Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

Vicky Cristina y Joel Joan

lunes, 22 de septiembre de 2008

Estaba rememorando este ridículo publireportaje sobre Barcelona (con su extensión a Oviedo) que es la última película de Woody Allen cuando he sabido de la muerte del militar Luis Conde de la Cruz a manos de ETA. Para quienes no la han visto aún, se trata de la aventura de una americana que viene a Barcelona porque está haciendo una tesis (la tesis de Nancy)sobre, agárrense, "la identidad catalana". En ella transcurren los tópicos favoritos del radicalismo chic: artistas atormentados pero con descapotable y un excelente ánimo para practicar sexo, arrebatos pictóricos en camiseta de tirantes y melena suelta, fiestas en sitios guay y una inverosimil Scarlett Johanson aficionada a Scribain... Y me ha incomodado particularmente porque la guinda de la película (para una catalana no nacionalista como yo) llega por dos veces en sendas apariciones del inefable Joel Joan en el papel de intelectual, poeta o artista catalán con quienes los protagonistas comparten alegres copas. Más de mil muertos en este país y a quien distinguimos con el honor de hacer un cameo en nuestra propaganda más internacional es a un subvencionado independentista que se carga cuando abre la boca toda idea de cosmopolitismo.

8 comentarios:

Juan Poz dijo...

Lo del patriota Joel Joan parece coherente con la afirmación del "dueño" de la película, el tal Roures, de que aquí, "per ous", quien la quisiera ver la había de ver doblada al catalán, o en versión original. Estaremos atentos al éxito de la versión doblada, aunque ignoro si habrán respetado las escenas en castellano del original entre Pe y Ja...
¡Caray, qué invitación a verla nos has hecho! Por vagas referencias ya había conseguido incluso tener una opinión sólida, a partir de ahora hasta puedo descalificarla con "conocimiento de causa" ,que se solía decir, y hasta dando detalles... ¡Gracias por el favor!

Brian dijo...

Creo que una "catalana no nacionalista como tu" debería hacer un pequeño esfuerzo de distanciamiento (admito que no es fácil) cuando va a ver un "ridículo publireportaje sobre Barcelona". Parece que a los del The New Yorker, a los que ,si más no, hay que suponerles esa distancia, la película no les pareció tan ridícula.

Quizá hubiera sido mejor dejar enfriar un poco el ánimo y hacer dos entradas; una para el "publireportaje" y otra para el atentado: la mezcla te ha salido fatal.

Renton dijo...

Estaba buscando críticas sobre la peli de marras cuando he encontrado este blog.

Siento tener que dar la razón al comentarista anterior... eta, la peli esta y de rasqui una crítica patriota no pega ni con cola...

Mal tú.

:[

desgraciat dijo...

Es interesante que cuando un productor decide doblar una película al castellano es "el mercado" y cuando decide doblarla al catalán es una "conspiración nacionalista". En cuanto a la supuesta falta de "cosmopolitismo" (sea lo que sea) de Joel Joan, supongo que eso ya le invalida para salir en cualquier película. El "cosmopolitismo" es una cualidad muy valorada tanto en actores, como en profesionales del mundo del espectáculo, como de fuera del espectáculo, como todos sabemos. Otra cosa es saber que significa, claro.

Miguel dijo...

Totalmente de acuerdo con la crítica. La película es mala y no es más que otro intento fallido de dar a conocer la "catalan identity" a nivel internacional para lo cual le han pagado mucho dinero a Woody Allen. Supongo que todo buen nacionalista catalán se revolvió en su butaca cuando la protagonista dice que el master en "catalan identity" solo le servirá para dar clases o trabajar en algún museo. Esa fue la venganza del director por el "coñazo" que le debieron de estar dando durante semanas. En cuanto a lo de Joel Joan .... bueno, de alguna manera le tienen que pagar al chico tanto esfuerzo, suerte que en la película no habla nada porque es malísimo.

Aldeans dijo...

Mujer pez, tienes toda la razón , la película es basicamente una mierda, afinando podriamos decir que es un zurullo de los grandes.
Lo de Joel Joan quizá también sea cierto, yo no lo conozco personalmente, supongo que tú si para hacer tal afirmación. En cualquier caso lo que sí que veo de medio pelo y corta volada es toda esa tropa de nacionalistas de Ciutadans.

Miguel dijo...

Mujer pez debería empezar a preocuparse porque parece que sus lectores mas fieles están en el campo contrario.
Soy de Ciudadanos y me siento como el Numancia cuando juega contra el Barça. Me siento orgulloso de estar contra la gente que quiere imponerme su ideología y su maravillosa nación hasta ahora inexistente (¿Utopía se llamaba eso?) y que obliga a mis hijos a recibir un adoctrinamiento diario en la escuela, como yo lo recibí de los maestros falangistas allá por el final de los años sesenta. Mismos perros con distintos collares.¡Ah, y lo de medio pelo y corta volada es una sosería, échale mas gracia hombre!.

oriol dijo...

La película es regular, calificarla directamente de mala me parece exagerado. A mí Joel Joan me cae mal por chulo pero no por nacionalista, pero su serie "Porca miseria" era bastante buena, de lo mejor de España. Un saludo.