Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

El albedrío del violador

viernes, 30 de marzo de 2007

Vamos, analicemos esto :

"YO SOY ASÍ PORQUE SOY ASÍ"
Un violador dice que es un "peligro público número 1 en la calle" y que su lugar está en la cárcel

No puede dominarse. Admite que su "patología delictiva es sexual". Es reincidente y la última vez que agredió a sexualmente a una menor “podría haber sido peor” y que “menos mal que Dios le dio lucidez” y se fue y no la mató. Dice que pide perdón por estas cosas, aunque sabe que “estas cosas no tienen perdón". Condenado a la pena de 46 años de cárcel por haber violado y asesinado a una niña, aseguró que, después de 16 años en prisión, "no quería salir de la cárcel".
Volvamos a la reseña del día 26. ¿Cómo se aplica al caso anterior? Tenemos a una persona que es juguete de su naturaleza. Pero es que además lo sabe. Según Stephen Cave “sólo castigamos a los que hicieron mal voluntariamente”, si no hay “libre albedrío, entonces nunca nadie tuvo elección para actuar como lo hizo”. ¿Y esa lucidez que, según el violador, Dios le dio? Parece que se puede ser víctima de fuerzas que incontroladas pero, a la vez, mantener la capacidad de discernir sobre el Bien y el Mal. Incluso de disfrutar de cierta capacidad de elección: “podría haber sido peor”, dijo.

Por otro lado, nuestra legislación dice que el objetivo del ordenamiento penal es la reinserción del reo antes que la prevención del delito, ¿tiene esto sentido a la luz de la ciencia y de lo que manifiestan insistentemente algunos delincuentes psicópatas? Hasta que no se pueda actuar médicamente, ¿cómo puede salir de la risión un asesino tan peligroso con una reducción de pena de 30 años?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Veo que el ordenamiento penal es politicamente correcto.

schelling dijo...

Esta clase de testimonios, como el del violador que ud. señala, suelen ser contradictorios (y por eso son interesantes):
No tuve elección, pero pudo ser peor, Uhmm.

Fíjese que solemos ver como un continuo: 1) el juicio y la deliberación; 2) la capacidad de elección; y 3) la responsabilidad por nuestros actos.

Podemos considerar la relación entre 2 y 3: sólo somos responsables si podemos elegir. Suena bastante sensato, pero no es cierto. Soy responsable de cosas que no he elegido. Si tropiezo y derribo a una persona a la que no he visto, obviamente no quería derribarla, ni siquiera fue una acción intencional. Y sin embargo, me siento responable por el daño o la molestia que le he causado.

La última pregunta, sin duda alguna, merecería alguna entrada. El asunto de los psicópatas y el juicio moral es muy interesante.

Anónimo dijo...

Gotigoti dijo,
mientras la ciencia encuentra una cura para las psicopatías que Leviatán reintroduzca la cadena perpetua o la pena de muerte.
John Derbyshire publicó un artículo titulado She Was Just Someone en el que expone un caso clavado a este. Se puede leer en su página personal:olimu.com bajo el epígrafe web journalism 10 de Agosto 2000.

Anónimo dijo...

Shelling, como bien expesa usted este asunto, el de los psicópatas y el juicio moral, es fascinante.
Y el amigo Goti-goti es una mina de hallazgos en la red. muy interesante la anotacion de John derby. Se lo agradezco.
M-P