Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

la homeopatia en el Parlamento

jueves, 25 de febrero de 2010

"La homeopatía carece de consistencia médica y su único efecto en los pacientes es el de placebo, según ha dictaminado una comisión del Parlamento británico , que conmina al Gobierno a suspender su financiación. El Comité de Ciencia y Tecnológica (consultivo) considera que su efectividad no se sustenta en evidencias, y tilda de gasto innecesario los cuatro millones de libras anuales (4,5 millones de euros) que la sanidad pública dedica a esta corriente de la medicina alternativa."

A ver qué dice ahora el exquisito y alternativo Príncipe de Gales. Escribí esto para Factual, en aquellos tiempos del "Consultorio de Mujer-Pez" donde el preocupado lector me escribía sus cuitas y yo se las respondía buenamente y con humor:


Estimada mujer pez
En su consultorio anterior me pareció que ironizaba no sólo con el uso del cactus para desviar la radiación negativa del ordenador, sino también con algo que en muchos países está perfectamente aceptado y proveído por la seguridad Social. Hablo de la homeopatía. De hecho, en este mismo periódico, apareció hace nada la noticia de que el príncipe Carlos de Inglaterra no sólo es un gran defensor de estas medicinas alternativas, sino que pretende que el Gobierno británico proteja a quienes las practiquen “en previsión de una nueva directiva comunitaria”.

¿No le parece que alguien que debe tener acceso a la mejor sanidad y a la mejor información tiene credibilidad para un modesto lector como yo?

Sin afán de molestarla reciba un atento saludo
Juan, un caballero homeopático



Querido Juan

¡Ah, el argumento de autoridad! No se fíe nunca. Quien es conpetente en un campo, no necesariamente lo es en otro. Y ahora mismo tampoco sé en qué pueda ser bueno el príncipe Carlos. Seguramente en sastres y cosas así. Antes, la aristocracia, paseaba su poderío ante el pueblo luciendo costosas joyas o carruajes suntuosos. Hoy en día, a la que te descuidas, viene un Mario Conde cualquiera con un yate más grande que el tuyo.

¿Qué otra cosa, aparte de lo material, le puede quedar a un noble que quiera ser reconocido? Pues lo espiritual, que goza de gran predicamento y respeto. Mire a nuestra Reina. Ella puede permitirse abominar de los abrigos de pieles porque todo el mundo sabe que está arriba de todo. Pero adora las filosofías orientales y dicen que es una gran creyente en lo paranormal.

En mi anterior consultorio, propuse una serie de puntos tipo “prueba del algodón” para saber si una afirmación extraordinaria podía tener sentido. El primero decía que sería sospechosa una terapia que contradijera “leyes, principios o conocimientos empíricos bien establecidos tanto en campos de la física, la química o al biología”. La homeopatía tiene como uno de sus más fuertes pilares la idea de que cuánto más disuelto esté un elemento, más efectivo será. Vamos, como si le dijeran que cuánto menos sal le pone al caldo más salado le va a salir. Esto viola algunas de las leyes que a usted le permiten vivir confortablemente en este planeta.

Y sobre que algunas instituciones y gobiernos europeos le dan reconocimiento…que le voy a decir. Nuestro president Montilla tiene la capacidad oracular de comunicarse con entidades supra naturales y decir cosas como esta: “no escuchar lo que dice Cataluña, es grave; no entenderla todavía es peor”.

Usted me comprenderá
Reciba un cordial saludo
Mujer-pez

6 comentarios:

Yamato dijo...

Bueno, la Fundación del Príncipe Carlos ha puesto el grito en el cielo, claro. Pero lo gracioso es que algunos de los argumentos del informe del Parlamento son citas literales de las alegaciones de la propia Fundación...

Mujer-Pez dijo...

Hombre, Yamato, cuánto tiempo. Me alegro de verte. ¿Mucha agua por tu tierra?

Juan Poz dijo...

Es que Montilla, todo él, tiene algo de paranormal, ¿o no? Por otro lado, parece también una minidosis homeopática de incompetencia solemne y cripticismo prosopopeyesco. En fin...
No dedeñaría, Teresa, el efecto placebo. Nunca están del todo claras las fronteras entre el cuerpo y la mente. Para el holismo, además, forman una unidad, un campo integrado, si se me admite la expresión acientífica.
Quizá el amor sea, en el fondo, el placebo de los placebos...

Serafin dijo...

El nacionalismo catalan, como "ideologia sobrenatural y alternativa", se siente muy comodo en medio de la niebla homeopatica.

Homeopatia y nacionalismo necesitan un autentico banyo racionalista.

Anónimo dijo...

¿Qué pasa con lavozdebarcelona? ¿La han censurado o algo así? Me sale un mensaje del servidor como prohibida.
Saludos, (y perdón por la pregunta, que no viene a colación de las anteriores.)

Circe dijo...

¿Esto ha dicho Montilla? Santo cielo, un nuevo hito en declaraciones de cumbre y chiruca, no puedo ausentarme ni un día. Espero que las haya evacuado desde una montaña, como procede según la tradición y que haya resonado esplendorosamente el eco de los coros y danzas de las ovejas.