Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

rectificación

miércoles, 21 de enero de 2009

Pues no. Mi amigo dice que no está bien. Quienes dicen que sí lo están son los de Center for Inquiry, políticamente en el sector "liberal" en el sentido americano:

PRESS RELEASE
FOR IMMEDIATE RELEASE

January 20, 2009


Center for Inquiry Leaders Applaud Obama's Progressive and Inclusive Vision for America

President Barack Obama in his history-making Inaugural Address today sounded the clarion call for a more inclusive and progressive America. The President’s speech outlined a largely humanistic agenda, promising to “restore science to its rightful place,” as we collectively face the massive challenges facing us as a country in the twenty-first century. Significantly, in affirming the pluralistic character of American society, President Obama expressly included “non-believers” among Christians, Muslims, Jews and Hindus, as part of the body politic.

“It truly is a historic and remarkable achievement of significance that the President of the United States referred to non-believers in recognition of the growing number of Americans—now numbering tens of millions—who hold no religious affiliation. As far as we are aware, this is the first time this has happened,” said Paul Kurtz, chairman and founder of the Center for Inquiry. “It is also noteworthy that he called for the restoration of science to its rightful place and the application of technology to the improvement of human life. We applaud his courageous optimism in outlining an audacious program for the future,” said Kurtz.

Ronald A. Lindsay, president and CEO of the Center for Inquiry, emphasized the importance of President Obama’s acknowledgment. “For much of American history, agnostics and atheists were denied important civil rights, and in some states, until the early 1960’s, were explicitly forbidden from holding public office. Even after these legal constraints had been removed, nonbelievers were stigmatized or ignored by most politicians. We are encouraged that President Obama has unambiguously indicated he will be the president of all Americans.”

El movimiento ateo no ha tenido ni siquiera su Rosa Parks ,por poner un toque de resistencia entrañable. Como tener no ha tenido ni movimiento. Desde estos años 60cuando se reconoció el derecho de los ateos a presentarse a cargos públicos poco se ha avanzado. Pero han caído unas migas y los ateos americanos lo celebran.

3 comentarios:

Eva dijo...

Creo que en un discurso de toma de posesión del presidente del país más influyente del mundo las palabras y los mensajes deben de estar muy, pero que muy medidos. Si Obama ha incluido el término "no creyentes" en referencia a un colectivo norteamericano es porque sabe que es una comunidad de potenciales votantes que va en aumento o, como mínimo que no puede dejar de citar en su discurso. Es francamente alentador y respetuoso que una figura con esa simbología lo haga. Probablemente él sabe que no es vano.

Juan Poz dijo...

¡Migas! Por favor, ¡qué falta de ecuanimidad! Estoy con quienes lo ven como algo revolucionario. Viví un año en Boston y puedo dar fe -que así queda más paradójico- de lo que supone autodeclararse "nonbeliever" en aquel país, ¡y en un ambiente universitario! Usamérica es,a nivel religioso, una fortaleza integrista a la que sólo su Constitución pone sólidas barreras, siempre y cuando no consigan monaguillos, como Bush, amenazar el espíritu Jeffersoniano que la anima. Declararse nonbeliever en Usamérica es acreditarse como posible delincuente sin escrúpulos, absolutely untrustful...

Brian dijo...

Cuando Obama dice que "aguantemos las tormentas que nos caigan encima [y que] cuando fuimos puestos a prueba nos negamos a que este viaje terminase", tu amigo dice que se equivoca y le exige que diga que "nuestros hijos vivirán mejor que nosotros, porque lo harán".

Creo que tu amigo se equivoca: los non-believers, precisamente porque no lo somos, no sabemos si nuestros hijos vivirán mejor; sólo podemos desearlo y trabajar para hacerlo posible. El escepticismo se demuestra andando.