Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

la burbuja TV3

martes, 18 de octubre de 2011

Estoy viendo el programa "Els matins" que antes presentaba Josep Cuní. Con Cuní o sin él, sigue imponiéndose una única visión: la del nacionalismo. El tema de hoy era la resolución de esa absurda conferencia de Donosti. A nadie le ha parecido lamentable. Una resolución que empieza hablando sobre "la última confrontación armada de Europa" como si esto fuera Kosovo ha de ser echada a la basura sin contemplaciones.

3 comentarios:

Eduardo dijo...

Totalmente de acuerdo, lo que está pasando es muy escandaloso y preocupante.

Manuel dijo...

Lo de ver esos programas, en general la televisión, ¿es por sufrir o por tu interés como antropóloga?
Un abrazo Teresa.

Manuel dijo...

Por cierto, el enlace no funciona.