Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

vidas engemeladas

jueves, 15 de enero de 2009

Ya no hay nada interesante más allá de la ciencia. Claro, siempre están los clásicos y algunas novelas importantes. Pero la ciencia desborda el vuelo de cualquier universo privado. Y el problema es el de siempre: seguimos teniendo fecha de caducidad. La vida pasa y no hay tiempo para leerlo todo, ¡y hay tanto que elegir! Qué suerte estar vivo ahora, con libros, con Internet y con grandes talentos en la punta de los dedos. La investigación científica sobre la naturaleza humana sobrecoge por todo ese conocimiento que brota, fluye con sólo saber mirar con ojos nuevos. Es como un jardín riquísimo, lleno de maravillas…y de turbaciones. De vida, en fin. Así se siente uno ante la entrevista “Vidas entrelazadas” que hemos colgado en la web Tercera Cultura . Los expertos en gemelos Thomas J. Bouchard y Nancy L. Segal inteligentemente interpelados por Frank Miele plantean cuestiones con probidad y sencillez, como si no se dieran cuenta o quisieran que no se notase mucho que, a la vez que nos abren un mundo nuevo, corroen con sus conjeturas e hipótesis las bases más interiorizadas del que dábamos por sentado. Tenemos una entrevista que se atreve con cuestiones como las siguientes: “Tendemos a etiquetar los puntos de vista económicos como “liberal” o “conservador”. ¿Qué es más importante, la genética heredada o las finanzas heredadas?” o “¿Hasta dónde podemos extender de manera realista cualquier discusión acerca de los intereses comunes basados en factores genéticos? ¿Realmente podemos hacer comparaciones entre grupos raciales para determinar los roles relativos del factor hereditario y del entorno en producir diferencias entre razas en el comportamiento, la salud, el nivel de ingresos o cualquier otro punto?". También esas reflexiones tan políticamente incorrectas: “Nos gusta pensar en la igualdad como un valor legal y ético, pero no es un hecho biológico. (Aunque) …esos valores impiden que nos matemos unos a otros” o “Queda bien decir que deberíamos respetar la diversidad y ser tolerantes. Pero, ¿existe algún límite? ¿Cómo podríamos saber si promover la diversidad en exceso no destruirá nuestra sociedad o nuestra cultura?" También los padres hemos de saber que se cuestiona nuestro papel rector en el futuro y la personalidad de nuestros hijos. Una de las preguntas es “Nos gusta pensar que tener libros y ordenadores en casa y enviar a nuestros hijos a los mejores colegios puede realmente mejorar sus habilidades. ¿Qué muestran sus estudios con respecto al efecto del entorno compartido?"

Si quieren conocer qué creen haber descubierto estos investigadores, no se pierdan la entrevista.

2 comentarios:

Tineo dijo...

Pues a mi me gusta mas la entrevista a Juan Ignacio Cirac, todavía estoy impresionado con el comportamiento de los spins.
En fin en ambos casos Kurt Friedrich Gödel estaría encantado de que su teoría vaya cumpliéndose.
Saludos.

Circe dijo...

Pues yo cada día estoy más convencida de que lo más importante es la educación en valores. Esta es la verdadera herencia, más allá de la genética y las finanzas.