Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

curas modélicos

viernes, 17 de agosto de 2007

Sobre los funerales de Xirinachs leo que “El PP catalán y Ciutadans denunciaron que Carod acudiese al evento «en representación de todos los catalanes» y que Sirera añadió que «Carod podría haber acudido al sepelio como líder de Esquerra, pero no como presidente de todos los catalanes, pues la gran mayoría no comparte las ideas de Xirinacs».
Bien: es que se trata de eso. De que esa “gran mayoría” no es, para ellos, catalana. Es sólo, por desgracia, wishful thinking que José Domingo, diputado de Ciutadans, opine que «Montilla debería proceder a relevarle de inmediato como presidente en funciones» cuando durante décadas el PUC (Partit Unificat de Catalunya, entidad virtual que engloba a los partidos nacionalistas catalanes que han sido todos, hasta hace poco, salvo el PP) ha, más que permitido, alentado un clima en el cuál el independentismo es la quimera que pocos en el fondo desean pero que da el toque de idealismo milenarista exacto que una sociedad progre debe lucir. ¡Pero si el presidente del Parlament, ese Parlament que se supone también de todos, en el cierre de la última sesión de investidura, osó gritar con seguridad prepotente “Visca Cataluña lliure” y aún sigue en su sitio! Si el grito hubiera sido “Visca Cristo Rey” se le hubieran comido vivo. Y el abuso hubiera sido el mismo.

¡Qué lástima que no le hubieran dado a Xirinachs ese premio Nobel de la Paz! Se hubiera unido a otros vendedores de pesadillas para Peter Panes de geriátrico, como Arafat, otra joya. Pero aún hay tiempo para que se lo den a monseñor Uriarte. Que no se queden sin su cura con corazón sólo para los propios. Desde aquí pido que se impulse esa justa iniciativa.

16 comentarios:

schelling dijo...

Me alegro mucho de ver su blog a pleno rendimiento.

El suicidio de Xirinacs, al fin y al cabo un perturbado, pone de manifiesto la patología social nacionalista, tan evidente en el uso del lenguaje religioso que se ha utilizado para hablar del "mártir". Un abuso, sí, pero revelador de la fe que los anima.

La nota del ex-cura (ya van unos cuantos en las filas nacionalistas) es todo un síntoma de lo que los ilustrados llamaban "entusiasmo" y que hoy traduciríamos, perdiendo los matices, por 'fanatismo'. Esa patología no radica sólo en el fervor por una causa más grande, ante la que no se duda en sacrificar la propia vida (o la de los demás), sino también en la creencia de tener un acceso privilegiado a la verdad divina, erigiéndose en portavoz de Dios mismo. Para Xirinacs, obviamente, la gran cataluña.

Siempre hay lunáticos, lo malo es cuando encuntran un eco social apreciable, como es el caso.

Anónimo dijo...

Arafat, o Anwar el-Sadat, que también lo fue, con un pasado negro oscuro hasta ese momento.

Lynx dijo...

Si es que Carod está detectando "una certa fatiga d’Espanya"...

http://www.e-noticies.com/actualitat/el-president-en-funcions-detecta-fatiga-despanya-27532.html

Anónimo dijo...

Mala llet. Eso es lo que le falta a los catalanistas. Pero aquí los fenicios dejaron una herencia cultural de "cambio cromos por lechugas".
Estuve en el entierro del Xirinacs. Cuando el agua arreciaba, les dije a espectadores cercanos que era el castigo del muerto por la falta de mala llet a los presentes al acto.
¡¡ Pero qué se puede esperar de un metafísico como el Xirinacs!!

Abate Marchena.

Anónimo dijo...

Tengo un horroroso dilema, detesto a los nacionalistas, pero aún más a la religión. No puedo votar al PP mientras no se deshaga de la lacra sectaria nacionalcatólica.

Solucionado: sigo votando socialdemócrata.

el chico subliminal dijo...

Disculpen, ¿el argumento del post exactamente cual es? Es que me he perdido.

Anónimo dijo...

Tengo una duda cuando alguien dice que detesta el nacionalismo.
Pienso que la mayoría de ellos lo que detestan es a las NACIONES pequeñas.
El anónimo que me precede votando al PP demuestra que es un nacionalista de la gran nación Española, ergo no detesta a los nacionalistas, si no a los pequeños nacionalistas.
Un comentario como este colgué ayer aquí y se ha perdido, o quizás una actuación mía incorrecta.

Abate Marchena.

el chico subliminal dijo...

Bueno, es que alguien tendría que decir que imponer la unidad de España (digo imponer porque no reconocen el derecho de autodeterminación) es una postura igual de nacionalista que defender la independencia de un territorio. Por lo menos los independentistas no engañan a nadie. El PP convoca manifestaciones en defensa de la nación española y al mismo tiempo se declara no nacionalista. Un español que realmente sea no nacionalista no debería poner ningun obstáculo (ni debería importarle lo más mínimo) si la mayoría de la población en Cataluña o Euskadi decide democráticamente separarse de España.

schelling dijo...

A ver si lo entiendo, chico subliminal: para no ser nacionalista español, ¿me debería importar un bledo lo que pase con el país?

Aver si nos vamos enterando de que en una democracia constitucional (como la existente en España y en los países de la UE) una mayoría local no puede decidir "democráticamente" lo que le parezca cuando le parezca. Tampoco es tan difícil.

schelling dijo...

Por supuesto, 'a ver'.

Anónimo dijo...

Conceptualmnete,al menos, el problema radicaría, quizás, en que esto NO ES una democracia, aunque existan algunas libertades civiles.No obstante, damos por premisa irrevisable que sí lo es,¿por qué?
Una unidad nacional española podria resultar más aceptable e interesante a mayor número de personas si se aviniera a un sustento político democrático,con representatividad y participación mucho más reales.En donde las ideologías nacionalistas, pequeñas y grandes, tuevieran su juego en rivalidad con otras, por supusto, pero no la hegemonía desproporcionada que alimenta esquizofrénicamente la partitocracia que nos gobierna.

Anónimo dijo...

Estos advenedizos a cualquier sistema político le llaman democracia. Para empezar España es una partitocracia. La Constitución no señala como premisa la separación de poderes. Aquí el Ejecutivo controla al Legislativo a través de los pactos entre la oligarquía partidaria. El judicial es nombrado por el legislativo y como consecuencia, el Tribunal Supremo así como el Constitucional dependen de un mismo poder: la realidad es que el poder está en los partidos políticos, los cuales llevaron a cabo el testamento político del general Franco, en la persona de su sucesor D. Juan Carlos de Borbón como jefe del estado.
Este Schelling como es germano no debe tener ni remota idea de la Historia española de finales del siglo XX.

Abate Marchena.

el chico subliminal dijo...

Alguien debería explicarle al llamado señor Schelling que decidir separarse del resto no es decidir "lo que le parezca". En un grupo de personas, cualquier tipo de grupo u organización, cada persona debe tener el derecho de separarse del dicho grupo u organización (que no es lo mismo que decir que tiene el derecho de decidir "lo que le parezca"), en otro caso estamos hablando de una organización de tipo mafioso o sectario. El Estado Español entra en esta categoría.

schelling dijo...

Menos mal, abate, que está ud. para instruirme en los arcanos de la política española de finales del siglo XX.

schelling dijo...

Chico subliminal, si entiendo bien son dos cosas las que alguien tendría que explicar al "tal schelling":

1. Que cada individuo es portador de un derecho a la secesión de cualquier grupo u organización al que pertenezca.

2. Que toda organización que no reconozca tal derecho es mafiosa, como es el caso del Estado español.

Pues bien, que alguien me lo explique, por favor.

De acuerdo con 1, ¿tenemos derecho los miembros de mi familia a separarnos del grupo de contribuyentes españoles? ¿Podríamos hacer de mi barrio un municipio independiente si algunos vecinos nos organizamos?

En cuanto a 2, el mundo se compone sólo de Estados mafiosos. Qué mal.

el chico subliminal dijo...

Desconozco que es lo que pretende el llamado señor Schelling con su reducción al absurdo, de todos modos ya que pregunta, voy contestar.

1. De acuerdo con la Convención de Montevideo sobre los derechos y obligaciones de los Estados, establece que "the state as a person of international law should possess the following qualifications: (a) a permanent population; (b) a defined territory; (c) government; and (d) capacity to enter into relations with the other states", que son los mismos criterios que aplica la UE. Los vecinos del señor Schelling cumplen estos requisitos? En caso afirmativo son susceptibles de crear un estado.

2. Es falso que el mundo se componga sólo de "estados mafiosos". España y Francia no son "el mundo". Y, aunque lo fueran, ¿qué clase de argumento es este?