Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

brigadistas y animadoras

viernes, 31 de julio de 2009

Ana, déjalo . Hay cosas que sabes y cosas que no. Ya sé que es una idea insoportable pero podría ser (sólo podría ser) que hubiera algún tema que yo conociera un poquito más que tú. Es duro pero así es la vida.

Una de las experiencias más brutalmente pedagógicas de la época en que me tocó compartir mesa y mantel con reputados intelectuales fue el observar las múltiples formas en que se manifiesta la territorialidad más animal de lo que podría llamarse la intelligentsia patria. Por un tiempo pensé que eso era propio del intelectual de izquierdas porque fueron estos quienes más y más prontamente lo demostraron. Y más descarnadamente. No olvidaré nunca el airado correo que el más comunista de todos le remitió al osado editor que tuvo la desvergüenza de añadir, en un librito dedicado al análisis de la gestación de Ciutadans, una pequeña entrevista que un colaborador me hizo como presidenta de la asociación Ciutadans de Catalunya. En él le decía el muy de izquierdas que había “gente de platea y gente de anfiteatro”. No usó términos de condesa resentida como “aún hay clases y clases”, pero se parecía una barbaridad. Y si me ha venido a la memoria es porque estoy escribiendo un libro sobre aquellos momentos. Se va a llamar: “Estuve en Ciutadans. Memorias de la madre política”. Y, hablando de libros. Por fin han publicado en España la obra más representativa de uno de los ensayistas americanos más influyentes del SXX: El verdadero creyente de Eric Hoffer . Lo descubrí por casualidad hace ya 20 años en una librería de viejo americana. Podría ser un buen modelo pero nunca si eres español. Mr. Hoffer era un absoluto outsider y un autodidacta. Estibador portuario, concretamente. Aquí no hubiera tenido la menor esperanza.

Volviendo a ti. Yo, ni me había enterado de tu artículo. Me avisó una amiga que piensa que tengo una forma entretenida de escribir y me pidió que te respondiera con humor. Y eso hubiera querido. Pero, mira, no tengo ganas. No sólo es la migraña, sino que me parece que ya os estáis pasando . No es para menos. Después de hablar de “brigadistas” del Rey Darwin y otras memeces, después de tildar de ignorantes, triviales e indocumentados a quienes hablan de lo que no conoces, envalentonada por la indefensión que nos acarrea el no lucir la denominación de origen “nosaltres els Intel•lectuals de Veritat”, te ves con ánimos de insultar a las personas que hacen una web como Tercera Cultura y atribuirme a mí, testosterona girl como eres tú al fin y al cabo, el papel que todo macho desea para la mujer que se sale del tiesto que li pertoca: el de florero. ¿ Animadora , reina? No encajo en esa minifalda de tus fantasías.

Lo que te digo, déjalo. Hace unos días hablaste de los “adoradores de Darwin” como gente que piensa “que la especie siempre va a más”. Dijiste en un privado que era sólo un decir, una broma. Si broma. Els collons. Estáis llenos de prejuicios y no os enteráis. Por eso te valen “un par de horas” por Internet para pillarle el truco a eso de Darwin. Así eres capaz de escribir este párrafo histórico “si de verdad creen que en el futuro la tecnología que pudiera derivarse de la aplicación de los descubrimientos de la genética a la prevención de enfermedades y el evitamiento de patologías será a su vez capaz de prolongar la vida indefinidamente, ¿qué necesidad tienen de seguir defendiendo a machamartillo la selección natural darwiniana? Si los individuos de la especie no tienen que seguir luchando para adaptarse al medio y garantizar su supervivencia, ¿qué sentido tiene seguir moviéndose en el marco conceptual darwiniano?” Y esto: “Como poco, esto sólo debería bastarles para dudar de la eficiencia de la selección natural de los individuos más aptos de la especie.”

Sin palabras. Y ya dejo de hablar de Darwin, que parece mi tío o alguien que me da de comer. Si su figura cada vez es más grande no le va afectar que a unos señores de Libertad Digital se les haga la misma talmente un lío con él. Sólo tienes razón en una cosa: somos unos pardillos. Brigadistas nos sé; pardillos absolutamente. Trabajamos un huevo sin más horizonte que el chorreo de collejas que nos caen de la derecha y de la izquierda. ¡Menudos Intocables! Debe andar media “intelligetsia” partiéndose el culo.

Pero, mira, a pesar de lo poquito que somos y contar con 4 chavos (ahora ya son dos) hemos sido los primeros en traer a España a Robert Redecker. Hemos organizado unas jornadas difícilmente superables donde fueron ponentes personajes de primera fila, algunos de ellos nada o escasamente conocidos en España. Y aún nos hablas de la cobardía de algunos con el Islam ¡A nosotros! Sin contar con las conferencias sobre Darwin en el Citilab y las que vamos a organizar en Murcia este otoño. Eso, entre tantas cosas.

En fin, nos consuela el hecho de saber que nunca empezamos esto para que nos lo agradecieran.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Algunos si os apoyamos, aunque de momento sea sólo moralmente.

Un abrazo Teresa.

Manuel.

Anónimo dijo...

Vaya, nos quedamos intrigados.
¿Quién será el intelectual de platea? Porque la anécdota le encaja a tanto sobraíllo tragacanapés, que se hace difícil adivinar...
Cotilleo: si lo cuentas, te cuento de aquel otro gran intelectual español (¿oxímoron?) que copiaba las ocurrencias de comentaristas de su propio blog como si fueran insólitas ideas propias :-)
Y, ya que va de adivinar, ¿quién es esa tal Ana?
Abrazos
Antonio Arturo

Eva dijo...

Ladran, luego cabalgamos
(una animadora de segunda)

Mujer-Pez dijo...

Antonio, si miras debajo del "déjalo" del inicio, verás que es un artículo de Ana Nuño.

Sobre quén es el intelectual de platea...mejor no lo digo. Pero "lo cuento todo" que dicen los del famoseo en el libro sobre ciutadans que estoy escribiendo.

En todo caso t elo digo en un privado. Tú puedes contar tu chisme ¿eh? :-)

Circe dijo...

¡Uf, qué calor! ¡Cómo está el patio y menudo follón con los intocables y la gaita!
Desde platea no sé, pero desde el gallinero a la sra. Nuño no se le entiende un pijo.

Anónimo dijo...

hola.

a mí me parece genial la iniciativa de Tercera Cultura desde el principio. creo que fui uno de los primeros blogs en enlazaros.

he leido la columna de esa señora a la que responde usted. y creo que no hay por donde cogerla... es como uno de esos vídeos de youtube antidarwinistas, que pongo a veces para cabrearme y echar unas risas a la vez.

creo qeu se molesta en responder a tanta sinsustancia simplemente porque es amiga suya, y le fastidia entonces que le esas puñaladas tan necias.