de verdad.

Lois dijo...

A propósito del anónimo sin firma, sea biólogo evolutivo, sea escarabajo pelotero, o sea lo que le pete: seguimos con operaciones de lógica bastarda; en este caso, mezclando churras con merinas, y olvidando dar argumentos y datos.

Y además, la pinta que tiene de manipulación periodística. Porque es ella la que dice en la misma entrevista que quizá estemos hablando demasiado del cambio climático y no tanto de otras alteraciones medioambientales. Vamos a ver, como se come que quizá estemos hablando demasiado del cambio climático con el titular que dice "los negacionistas" tienen intereses comerciales. Mas parece que a la Sra.Mace le preocupa la pérdida de biodiversidad, y que piensa que en esa pérdida puede intervenir un cambio climático (que no ha estudiado) y otros factores medioambientales de los que probablemente deberíamos estar hablando más. Pero esa preocupación de Mace, "Publico" la convierte en leña para los "negacionistas", nada menos. A "Público" (y a tí) no le interesa el estado de la biodiversidad, ni siquiera el estado del cambio climático (cero datos al respecto); solo le interesa el estado de los negacionistas. Y tampoco nos explica en que consisten los negacionistas. ¿En que niegan un cambio climático, o en que niegan la intervención relevante del CO2 en él, o en que niegan la intervención humana? Eso no importa, ¡son negacionistas!

Anónimo, si eres científico como decías (que no creo), debería darte vergüenza haber traído un ejercicio de manipulación de este tenor. Muy científico también lo de llamar "negacionista" a quien argumenta en contra, y evitar con eso la discusión. Ciencia pura.

En todo caso es curioso. Hemos pasado (siempre sin discutir sobre los datos) del "consenso científico", y aquí no hay discusión, a admitir que hay discusión, pero intentar solucionarla con el argumento ad hominem, y con el argumento "mayoría". Lo que sea con tal de salir pitando en cuanto asoma un dato. Ciencia pura, una vez más.

Pero me temo, anónimo entusiasta, que las cosas os pintan mal. Lejos de haber un consenso, cada vez hay más científicos diciendo que la coña del CO2 y el cambio climático solo son un gran camelo. Y diciéndolo con datos y argumentos científicos, y no este tipo de cosa que traes de "Publico".

Si hasta ahora era difícil de creer a los algoreros a poco que se atendiera lo que dicen, cada vez está siendo peor. Porque vamos viendo como, por ejemplo, los datos de que aumenta el frío, y la cantidad de hielo y banquisa, en la Antártida, son cada vez más difíciles de cuestionar. O vemos que la pérdida de banquisa en el Ártico es debida a las corrientes oceánicas más que a la temperatura global, que y probablemente sea un ciclo que está cambando de sentido. El JPL del Caltech y la NASA, nada menos: enlace. Esto no es ninguna novedad, está en la web del Jet Propulsion Laboratory desde el día 13 de noviembre. ¿A que "Publico" no la ha puesto, ni lo va a poner jamás? ¿A que tú no te habías enterado? ¿Por qué será?

Pues por lo mismo que no sabrás que cada vez hay más astrofísicos que plantean, y empiezan a demostrar, que los cambios de temperatura observados tienen mucho que ver con la actividad del sol, y poco o nada con el CO2.

Pues por lo mismo que no sabrás que en los últimos ocho años nada de nada de aumento de temperaturas. Ni de que el IPCC usa unas mediciones de la señorita Pepis de estaciones meteorológicas terrestres, tecnología de 1850, en vez de las mediciones de satélite, estas sí globales, porque le cuadran mejor a su tesis.

Mejor te lo pongo, ya que te gusta el argumento de autoridad, en palabras del Dtr. Vincent Gray, que no estudia la biodoversidad sino el clima, y que es experto oficial del IPCC:

La caída del IPCC en desgracia no solo es deseable, sino inevitable. La razón es que el mundo verá poco a poco que las “predicciones” emanadas del IPCC no ocurren. La ausencia de un “calentamiento global” durante los últimos ocho años es solo el principio. Todos acabaremos por darnos cuenta, tarde o temprano, que esta organización, y su esquema de pensamiento, son un engaño. Desgraciadamente es muy probable que haya un gran daño económico antes de que esto ocurra.
enlace

¿Quieres más argumentos de autoridad, aunque no sean de biólogos evolutivos? Otro más del IPCC, toma "consenso":

Dr. Robert Balling

Professor in the climatology program at Arizona State University, specializing in climate change and the greenhouse effect. Balling has been a climate consultant to the United Nations Environment Program, the World Climate Program, the World Meteorological Organization, the United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization, and the Intergovernmental Panel on Climate Change. In addition, Balling authored The Heated Debate: Greenhouse Predictions Versus Climate Reality.

Clouds are widely recognized to be the wild cards in the greenhouse debate, and at present, clouds are notoriously poorly represented in numerical models of climate.

O sea, lo que usa el IPCC. Modelos que no valen una mierda.
enlace

¿Quieres más? Otro que tampoco es biólogo:

Dr. Timothy Ball
NRSP Chairman and Chair of the Scientific Advisory Committee

Dr. Timothy Ball is a renowned environmental consultant and former climatology professor at the University of Winnipeg, Manitoba, Canada. With a doctorate in climatology from the University of London, Queen Mary College, England, Dr. Ball’s comprehensive background in the field includes a strong focus on the reconstruction of past climates and the impact of climate change on human history and the human condition.

Hablando del calentamiento global:

The theory was accepted before testing had started, and effectively became a law. As Lindzen said many years ago: “the consensus was reached before the research had even begun.”
enlace

¿Te das cuen? Llegaron al consenso antes de que ni siquiera empezara la investigación. Richard Linzen.

¿Te suena Richard Lindzen? También participó en el IPCC, algo sabe del asunto. Físico atmosférico, siento que tampoco sea biólogo. Pero al menos es "Alfred P. Sloan Professor of Meteorology, Department of Earth, Atmospheric and Planetary Sciences, en el MIT. No te pongo el curriculum y los títulos porque alargaríamos esto demasiado, pero lo puedes ver en la web del MIT:
http://www-eaps.mit.edu/faculty/lindzen.htm

Total, anónimo, que puedes seguir tratando de ponernos cada chorradita tangencial que escriban en el "Público", o puedes aceptar que nos metamos de lleno con datos y argumentos. Ya sabes, hombre, argumentos y datos, esas cosas que tan reñidas están con el alarmismo climático, y con casi cualquier alarmismo, en realidad.

Porque como sigamos con las meras citas de opiniones, y como algún anónimo, fueras tú, o fuera otro, me propuso que "me enterara" y mirara en internet, resulta que le he hecho caso. Mira por donde voy (no pongo los enlaces por pereza, pero es fácil de encontrar):

1. Syun-Ichi Akasofu
2. Bruce Ames
3. Dennis Avery
4. Sallie Baliunas
5. Tim Ball
6. Robert Balling
7. Sonja Boehmer-Christiansen
8. Robert Bradley
9. Randall Cerveny
10. Kenneth Chilton
11. John R Christy
12. Ian Clark
13. Richard Courtney
14. Chris de Freitas
15. Peter Dietze
16. Freeman Dyson
17. Myron Ebell
18. Robert Essenhigh
19. Christopher Essex
20. Michael Fox
21. Oliver Frauenfeld
22. Lee Gerhard
23. Indur Goklany
24. Vincent Gray
25. William Gray
26. William Gray
27. Kenneth Green
28. Howard Hayden
29. Ben Herman
30. Chris Horner
31. Zbigniew Jaworowsky
32. William Kininmonth
33. Hans Labohm
34. Christopher Landsea
35. David Legates
36. Jay Lehr
37. Marlo Lewis
38. Henry Linden
39. Richard Lindzen
40. Bjorn Lomborg
41. Anthony R. Lupo
42. Ross McKitrick
43. Patrick Michaels
44. Steven Milloy
45. Iain Murray
46. R. Timothy Patterson
47. Benny Peiser
48. Alfred Pekarek
49. Roger Pielke
50. Ian Plimer
51. Eric Posmentier
52. Joel Schwartz
53. Frederick Seitz
54. Nir Shariv
55. S. Fred Singer
56. Willie Soon
57. Roy Spencer
58. Gordon Swaters
59. George Taylor
60. James Taylor
61. Margo Thorning
62. G. Cornelis van Kooten
63. Boris Winterhalter
64. David Wojick
65. Antonino Zichichni

Y esto solo en unos pocos ratos libres. Aumentará, no lo dudes. Así que ya digo, mejor pasamos a lo serio, si te parece.

Pues eso: sorry.

Lois dijo...

Mira, perdona anónimo (y resto de la tropa). Este es un documento que puede resultar de interés. Un clásico. De Freitas 2002.

Are observed changes in the concentration of carbon dioxide in the atmosphere really dangerous?

C. R. DE FREITAS
School of Geography and Environmental Science
University of Auckland,
New Zealand

En plan de resumen brutal, y para abrir boca, diré que De Freitas señala 14 equivocaciones (fallacy) en las tesis del IPCC. 14 falsedades que suponen la tesis IPCC al completo. Pero al completo, completo. Sin ir más lejos:

* Falacia uno: el dióxido de carbono atmosférico está aumentando en propòrciones alarmantes.

* Falacia dos: La actividad humana es importante en el ciclo global del carbono.

* Falacia tres: Hay una estrecha relación entre los cambios en el carbono atmosférico y la temperatura global.

* Falacia cuatro: La temperatura media global ha crecido durante las últimas dos décadas.

* Falacia cinco: Los datos d los satélites confirman el calentamiento global observado y el proyectado.

* Falacia seis: las tendencias climáticas del siglo pasado son muy distintas de las de otras eras.

* Falacia siete: hay predicciones fiables para el clima futuro.

* Falacia ocho: ya se está produciendo un calentamiento global significativo de origen antrópico.

* Falacia nueve: el calentamiento global va a producir una subida del nivel del mar.

* Falacia diez: del calentamiento global se derivarán condiciones má extremas.

* Falacia once: las predicciones del IPCC son razonables.

* Falacia doce: las tendencias observadas en la temperaura coinciden con las predichas por los modelos climáticos.

* Falacia trece: hay un consenso en que el cambio climático inducido por el efecto invernadero es una amenaza considerable.

* Falacia catorce: la amenaza del cambio climático causado por el hombre justifica seguir las recomendaciones del UNFCCC y el protocolo de Kyoto.

El documento de De Freitas:

http://www.climatechangeissues.com/files/science/defreitas.pdf
enlace

Muy recomendable como buen resumen para profanos.

Lois dijo...

Ah, pues no sabes cuanto me alegra, anónimo, que estés de acuerdo en que nos dejemos de chiquilladas, y vayamos a lo serio. ¿Qué, a que te ha gustado lo de De Freitas?

Pues si has acabado con eso ya, te paso otro más moderno, de 2007, Carter.

The Myth of Dangerous Human-Caused Climate Change
http://members.iinet.net.au/~glrmc/2007%2005-03%20AusIMM%20corrected.pdf
enlace

Se pueden usar estos párrafos como resumen-guía de lo que desarrolla en el artículo:

Much public discussion on global warming is underpinned by
two partly self-contradictory assumptions. The first is that there
is a ‘consensus’ of qualified scientists that dangerous humancaused
global warming is upon us; and the second is that
although there are ‘two sides to the debate’, the dangerouswarming
side is overwhelmingly the stronger. Both assertions are
unsustainable. The first because science is not, nor ever has been,
about consensus, but about experimental and observational data
and testable hypotheses. Second, regarding the number of sides
to the debate, reality is that small parts of the immensely
complex climate system are better or less understood –
depending upon the subject – by many different groups of
experts. No one scientist, however brilliant, ‘understands’ climate
change, and there is no general theory of climate nor likely to be
one in the near future. In effect, there are nearly as many sides to
the climate change debate as there are expert scientists who
consider it.
Some key questions and answers that are relevant to the
climate change debate include the following. Is there an
established Theory of Climate? Answer: no. Do we understand
fully how climate works? No. Is carbon dioxide demonstrated to
be a dangerous atmospheric pollutant? No. Can deterministic computer models predict future climate? Another no. Is there a
consensus amongst qualified scientists that dangerous,
human-caused climate change is upon us? Absolutely not. Did
late 20th century temperature rise at a dangerous rate, or to a
dangerous level? No, in either case. Is global temperature
currently rising? Surprisingly, no. And finally, is the IPCC a
scientific or a political advisory body? Answer: it is both.
This paper provides an analysis of these questions and some
related issues. It is intended to provide easy reading more than to
be an exhaustive analysis of the published scientific research that
underpins its conclusions. Readers interested in more detail and a
more complete bibliography should consult publications such as
Carter et al (2006); de Freitas (2002); Gerhard, Harrison and
Hanson (2001); IPCC (2001); Khandekar, Murty and Chittibabu
(2005); Khilyuk and Chilingar (2006); Kininmonth (2004);
Lindzen (2006); Jaworowski (2007) and Philander (1998), or
browse some of the web sites listed later.


Como el anterior documento, está lleno de datos, una auténtica montaña de datos y cuadros. Pero muy bien estructurados, y expuestos como para que los podamos seguir cualquiera. Y además, tengo la sensación de que estás empezando a perder la tirria por los datos, y de que te empiezan a gustar. ¿A
que sí?

Anónimo dijo...

Ni de coña, primo de rajoy:
---------------

Climate change would increase bird extinctions

Where do you go when you've reached the top of a mountain and you can't go back down?

It's a question increasingly relevant to plants and animals, as their habitats slowly shift to higher elevations, driven by rising temperatures worldwide. The answer, unfortunately, is you can't go anywhere. Habitats shrink to the vanishing point, and species go extinct.

That scenario is likely to be played out repeatedly and at an accelerating rate as the world continues to warm, Stanford scientists say.

By 2100, climate change could cause up to 30 percent of land-bird species to go extinct worldwide, if the worst-case scenario comes to pass. Land birds constitute the vast majority of all bird species.

''Of the land-bird species predicted to go extinct, 79 percent of them are not currently considered threatened with extinction, but a number of will be if we cannot stop climate change,'' said Cagan Sekercioglu, a senior research scientist at Stanford and the lead author of a paper detailing the research, which is scheduled would be published online this week in Conservation Biology.

The study is one of the first analyses of extinction rates to incorporate the most recent climate change scenarios set forth earlier this year in the reports of the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC), which shared the Nobel Peace Price with Al Gore.

The scientists modeled changes to the elevational limits of the ranges of more than 8,400 species of land birds using 60 scenarios. The scenarios consisted of various combinations of surface warming projections from the 2007 IPCC report, habitat loss estimates from the 2005 Millennium Ecosystem Assessment (an evaluation of the planet's ecosystems by 1,360 experts around the world), and several possibilities of shifts in elevational range limits.

The worst-case scenario of 6.4 degrees Celsius surface warming combined with extensive habitat loss produced the estimate of 30 percent of land bird species going extinct by 2100. Increasing habitat loss exacerbates the effects of climate change because organisms seeking more suitable conditions will be less likely to find intact habitats. Even with an intermediate 2.8 C warming, 400 to 550 land-bird extinctions are expected.

''Vegetational shift is the key issue here,'' Sekercioglu said. ''Birds will follow the shift in habitat.''.

All plants have certain temperature and precipitation requirements they need to flourish. As lowlands become too warm for some species, higher slopes that were formerly too cool become better suited to their needs, and the distributions of plants slowly move upward. That shifting of populations renders bird species vulnerable to a host of complications.

Topography itself is a major issue. Each bird species is only found between specific elevations, limits based mainly on the temperatures at which it can survive and the presence of the plants, insects and other animals on which it feeds. Temperature decreases as one goes up a mountain, so as the lowlands become warmer, plant and animal communities need to move higher in order to remain in their mandatory microclimates. Most bird species live in the tropics, mostly in lowland environments. In a number of of these areas, there may be no significantly higher slopes to which they can retreat. But even the presence of hills or mountains does not guarantee the survival of a species.

As one moves upslope, the extent of the area encompassed by a given elevational range almost always decreases. It's a matter of simple geometry. The circumference of a mountain is typically smaller near the summit than at its base, so a range of, say, a hundred vertical meters occupies a far smaller band of area near the top than it does down at the base.

And once the summit of a mountain becomes too hot for a species or its preferred vegetation type, the habitable area is reduced to nothing.

''It's like an escalator to extinction. As a species is forced upwards and its elevational range narrows, the species moves closer to extinction,'' Sekercioglu said.

In some instances, species can expand their ranges, which the authors also considered in their models. If warming is limited and a species adapts, only the upper limit of a species' elevational range might rise. As warming continues, however, the lower bound is likely to rise, as well.

Additional threats include interactions between the rising temperatures and other environmental factors. For example, as Hawaiian mountains get warmer, mosquitoes carrying avian malaria, to which most native bird species have no immunity, are moving upslope, invading the last refuges of birds already on the brink of extinction. In Costa Rica, toucans normally confined to lower elevations are colonizing mountain forests, where they compete with resident species for food and nesting holes, and prey on the eggs and nestlings of other bird species.

In addition, plant species that currently share a habitat may not all react the same way to temperature and moisture changes. Some species may be forced upslope while others are able to linger behind, tearing apart plant and animal communities even if all the species survive. Differences in soil composition can further disrupt plant communities. If soils at higher elevations are inhospitable to some plant species, those species will be wedged between a fixed upper bound and a rising lower bound until they are squeezed out of existence.

Until now, highland species have been less threatened by habitat loss and hunting, simply because most people live in flat lowlands instead of the steeper highlands. In comparison to lowland birds, however, highland species are not only more sensitive to temperature changes, but their populations also are more isolated from each other, as mountains effectively constitute habitat islands surrounded by a sea of hotter lowlands.

The study also has shown that sedentary birds, which comprise over 80 percent of all bird species, are much more likely to go extinct from climate change than are migratory birds. That suggests that a number of sedentary mountain species currently believed to be safe are actually jeopardized by global warming. All in all, climate change is likely to be particularly hard on the hundreds of bird species endemic to tropical mountains.

But in part because of the remoteness of the mountains and in part due to a lack funding for ornithological studies in most tropical countries, there are few data on these birds' responses to climate change. Crucial remote sensing data are also becoming less available, as government satellites like Landsat age and as image distribution moves increasingly to the relatively expensive private sector.

''To effectively monitor the rate of change as warming progresses, particularly in the species-rich tropics, we need a lot more data on birds' distributions and on the speed and extent of birds' elevational shifts in response to climate change,'' Sekercioglu said.

Perhaps the most worrisome finding is that each additional degree of warming will have increasingly devastating effects. The authors estimate that an increase of 1 C from present temperatures will trigger roughly 100 bird extinctions. But if the global average temperature were to rise 5 C, from that point on an additional degree of warming, to 6 C, would be expected to cause 300 to 500 more bird extinctions.

''This emphasizes the importance of any measure that reduces surface warming, even if we cannot stop it altogether,'' Sekercioglu said. ''Even a reduction of 1 degree can make a huge difference.''.

''Giving up the fight against global warming would be the true disaster,'' he added.

Lois dijo...

¡Pero si me traes lo de siempre: realidad virtual! Una modelización sobre los efectos en algunas especies de ciertos cambios de temperatura.

Un estudio, sin firmar, que ... is one of the first analyses of extinction rates to incorporate the most recent climate change scenarios set forth earlier this year in the reports of the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC), which shared the Nobel Peace Price with Al Gore.

O sea que parte de la base de que en la discusión contra Gore y el IPCC, lo que dicen ellos es cierto. Parte de esa base, pero no dice por qué se permite partir de esa base. Oye, así gana las discusiones cualquiera, ¿eh? ¿Estás de broma?

¡Bravo! ¿Y qué? ¿Que es lo que estamos discutiendo? Discutimos si la industria humana, y el CO2 que añade a la atmósfera, va a producir tanto o cuanto aumento de temperatura, o un aumento inapreciable.

Yo te paso documentos que muy razonadamente dicen que ese CO2 no se va a notar. Y tu me contestas con unas hipótesis sobre qué ocurrira cuando los falsos peligros de Gore, que no van a ocurrir, tengan lugar.

Si tú quieres perder el tiempo con no-argumentos, yo no, la verdad.

Y por cierto, si los tan anónimos como tú autores de ese estudio (y dale con los biólogos para hablar de clima), estiman que un aumento de un grado sobre las condiciones actuales acabarán con 100 especies de aves, diles que las den por extinguidas, sea en este siglo, sea en 1.500 años, o sea en el próximo interglaciar. Porque la apuesta super razonable es que ese grado de más lo tendremos en alguno de esos momentos, al igual que lo hemos tenido varias veces en el pasado reciente, en las mismas épocas que te digo del futuro, pero con signo contrario.

Sobre aumentos superiores a ese grado, si no los hemos visto hasta ahora en ninguno de los últimos interglaciares, ¿por qué lo íbamos a ver ahora? ¡Ah, sí, por el CO2! ¡Pues esa es la discusión, caramba, no los pajaritos! Y por eso te he mandado esos documentos que te he mandado; porque hablan de CO2, que es el asunto. ¿Tienes algo que decir del CO2? Porque si no es el CO2, entonces ni IPCC, ni Kyoto, ni vainas. Y los pajaritos tendrán un futuro, por lo que a la temperatura respecta, muy parecido a su pasado. Y si el futuro de los pajaritos (por lo que a la temperatura respecta) es muy parecido a su pasado, la extinción de pajaritos en el futuro, será muy parecida a la extinción en el pasado (siempre respecto al clima). ¿OK? No hay motivos para pensar otra cosa.

Así que todo queda reducido a : -CO2 or not CO2. Deja a los pobres animalitos tranquilos.

Lois dijo...

Mira anónimo: datos. Datos de la realidad, no de quimeras imaginadas.

David Bromwich del Byrd Polar Research Center en la Universidad Estatal de Ohio, se dedica desde hace diez años a estudiar las condiciones climáticas de la Antártida. No los pingüinos, sino la temperatura, los vientos, las nevadas, las nubes, esas cosas.

Bromwich no es un escéptico anti IPCC, nunca ha escrito nada contra el panel intergubernamental, ni contra la peli de Gore. Aunque si es un buen científico siempre mantendrá a punto cierta dosis de escepticismo, respecto cualquier cosa. No, Bromwich se limta a estudiar la Antártida, y a intentar que los resultados de sus estudios sirvan para mejorar la ciencia, especialmente los modelos climáitcos.

His mission, in part, dealt with the science of global warming, which could not be settled until Antarctica gave up its mysteries. "The validity of global change scenarios remains controversial," he said at the time. Eso fué hace diez años, la primera vez que fué al Polo Sur.

y lo que tiene que decir diez años después es que ...
"The best we can say right now is that the climate models are somewhat inconsistent with the evidence that we have for the last 50 years from continental Antarctica," he stated, adding that "We're looking for a small signal that represents the impact of human activity and it is hard to find it at the moment."

"It's hard to see a global-warming signal from the mainland of Antarctica right now." (2007)

enlace

Datos. Y algo no funciona como debiera. Entre otras cosas que esto tampoco lo verás publicado en Público, ni en prácticamente ningún sitio en España. Y la ciencia, Anónimo, no se hace ocultando los hechos.

Lois dijo...

Y para rematar, una historia preciosa. Christofer Landsea y los huracanes según el IPCC. Supongo que serás el mismo Anónimo que traía unos comentarios de un físico español que daba por supuesto que el cambio climático está haciendo más terribles a los ciclones tropicales. Sin discusión.

Yo te traje lo del el Taller Internacional sobre Ciclones Tropicales, de la Organización Meteorológica Mundial, diciendo lo contrario, y ya no contestaste más. Eso si eras tú, que es un poco coñazo esto del anonimato.

Pues el caso es que aquí te traigo la historia, bien bonita, de lo que está pasando con los huracanes y el IPCC. Sencillamente, los ciclones tropicales, como muestra más terrible de furor meteorológico, tenían que formar parte de la amenaza algorera, sí o sí. Imprescindibles para el guión. Y como la ciencia, representada en este caso por la máxima autoridad mundial sobre huracanes, el Dr. Christopher Landse, del Atlantic Oceanic and Meteorological Laboratory del NOAA, y jefe del IPCC para huracanes, no encontraba la menor evidencia de relación entre el supuesto calentamiento global y un empeoramiento de los huracanes, pues peor para la ciencia, y a la p*** calle con el Dr. Landsea.

La historia completa aquí

Y a eso tienen narices de llamarle ciencia, y los políticos se dejan aconsejar por esta tropa. Vale, anónimo, el próximo finde te traigo más cosas, si sigues con interés.

Y que la sirena nos perdone, que debe de andar harta y arrepentida de haber tirado la primera piedra. ¡Glups!

Anónimo dijo...

Es sabido que esa actividad del observador de pájaros, tan ajena hasta hace poco al carácter español, es algo muy europeo y civilizado. tanto que a mí me recuerda a las películas de Hitchcock "Los pájaros" o "Psicosis" o "La ventana indiscreta". La gente que observa tanto y en silencio, algo le pasa. En cambio, esto de los toros es un peligro, porque el torero, con tanta sangre, puede contagirse de SIDA. Así que nada de retransmisiones de corridas. Yo me he aficionado a las matanzas a punta de fusil de asalto -observadores de pájaros que han decidido pasarse a algo más activo- que ahí sí que cogen a más gente y se ve mucha más sangre, que hay mucho personal estorbando en el mundo, oiga, y no como los toros, que escasean. Además hay que vender la sobreproducción de armas y municiones, y un estoque vale un dineral, pero un Kalashnikov, por 4 duretes se tiene a la vuelta de la esquina. Tampoco estaría mal poner combates de gladiadores, porque hay mucho paro.

Un saludo, Carlos