Siempre que afloran los prejuicios éticos o nacionales,
en tiempos de escasez, cuando se desafía la autoestima o vigor nacional,
cuando sufrimos por nuestro insignificante papel y significado cósmico
o cuando hierve el fanatismo a nuestro alrededor, los hábitos de pensamiento
familiares de épocas antiguas toman el control. La llama de la vela parpadea.
Tiembla su pequeña luz. Aumenta la oscuridad.
Los demonios empiezan a agitarse (Carl Sagan).

Braguetas con bula

viernes, 2 de octubre de 2009

"Deploro, denuncio y me aterra este modo de hacer justicia a la americana" , parece que ha dicho nuestro-cineasta-más-internacional.Aparentemente, que los delitos contra menores no prescriban en EEUU le parece a Almodóvar una americanada más. Algo que va en el saco de Irak, Bush y las multinacionales sin entrañas que les caracterizan.Otros directores y artistas del progrerío se han unido al derecho de un director a huir de la justicia, ser bendecido a pesar de ello e indignarse al final porque le cacen. Aquí y en toda Europa. Parece que la pretensión de la justicia americana se entiende como una imposición hegemónica. Hasta el punto de que el inefable cineasta-más-internacional se lanza a la diplomacia idem lanzándole órdagos al presidente Obama y a su propuesta de multilateralismo:"La señora Clinton tiene en el caso Polanski una ocasión perfecta para ponerlo en práctica". Repite Zapatero en La Moncloa y ya tenemos sustituto para Moratinos.
Me alegro de haber contado aquí con la voz de Daniel Cohn-Bendit que, si bien fué muy abierto de mente en una época (se arrepiente de haber cantado loas al sexo con niños en su época más adánica), piensa ahora que "la justicia es la misma para todo el mundo".

Guy Sorman señala de qué pie calzan los Almodovar: su incomprensión ante "l’égalitarisme démocratique américain – dont Tocqueville pressentait le caractère oppressant" frente al "relativisme français où la loi et les mœurs se plient aux circonstances." Podríamos decir que, en esto, ya somos todos europeos.

10 comentarios:

samuel dijo...

Desconozco este caso y no puedo opinar, pero esta claro que si los americanos dejan en paz a Polanski, "es que en Usa el que tiene plata se libra de todo", y si no lo dejan en paz, "es que vaya lo que me aterran estos americanos fascistas". Yo se muy bien lo es eso, "tu eres malo de entrada", luego, ya se adaptaran las cosas a esa premisa.

Demócrito dijo...

Las payasadas del manchego universal me obligan hasta a escribir entradas en el blog. Debería estar estudiando.

http://comoquerais.blogspot.com/2009/10/violadores-de-culto.html

Circe dijo...

¿Y por qué se alegra de contar con la voz de un incoherente y frívolo como Cohn-Bendit? Polanski no es un ángel pero ha pasado mucho tiempo, es un gran cineasta y ha sufrido mucho. Estamos en zona gris.

Circe dijo...

Cohn-Bendit es un mero exhibicionista hipócrita, que aprovecha cualquier cosa por afán de notoriedad. Polanski al menos hace buenas películas y es un hombre hecho a sí mismo, que ha pasado por circunstancias extremas. No seré yo quién le tiré la primera piedra por un tremendo error pero de un pasado ya muy lejano.

Iñigo dijo...

...and justice for all

Circe dijo...

http://www.vachss.com/mission/roman_polanski.html

Sigo pensando que estamos en zona "zona gris", como el reciente caso de la profesora de música lesbiana ocurrido en Inglaterra, en el que, si mal no recuerdo los padres de la afectada, podrían haber manifestado que permitirán la reanudación del contacto con la hija una vez la infractora salga de la cárcel. Aunque cualquiera sabe si lo que publica la prensa es fiable o no y además cito de memoria, por lo que igual me equivoco...

Por lo que leo por ahí (ver link), el caso Polanski constituye técnicamente delito, sí, pero ojo a la frase "probation report... she consented", a pesar de lo cual el juez dictamina que hay delito - como no puede ser de otro modo si así lo prescribe la ley por infracción objetiva del límite de edad. Pero creo que la frase en cuestión sería clave para concluir que no parece que estemos entonces ante una violación con fuerza sino ante la asimilación a violación que se produce en todo caso por relaciones sexuales con menores o incapaces.

No justifico con ello la acción pero creo que ciertos matices son muy importantes antes de desencadenar cazas de brujas después de tropecientos años...

Y creo que alguien que ha vivido su infancia en el gueto de Varsovia no puede reaccionar de otro modo que escapando -opinión puramente subjetiva-, aunque sobre esto último, lo interesante para mí sería conocer la opinión de expertos en psicología o psiquiatría.

También me pregunto... ¿qué hacia la menor en la "fiesta"? ¿dónde estaban sus padres? ¿la arrastraron al sarao en contra de su voluntad? ¿Han estudiado ustedes el asunto en todos sus detalles antes de opinar tan tajantemente sobre un caso antiguo, tan delicado y con evidentes claroscuros?

¿Se han planteado ustedes si el análisis de algunos "inteleztos" de por ahí es coherente con algunas de sus opiniones previamente vertidas sobre el caso Kampusch?

PD.: no es que me importe el tema. En realidad me importa un bledo pero hoy tengo insomnio y pasaba por aquí, aunque lo cierto es que siempre me han fascinado algunas contradicciones y por eso envío este post...

Apostata dijo...

Charles Zentai, 88 años, criminal de guerra nazi. Hungría solicita su extradición para ser juzgado por sus "errores de juventud". ¿"Zona gris" para todo tipo de delincuentes o sólo para pederastas con pedigree artístico?

José María dijo...

"También me pregunto... ¿qué hacia la menor en la "fiesta"? ¿dónde estaban sus padres?"


Vaya,vaya asi que "la culpa es de los padres que las visten como putas"
me suena de algo

Circe dijo...

Como comprenderá, Me refería únicamente a las circunstancias fácticas del caso. Usted extrae de ello una consecuencia interesada e ilógica, que yo en modo alguno pretendo.

El Abuelo dijo...

Teresa y compañía, aquí abajo os pongo el enlace que le dediqué a este tema en mi bitácora el 29 de septiembre.

http://lacomunidad.elpais.com/ucm/2009/9/29/el-infame-corporativismo-del-mundo-del-cine