Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

galeria de tipos insoportsables: Michel Onfray

miércoles, 29 de agosto de 2007

Interesante entrevista, Su título es El profesor y el Presidente. Michel Onfray, autoproclamado “anarquista de izquierda, libertario, hedonista y ateo” se pelea con Sarkozy. Es un encuentro auspiciado por la revista Philosophie bajo el título Confidencias entre enemigos. Onfray manifiesta que, cuando se vieron por primera vez, todo fue tensión: “Comienzo tormentoso. Agresión de su parte. Se mueve dentro de su jaula, mirando, sopesándome, juzgando. Un gran animal herido. Dice que ha leído mi blog y me mira de arriba abajo”. Onfray se pregunta cómo alguien que desde que nació “ha querido ser presidente, ha aspirado a caminar con los grandes del mundo, ejercer de jefe del ejército y tener un arsenal nuclear a su disposición, puede reaccionar como una bestia herida de muerte ante una persona que ha escrito unas críticas en un blog”. Parece que esas críticas tienen que ver con la posibilidad de que Sarkozy piense que la gente nace pedófila, suicida, homosexual o fumadora y el presidente quiere explicarse. Sarkozy, por lo que yo le he leído, no afirmó nada de eso, sino que mencionó los más que probables componentes biológicos de algunas conductas. Pero, para Onfray, progre de manual donde los haya, eso refleja una creencia en el determinismo genético “al estilo estadounidense” lo que, como todos sabemos, le añade gravedad. Onfray ha escrito un libro sobre ateísmo en el que afirma cosas como que “El ateísmo postmoderno anula referencia teológica, pero también la científica, para construir una moral”.Todo él refleja un perfecto desconocimiento de algo parecido a una formación científic básica. Así que, este duelo, es paradigmático. Tenemos a un Onfray que refuta gratis total la supuesta idea sarkozyana del control ineludible de los genes. Pero Sarkozy, por su lado, creyente católico, pone esa típica pregunta sobre la mesa: “¿Cómo demostrar que no existe? (Dios)”, lo que evidencía, también, que ni la ciencia ni la razón son su fuerte.
Estamos en un momento paradójico en el que la ciencia socava la fe pero, a la vez, da, en bastantes aspectos, la razón a cierta visión tradicional de la naturaleza humana. La persona que opta por eso que John Brockman llama “la tercera cultura”, o el humanista secular, se encuentran en una tierra de nadie en la que los dos polos ideológicos tradicionles les contemplan ofendidos y alarmados.

No sé que le regalaría Sarkozy ese día pero, Onfray, le ofrece cuatro libros: Vigilar y castigar, de Michel Foucault; El Anticristo, de Nietzsche; Totem y tabú, de Freud; y ¿Qué es la propiedad?, de Proudhon. Dice que Sarkozy abre los paquetes “como un niño destapando regalos de Navidad”, aunque sugiere, también gratis total, que tal vez nunca los leerá. Yo tampoco los volvería a leer. Me refiero a los tres últimos; no leí el de Foucalult y ahora sería lo último que tandría en la mesilla de noche. Pero, si Sarkozy me propusiera, como le hace a él, pasar unas vacaciones juntos, aceptaría. Para Onfray sería “Una pesadilla”, pues sale de la entrevista sintiendo,como la zorra, “compasión” por Sarkozy. Pero sería duro -eso sí sería una pesadilla- aguantar más de un minuto a un tipo tan pretencioso y tan orgullosamente equivocado como Onfray.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Gotigoti dijo,
mis condolencias Mujer Pez.
Este Onfray pertenece a esa caterva de mesías poshmodernos que no sólo es que no tengan ni la más remota noción de psicología evolucionísta,es que no tienen ni el más mínimo interés en saber algo. pues esto pondría en peligro sus puestos de trabajo como chamanes psicoanalíticos, derridianos etc.
Véase este ejemplo paradigmático,aquí en españa,de un profesor de la UNED llamado Simón Royo,que es triturado sin piedad en el blog Simon-Royo.blogspot. Es divertidísimo.

Tineo dijo...

Excelente entrada mujer-pez

schelling dijo...

Determinismo genético 'al estilo estadounidense', ja, ja, no pueden evitarlo.

Buena entrada, m-p. Sí que parece un tipo insufrible Onfray, el profesor libertario. Y también lo veo así: en tierra de nadie, un espacio nada cómodo.

Anónimo dijo...

Muy interesante el libro que acabo de leer. El olvido de la razón de Juan José Sebreli. Entre los siete u ocho pensadores a los que dedica un capitulo como precursores o continuadores del irracionalismo antimoderno cita a Freud, Nietzche y Foulcault. Curioso.
Isabel

my blue eye dijo...

Cualquier individuo que regale El Anticristo ha de ser necesariamente insoportable. Si le hubiera regalado las Consideraciones intempestivas, otra gallina cantaría (aunque lo de Foucault tampoco tiene perdón).

Anónimo dijo...

Mucho fascista anda suelto criticando a Onfray y a la postmodernidad desde el cobarde anonimato del insulto derechista del PP. Se creen que la estrategia de la crispación y el odio les llevará a ganar elecciones. Pero en eso vale lo que Plutarco apuntaba, el insulto se vuelve contra el que lo lanza mostrando su vileza y quitándole toda razón.

Anónimo dijo...

galileo lo juzgaron y lo matarón, tambien a socrates... Ustedes se leen los libros que se mencionan aqui? los de Onfray o los de Nietzsche, o alguno. O solo han querido opinar desde sus personas... Me gsuta que me sugieran conocimientos, me regalarian algun libro por este comentario?